kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
04 May 2012

¿Por qué el conflicto marxismo - anarquismo?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
A pesar de la mala prensa generalizada sobre el socialismo marxista y el anarquismo, es fácil constatar la superioridad en valores, comparados con los miserables y agónicos del sistema capitalista en que vivimos aquí y en casi todo el mundo.

A pesar de la mala prensa generalizada sobre el socialismo marxista y el anarquismo, es fácil constatar la superioridad en valores, comparados con los miserables y agónicos del sistema capitalista en que vivimos aquí y en casi todo el mundo. Esto me recuerda la canción, ¡"Si no fuera por el casi, caramba, casi me caso contigo..."!, y pudiera llamarse: Cuba, Corea del Norte y el socialismo más antigüo -próximo al siglo- de Bielorrusia, que constituyen la puerta abierta a la esperanza alternativa de "matrimonio" universal, fraternalmente solidario de futuro.

Por otro lado, respecto al conflicto arriba indicado, me retrotrae a la crítica de Proudhon a la filosofía de Marx, considerándola "la filosofía de la miseria". Replicándole éste a la suya, con "la misería de la filosofía". ¿Cómo interpretar ambas temáticas de profundo calado? Proudhon argüía -con cierta ingenuidad- el rechazo a los análisis científicos de la dialéctica materialista histórica, y Marx respondía que era -resumiendo- un idealista del socialismo utópico.

Considerando ambas filosofías políticas, intentaré reflexionar señalando algunas diferencias cualitativas, causísticas y organizativas de las dos corrientes ideológicas, en busca de una sociedad de justicia igualitaria, liberadora y emancipatoria. Proudhon era un personaje autodidacta, crítico con el capitalismo. Tomó parte en la creación de la filosofía anarquista y promovió el antimarxismo.

El anarquismo se fundamenta en valores imperecederos, entre otros, está el desarrollo humano en libertad y la autogestión asamblearia, inspirado en cierta medida, en planteamientos idealistas proudhonianos del socialismo utópico, pudiendo inducir a errores de dogmatismo -verdades absolutas- y sectarismo, que predispone al fracccionamiento organizativo: CNT, CGT, Solidaridad Obrera... Estas actitudes dificultan el mítico eslogan: "El pueblo unido, jamás será vencido".

Para facilitarle es imprescindible la apertura transversal, basada en el materialismo histórico (aprender de la práctica) y el materialismo dialéctico (combatir los absolutismos). Su práxis es compatible con la asamblearia y autogestionaria anarquista. Lo acreditan las experiencias socialistas en la U.R.S.S. y China de cooperativismo autogestionario, en Yugoslavia la autogestión del Mariscal Tito y la política cubana de participación ciudadana sin restricciones.

Dado el estado agónico-terminal del capitalismo, no queda otra opción de futuro que el socialismo, de cuyos valores en Cuba -axfisiada por
el bloqueo-, Corea del Norte y Bielorrusia plantan cara al imperialismo. De Cuba informaré próximamente. Estos estados son el refrente para la expansión del socialismo, cuyo código deontológico-político, consiste en el respeto a todas las personas y a sus culturas para fomentar el desarrollo humano y social, estableciendo relaciones de cooperación fraternales y soberanas, en plano de igualdad internacional, exentas de perniciosas ingerencias contaminantes...

La filosofía marxista en la que se basan, se fundamenta en un exhaustivo análisis del capitalismo, que no resiste -sin rubor- la mínima comparación de valores con el socialismo. Es cierto que éste comete -inevitablemente- errores, pero el capitalismo, por su cruel política de explotación humana, especulativa y belicista criminal,  inevitablemente está en el error, como podemos observar.

Respecto al histórico conflicto marxismo-anarquismo, la principal causa política del enfrentamiento la sitúo en la vía al socialismo comunista -con patrimonio común público-, presentada por Lenin en su tratado 'El Estado y la Revolución', consistente en ejercer la política mediante las instituciones. Eso sí, con riesgo de cometer errores autoritarios y burocráticos. Para evitarlos, considero importante el entendimiento con la filosofía libertaria -substrato del anarquismo-, para eliminar el enquistamiento por ambas partes con diálogo constructivo. Las intransigencias, han impedido la posibilidad de sintonizar las dos filosofías -alternativas al capitalismo-, más importantes del siglo XIX, cuyo desarrollo, culminó en el XX, adquiriendo plena necesaria urgencia en este siglo.

La política transformadora liberadora socialista, pasa por planteamientos unitarios sinceros, partiendo de actitudes honestas, críticas y autocríticas, valorando el rigor científico que proporcione el conocimiento de las cosas, para estimular el compromiso sincero -sin prejuicios-, creyendo en lo que se hace, "porque la fe mueve montañas", no sólo la divina, también la humana, incompatibles con egos... En este aspecto, ¿por qué la filosfía revolucionaria cientítica marxista coincide en lo esencial con la filosofía profética del Nuevo Testamento? Quienes hemos tenido la oprtunidad de vivirlas profundamente, sentimos dolor por la cruel y cínica denostación del marxismo por el capital, también por la manipulación del cristianismo primitivo por el poder de la Iglesia Católica, "catequizada" por el capitalismo. Ante lo mal que está la sociedad, la juventud no debe permitir que no pueda independizarse, ni realizarse personal y socialmente. ¿Cómo hacerlo si el 50% está en paro y el otro 50% precarizado? ¡La sumisión no es la solución! El sistema nos engaña, por lo que hay que rebelarse, exigiendo principios elementales de justicia igualitaria. ¿Cómo aceptar la legalidad si falta legitimidad?

Los citados estados socialistas no tienen estos problemas, ni otros muchos graves. Para alcanzar a esos pequeños paraísos sociales -no
fiscales-, hay que exigir la Renta Social Básica universal, como plataforma digna hacia el socialismo liberador.

Paco Torre Soberón

Santander (Cantabria)

Comments  

+1 #3 Roberto Cobas Avivar 2012-05-05 12:12
Creo que el artículo de Torre Soberón es un texto con demasiada incoherencia política como para dejarlo sin un breve comentario, dada la confusión ideológica que plantea.

Una cosa es filosofía y otra es política, conceptos que en nada habrán de confundirse con la “simbiosis” aprehendida por la filosofia de la política.

El anarquismo como ideología se entronca en Marx, NO al revés. Pero el anarquismo cojea como filosofía, de ahí la demoledora e importante , por construtiva a pesar de demoledora, critica de Marx en "Miseria de la Filosofía".

La crítica de Marx a Proudhon lleva el mismo signo que la que Marx le hace a Lassalle en el plano de la política, a L.Fouerbach en el plano de la filosofía, y a A.Smith en el plano de la economía: no se puede confundir la cosa con la forma.

El comentario de Alejandro Bonet expresa claramente la incomprensión de la cosa por el anarquismo. Una cosa es hablar de "asambleas" y del poder aceptable que emane de la "asamblea".... y otra cosa es entender que la condición primera de la libertad ES LA EMANCIPACION DEL TRABAJO. Con claridad: la emancipación del trabajo de toda relación que lo subordine a la lógica de reproducción del capital bajo todo modo de producción y reproducción que se base en la compra y venta de la fuerza de trabajo ajena para su explotación privada, colectiva o estatal mediante la relacion salarial.

Entonces, antes de la "asamblea" como ente de poder aceptable de la comunidad está la libertad del individuo, la libertad objetiva, no la libertad política subjetiva que se daría en toda “asamblea” que estuviera integrada por individuos no emancipados del propio trabajo.

Doy por entendido, que los interlocutores entienden que el trabajo es la única forma de reproducirnos material, biológica y espiritualmente. Que, por lo tanto, la condición de libertad no puede ser una idea abstracta - propia de todos los idealismos superados por la filosofía en Marx -, sino la objetivación misma de la libertad del individuo.

Entonces, la asociacion LIBRE de la explotación entre congéneres para producir la materialidad de la vida y reproducirnos como animales ("superiores") y seres sociales, ESA ES LA ESENCIA PRIMERA DE LA IDEA DE LIBERTAD EN MARX !!!. Punto.

La “asamblea” no pertenece más que al ámbito de la superestructura política, en tanto una idea sobre la organización política de la comunidad, y como tal, entendida en el sentido de lo revolucionario en Marx, una forma de lograr por el consenso comunitario las premisas para que se dé la condición primera de la libertad. No se puede especular eternamente con la idea del libertarianismo colgada del cielo o prendida de las "asambleas"....

Proudhon no es EN NADA mas libertario que Marx. En todo caso habría que hablar de la mediatización ideológica y política del libertarianismo-anarquista en Proudhon, sin duda el talón de aquiles ideo-práctico de todo el movimiento anarquista, como movimiento político, que del mismo ha devenido, sin dejar fuera de ello la tradición bakunista.

Con respecto a dar los casos de Cuba, Corea del Norte o Belorusia como “ejemplos” del socialismo que puede ser, la afirmación es francamente reaccionaria !!!.

Esa apreciación infundada que ofrece el texto del artículo se enraiza en un evidente rechazo ideológico a la idea de socialismo en Marx. En mis trabajos publicados en Kaos, entre otros, el problema es analizado, con respecto a Cuba, con bastante detenimiento en disímiles textos. Baste en este comentario puntualizar la esencia marxiana sobre la idea de socialismo que ha rechazado y rechaza en Cuba la Dirigencia apoderada en el partido único gobernante y que constituye la razón de la inviabilidad de todo el constructo político del estado cubano y su sistema socioeconómico, entelequia toda asumida por el llamado "partido comunista cubano" bajo el sofisma del socialismo vulgar ya analizado y negado dialécticamente en la contribución política a la idea de socialismo más importante de Marx (Programa de Gotha).

En efecto, no podrá hablarse de socialismo sin asumir la idea de democracia como su piedra angular. Lo he planteado desde una antinomia que entiendo supera la planteada por Rosa Luxemburgo: democracia o capitalismo. Y no podrá hablarse de democracia fuera de la emancipación del trabajo. En esta hilvanación dialéctica de la idea política está el fundamento de la crítica revolucionaria con que desmontamos (los socialistas revolucionarios) la marcha del llamado “partido comunista cubano” del actual implosionado socialismo de estado al capitalismo de estado sino-vietnamita.

Un saludo.
RCA
+1 #2 victor silva 2012-05-05 01:49
Excelente comentario Alejandro Bonet, muy buen complemento del articulo.
+4 #1 A.Bonet 2012-05-04 22:42
Yo no considero que haya ningún conflicto entre anarquismo y marxismo: La mayoria de los anarquistas consideramos que Marx tiene mucha razon y es un referente anticapitalista fundamental.

La pequeña diferencia estriba en el concepto de "autoridad", para el anarquista, la unica autoridad es LA ASAMBLEA ABIERTA, y ningun representante puede usurpar esta autoridad.

Esto no significa que pueda haber portavoces o representantes de una asamblea en otra distinta relacionada, o de otro nivel mayor. Entendiendo "nivel mayor" como "agrupacion de mayor cantidad de personas representadas". Los anarquistas tratamos de huir de la representacion, pero entendemos que a veces es necesaria por cuestiones de posibilidad fisica.

De hecho la democracia cubana se basa en algo parecido.

Pero los portavoces no deciden nada de nada: Solo son transmisores de las decisiones de una asamblea. Y si por algun motivo "no transmiten bien"; se les jubila y punto.

Los portavoces no son lideres: Son correos de la asamblea, que es la única autoridad aceptable.

internete
1234567

PD: Pequeñas diferencias de criterio no significan "Conflicto". La union no se consigue "con lideres fuertes", se consigue con asambleas fuertes. Con discusiones fuertes.

Con referendums fuertes, con fuertes cruces entre diferentes asambleas y con portavoces fiables y obedientes a los dictados y decisiones de la ASAMBLEA ABIERTA.

Donde todos tenemos no solo voto, sino tambien voz. Y si tardamos años en ponernos de acuerdo, pues es que no queremos entendernos, que no es el caso en estos tiempos de agresion fascista desbocada en toda regla.

La "dictadura del proletariado" de Lenin, en el fondo no es mas que la mayor expresion de la democracia verdadera, y a la vez de la asamblea anarquista por excelencia: Una persona, un voto.

Que nadie es mas que nadie, a no ser de forma sectorial, parcial o por cuestion de conocimiento de hecho. La autoridad se gana con el ejemplo y la constancia, no con el dedazo, el amiguismo o el compadreo. Y siempre debe estar circunscrita a un ambito particular y concreto (por ejemplo, no voy a decirle al panadero como tiene que hacer el pan...)

La autoridad, al igual que se gana por el historial, reconocido por todos, se pierde por el mismo procedimiento.

Insisto: ¿Conflcito marxismo/anarquismo? Ninguno a mi juicio. Solo diferencias de criterio enriquecedoras. Y precisamente ahora es cuando estan saliendo a la luz, que es cuando por fin despertamos...

Es mas, si lo llevamos al extremo, ni siguiera existe conflicto entre anarquismo/comunismo y (fijate lo que afirmo) CRISTIANISMO. Que las ideas (que yo no comparto) sobre dioses o mistica sobrenatural, no tienen porque enfrentar a la gente, que es lo que siempre pretende el poder, con el fin de manipularla.

Conozco a mas de un anarquista cristiano, y a mas de un cristiano comunista. Por no hablar de otras religiones que ciertamente son mas de abajo a la izquierda que otra cosa...

(Yo a nivel mistico resueno con el "animismo", que viene a decir que dios es la naturaleza y todos somos "pequeños dioses", pues el hijo del gato es gato y el hijo del abeto es abeto...)

"Las elites suman restandonos y se multiplican para dividirnos"

Pero podemos darles pal pelo, siempre que queramos y permanezcamos unidos contra la tirania. Sin miedo, sin prisa, sin pausa y sin violencia.

You have no rights to post comments