kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
07 Feb 2012

Crítica judía contra el sionismo Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Judíos unidos contra el Sionismo Judíos unidos contra el Sionismo revurugu.over-blog.com
Tras la reciente publicación de un artículo en el que abordamos la utilización del “antisemitismo” como estrategia para perpetuar el dominio y la impunidad del sionismo a escala global, se acusa justamente de antisemita a su autor. ¿También serán "antisemitas" los judíos opuestos al sionismo?.

Tras la publicación de un artículo nuestro en diversos medios electrónicos, en el que abordamos la utilización del “antisemitismo” como estrategia  para perpetuar el dominio y la impunidad del sionismo a escala global, han sido varias las reacciones por parte de los partidarios del sionismo, cuyo denominador común es justamente calificar como antisemita a quien esto escribe. Incluso algunos judíos que no tienen nada que ver con el sionismo, se sintieron ofendidos por nuestra denuncia del terrorismo practicado por el Estado de Israel contra sus pueblos vecinos, y por nuestra referencia al creciente poder del lobby sionista en el orbe.

Seguramente algunos de cuantos reaccionaron lo hicieron por ignorancia o ingenuidad, pero otros, bien malintencionados, pretenden seguir confundiendo con su defensa del victimismo sionista, a millones de individuos fácilmente manipulables, incluidos algunos judíos. Para estos malintencionados es necesario, entre otras cosas, que las masas continúen creyendo que sionismo y judaísmo son sinónimos, de manera que todo ataque al sionismo sea considerado ipso facto como antisemita. Si bien es cierto que numerosos sionistas son judíos poderosos, no es menos cierto que la mayoría de la comunidad judía mundial se desentiende del sionismo. De paso, es bueno recordar que el término antisemita no hace referencia exclusiva al odio o rechazo hacia los judíos, sino a prácticamente todos los pueblos del Cercano y Medio Oriente.

Lo cierto del caso es que acusar de antisemita a toda aquella persona que critique al sionismo, ya no sorprende a casi nadie. Al no ser capaz de negar las denuncias sobre la violencia sistemática ejercida por Israel contra pueblos como el palestino, o de desmentir a aquellos que advierten sobre el poder económico-corporativo que ciertos judíos (obviamente sionistas) han llegado a detentar, el pro-sionismo apela a su “argumento más sólido”. Y a pesar de que el antisemitismo como tal, o mejor dicho, la judeofobia, sólo es practicada hoy día por unas minorías en el mundo entero, se insiste, por medio del gigantesco aparato propagandístico sionista, en hacer creer que se odia a los judíos en distintos puntos cardinales. “Casualmente” esta matriz de opinión ha sido  reforzada cada vez que se ha aproximado un conflicto bélico con participación del lobby sionista, como en el caso de la inminente agresión a Siria e Irán. No sorprende, en este sentido, que los dirigentes israelíes acusen al Gobierno de Irán no sólo de antisemita, sino de querer “borrar del mapa” a Israel.

Ahora bien, no toda crítica contra el sionismo ha tenido origen en la psique “retorcida” de individuos ajenos al judaísmo; de hecho diversos sectores judíos han denunciado el terrorismo sistemático practicado por Israel contra pueblos como el palestino y la influencia nefasta del lobby sionista en el planeta, entre otros desaguisados. ¿También hay que acusar de antisemitas a estos judíos?.  Desde la óptica de los sionistas cabrían ésta y otras muchas acusaciones contra judíos y no judíos críticos del sionismo.

A continuación algunos testimonios judíos contra el sionismo:

-Los miembros de la comunidad religiosa Neturei Karta, que no reconocen al Estado de Israel, claman por el fin de la agresión contra los palestinos, y advierten que judaísmo no es igual a sionismo:

“En una céntrica avenida de Londres arde una bandera israelí. Los manifestantes, ataviados rigurosamente de negro, barbados los rostros y con caprichosos rizos cayéndoles desde las sienes, han bloqueado el tráfico justo frente a la embajada de Tel Aviv en la capital británica. Claman por el cese inmediato de la ocupación de los territorios palestinos, y aún más: por el desmantelamiento del Estado de Israel. Sus pancartas y sus voces son todas sus armas en esta húmeda tarde de mayo, justo el día en que en 1948 se fundó el Estado judío sobre las espaldas de Palestina.

Contra lo que pudiera pensarse, las voces de protesta no provienen en esta ocasión de refugiados palestinos, ni de activistas por la paz de los que por millones en el mundo brindan su solidaridad a los atenazados pobladores árabes de Tierra Santa. Son judíos ortodoxos del grupo Neturei Karta (en arameo, Centinelas de la Ciudad), que, según proclaman en sus bases constitutivas, están convencidos de la incompatibilidad entre las enseñanzas del judaísmo Estado de Israel asentado sobre la fuerza de las armas, el pillaje y el sufrimiento de todo un pueblo.

(…) Neturei Karta cita el Talmud, en el ensayo Kesubos (p.111a), donde se enseña que los judíos no deben emplear fuerzas humanas para crear un Estado antes de que se establezca la era universal de paz y hermandad, con centro en Jerusalén.

Desde esta óptica el sionismo es entonces únicamente un esfuerzo político y militar de judíos apartados de su fe primigenia para acabar por la fuerza con un destierro de 1900 años, lo que contraviene el designio de Dios hacia Israel. Por si fuera poco, según Weiss, a este mal se suma que como Tel Aviv se autodeclara representante de los judíos de todo el mundo, el público suele vincular a la generalidad del pueblo judío con la violencia hacia los palestinos”.(“Neturei Karta: judíos contra el sionismo”,www.webislam.com/.../30496neturei_karta_judios_contra_el_sionismo.html

 

-Por otra parte tenemos las importantes consideraciones de militantes de la Red Judía  Antisionista Internacional (IJAN), para quienes es fundamental derrotar al sionismo global, denunciar las aberraciones del Estado de Israel y solidarizarse con la causa palestina:

“Vencer las ideas y las prácticas sionistas es crucial, en primer lugar y ante todo en razón del impacto que produce su racismo y su colonialismo institucionalizados contra el pueblo de Palestina y más ampliamente sobre la región. Este impacto sionista se caracteriza por la exigencia de que la fuerza política, jurídica y económica de los pueblos y la cultura judíos y europeos deben imponerse a las culturas y a los pueblos aborígenes. Este racismo es asimismo la causa de una transmisión y de una alienación a los judíos Mizrahi (judíos de origen africano y asiático) de sus historias, lenguas, tradiciones y cultura y de la marginación y la explotación económica de la población Misrahi como también de los trabajadores migrantes en la sociedad israelí.

El sionismo es también antisemitismo en cuanto rechaza las culturas y las historias de los judíos –incluyendo a los judíos “otros” o no europeos como a las “víctimas” judías europeas de las que han tratado de separarse para crear un “judío nuevo”. Aunque rechaza a las víctimas judías desvirilizadas de la Europa cristiana, se sirve sin embargo de su memoria para justificar y perpetuar un racismo y un colonialismo europeo asi como también un estado judío militarizado El sionismo favorece igualmente la islamofobia en Palestina y más extensamente también en los EEUU y en todo el mundo. El resentimiento y la rabia contra los judíos que viven en Israel y en otras parte, provocados por la violencia y la dominación militar israelí se utilizan a su vez para justificar más y mayor violencia sionista.

Los judíos anti sionistas de los EEUU pueden jugar un papel muy importante mostrando al movimiento anti bélico que no podrán hacerse progresos significativos sin oponerse al papel que juega Israel en el desencadenamiento y la justificación de la agenda bélica estadounidense.

Luego de decenios de debates y de dudas, Palestina constituye siempre un punto de fricción en el movimiento antibelicista estadounidense. Se evita el cuestionamiento del financiamiento de Israel por los EEUU por temor a que se sume a las críticas contra la ocupación de los EEUU en Irak y Afganistán. Ubicar inversamente a Palestina directamente en el centro de la agenda anti guerra en los EEUU es la clave de un cambio fundamental en la política y en la práctica usamericanas en las que la estrategia es necesariamente la guerra. Por nuestra parte, mediante el fortalecimiento del movimiento antibélico, podemos contribuir con los esfuerzos que tratan de reducir el aislamiento del combate palestino, hacer avanzar la oposición a la islamofobia y emprenderla contra la eficaz relación mutua entre Israel y los EEUU”.(Emily Katz Kashawi, Mich Levy y Sara Kershnar, “Crece en los EEUU el desafío judío contra el sionismo”, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=108097).

-Por último citamos a algunos intelectuales judíos rechazados, humillados e incluso amenazados en Israel. Condenan abiertamente al sionismo, denuncian la tragedia palestina y desmontan el papel victimista que tantos frutos le ha dado al sionismo:

“NORMAN G. FINKELSTEIN. Hijo de padres judíos supervivientes del Holocausto, se ha mostrado especialmente crítico con la utilización de éste por parte de las élites y de las principales organizaciones y lobbies sionistas en EE UU. Su libro La industria del Holocausto ha sido un auténtico best-seller, no sin antes provocar una enorme polémica en los medios de comunicación

ILAN PAPPE. Historia de la Palestina moderna es una obra de referencia, que recorre desde el período otomano hasta las intifadas de 1987 y 2000. Su autor, Ilan Pappe, abandonó su puesto de profesor de ciencias políticas de la Universidad de Haifa al autoexiliarse, convencido, tras la pasada agresión al Líbano, de que sus opiniones son irrelevantes en Israel. Asediado por una campaña de acoso y derribo por las instituciones universitarias israelíes, ha llegado a ser amenazado.

 

(…) La persecución de Pappe se inició cuando en 1998 intentó organizar en la universidad algunos eventos sobre la nakba (el desastre) que supuso la creación del Estado de Israel para los palestinos, hecho que le enfrentó para siempre con las instituciones universitarias.

YAKOV M. RABKIN. Este judío practicante de origen soviético reside en Canadá. Profesor de historia en la Universidad de Montreal, cuestiona los fundamentos judíos del Estado de Israel, rompiendo así la identificación entre judaísmo y sionismo. Según Rabkin, todos los propagandistas de Israel, sean o no sionistas, “admiten que la creación del Estado de Israel no tiene nada que ver con el hecho judío, que tiene tras de sí 2.000 años”. (Lucas Marco, “Intelectuales judíos contra el sionismo”, http://www.diagonalperiodico.net/Intelectuales-judios-contra-el.html)

Modificado por última vez en Martes, 07 Febrero 2012 19:23

You have no rights to post comments