kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
22 Feb 2012

Llueve sobre mojado: En torno al reciente artículo de Santiago Alba Destacado

Escrito por  José R. Cervera
Valora este artículo
(21 votos)
No acierto a comprender cómo ante la gravedad de los acontecimientos mundiales se puede uno permitir el lujo de determinadas divagaciones y acusaciones, cómo si estos riesgos ciertos para el mundo fuesen en realidad un problema de segundo grado y no fuesen merecedores de las acusaciones mayores.

En este artículo de Santiago Alba, “Siria, los medios alternativos y las verdades propagandísticas”, http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&;view=article&id=10523:siria-los-medios-alternativos-y-las-verdades-propagandisticas&catid=243:articulos&Itemid=619, considero que el autor, intentando formular sustrato ético “revolucionario” incurre en aquello del idealismo kantiano: “Fiat veritas, pereat mundus”. (Decir siempre la verdad, aunque perezca el mundo). Sin embargo, en este caso, más que contestar al artículo por lo que afirma en el mismo, habría que cuestionarlo por lo que calla, por lo que debería de decir y no dice a estas alturas de preparativos claros de guerra contra Siria e Irán.

    No seré yo el que torpemente trace relaciones causa – efecto entre el mantenimiento a ultranza de su verdad y que el mundo perezca. Pero no acierto a comprender cómo ante la gravedad de los acontecimientos mundiales se puede uno permitir el lujo de determinadas divagaciones y acusaciones, cómo si estos riesgos ciertos para el mundo fuesen en realidad un problema de segundo grado y no fuesen merecedores de las acusaciones mayores.

     Plantear las cosas sobre la escurridiza base de la filosofía moral es querer tener la sartén por el mango de una “verdad” que desde Demócrito yace en el fondo de un pozo oscuro, aplastada por la propaganda y cómo debería de saber a estas alturas Alba, por la única y hegemónica. Y no existe otra, por lo que no comprendo cómo se plantea la comparativa respecto de la veracidad de unos medios y otros, cuando en la práctica sólo existen los “unos”.

     Creo que a Alba le ocurre cómo al alumno que además de aplicado quiere ser bueno de solemnidad; tan bueno que en vísperas de su comunión (despues del “affaire” libio sería más correcto decir de su "confirmación"), antepone la paz interior de proceder según la que considera su recta conciencia sobre cualquier otro interés mundanal (la desaparición del mundo es algo muy mundano para algunos teóricos). Pero una cosa son los mandamientos y otra su cumplimiento. Es muy difícil de cumplir esa aspiración a la verdad por una razón práctica evidente: ¿Cómo narices defiendo mi verdad sin medios para hacerlo?. ¿Y cómo diablos antepongo a la necesidad de actuar la pataleta reivindicativa de la “verdad” en abstracto, todo un palo en la rueda de la necesidad de actuar frente a la guerra?.

    Puestos a reivindicar la “verdad” absoluta e imposible, vamos a comentar algunas “verdades”, menores, pero mucho más sustanciales, contradictorias al igual que el ser humano que aspira al absoluto ante la dificultad de encarar las verdades cotidianas:

-       Alba no dice en qué circunstancia, pero lo que nos comenta en su artículo es su intervención en el Encuentro de Intelectuales por la Paz y el Medio Ambiente, en el marco de la XXI Feria del Libro de La Habana, hace unos días. Predicamos la necesidad de la verdad, pero a veces una media verdad es una mentira: No nos dice Alba que por ejemplo Fidel dijo que las pugnas por cuestiones menores entre la izquierda cuando se coinciden en las importantes, son “viejas costumbres que se irán olvidando”. Sin embargo, Alba, omitiendo estos preceptos y seleccionando del catecismo lo que le conviene, en cuanto aterriza en la feliz Europa vuelve a la carga, y no para arremeter contra los preparativos de guerra mundial, sino contra los “compañeros de viaje”. Si, esos que en algunos sitios denomina “talibanes anti-imperialistas”. En esta actitud vemos de nuevo el brindis al Sol de la unidad de la izquierda, que me recuerda en exceso lo de la Iglesia y su indisolubilidad del matrimonio, dónde es más importante la defensa de la unión en si que el amor que se profesen las partes. De hecho, si replicas alguna cosa desde la condición de talibán tenebroso (también se nos llama cariñosamente antimperialistas trasnochados), te ningunean los que existen bajo la luz del Sol, ese lucero (que tanto luce) de los brindis. Ese brindis es la muletilla de cuando les sacas a relucir las contradicciones de su discurso inhibidor de respuestas, de cuando quedan sin argumentos, de cuando recurren al daño que le hacemos a una unidad…que no existe ni actúa. Y por mucho que Fidel nos hable de las “viejas costumbres”, son actuales , y por mi parte también me gustaría  una unidad....pero con alguna finalidad concreta e importante. En román paladino, deberíamos actuar todos contra la guerra y sus secuaces. Y de momento, esto no está ocurriendo.

-       Para no degradar su propio discurso en otra más de sus desiqulibradas comparativas, Alba podía haber optado para su disección sobre las prácticas contrarias a la “verdad” entre la izquierda, por equipararse en el listón a muchos intelectuales y articulistas que de modo riguroso están poniendo en serios aprietos a los defensores de la “guerra humanitaria” y de las “primaveras” que quieren sustentarla. Alba opta por lo facilón. Saca a relucir a una de las pocas voces que se ha alzado contra la propaganda mediática belicista, la Plataforma Antimperialista, y para facilitarse a si mismo el trabajo de deconstrucción se enfrenta a este comunicado contra la manipulación de RTVE sobre Siria. Un texto el de esta Plataforma que no tiene por qué ser reflexivo, no es un estudio, no es un ensayo, no es un artículo; se trata de un comunicado dictado por las urgencias del tiempo y del voluntarismo frente a la pasividad. Otro mazazo a la “verdad” omitiendo de nuevo una pequeña verdad. Alba tendría que buscar un rival de su “nivel” y en medio de ese debate, es posible que la verdad, que no es otra cosa que ir derribando las certezas propias; cabe la posibilidad de que se aproximase a ella. Hay que jugar limpio, esta es una de las verdades que resumía la búsqueda de la verdad, ¿no es así?. Tener todas las cartas no lo es. Insisto, sería aconsejable para no devaluar su discurso que Alba buscase rivales de su “talla”: Este antropólogo y sociólogo sirio residente en España creo que podría serlo, no hay más que leerlo: http://identidadandaluza.wordpress.com/2012/02/08/siria-ya-ha-sido-invadida/. Si no ha sido amenazado todavía de muerte por parte de ese sector sirio de oposición “pacífica” que quiere intervencionismo OTAN , tal y cómo han hecho con un médico residente también por estos lares y que tampoco le gusta que le bombardeen su país; es posible que quiera contrastar criterio con Alba.

-       Más verdades selectivas de Alba: Nos vende democracia también en abstracto, gran receta para el mundo que no conoce nuestra “bendición”. Democracia, papel mojado en sangre; que cuando intenta internacionalizarse en sus pretensiones de universalidad lo hace a través de esas abnegadas ONG que anteponen esos derechos teóricos sobre el más elemental del derecho a vivir. Democracia de Guantánamo y de destrucción de lo que la sangre obrera tardó 200 años en levantar, proclive al asesinato selectivo y  a la rapiña, amante del derecho internacional retorcido y de la no injerencia mercenaria, dispensadora del bombardeo salvífico.  Alba cuestiona al régimen sirio, o debería de hacerlo según su hilo argumental, entre otras cuestiones, por aquello del sistema de “partido único”, que cómo es lógico no encaja para nada con su concepto de “democracia”. Sin embargo, Alba viene con la supuesta dispensa papal de cuando Fidel afirma que “nada será como antes” y aquello de que “vivimos tiempos enteramente nuevos” . Hay que recordarle a Alba que mal que le pese en Cuba tenemos “partido único”, y no por ello echamos por tierra todos los logros de la revolución, ni tenemos porqué esconder esta realidad que no se ajusta al esquema burgués de “democracia”. Nada será cómo antes, pero Alba tiene que saber que algunas cosas tienen que ser cómo siempre, por ejemplo, el discurso racional; si pretendemos que no sean medias verdades, no debemos de solaparlas con nuestra devoción en la simple liturgia o en un supuesto culto personal, omitiendo los actos. ¿Por qué lo de los actos?. Pues por que resulta muy fácil la adulación a la personalidad, mientras escurrimos el bulto en lo fundamental: Fidel no se ha dedicado durante estos meses de bombardeo criminal sobre Libia a paralizar conciencias con dudas inducidas, ni a cuestionar o a censurar a los pocos que levantan la voz frente al crimen; sino que ha criticado con todo rigor y contundencia la actuación imperialista, teniendo las cosas muy claras desde el principio y sabiendo a la perfección cual era el órden de las prioridades, es decir, cual era la contradicción principal.

-       En el  título del artículo de Alba aparece lo de “medios alternativos” . Por desgracia, es otra media verdad. Estos medios en ocasiones no lo son, puesto que en un falso e idealista concepto de la equidistancia respecto de la “verdad”, en vez de crear discurso propio, hacen de voceros de los medios masivos y al final, únicos. Por eso sorprende Santiago Alba mencionando algunas “mentirijillas” anti-imperialistas: Bomba atómica en Beni Walid, etc… Esto ni siquiera fue una noticia, fue un rumor. De hecho, Alba no menciona fuente (en esto se parece a TVE). Y recurrir a esto cómo noticia para establecer una equiparación respecto de la veracidad informativa entre antibelicistas y lo que detenten el poder de la información ,me parece de una simpleza ridícula. Además de ser un tremendo agravio comparativo: No tenemos apenas medios, los únicos que existen lo controlan todo y eso dificulta más todavía esa “objetividad” periodística, que me provocaría la risa si esto no fuese para llorar de rabia siempre contenida.

-       Hay que echarle mucha imaginación para ver cómo un ejemplo digno de exportación este modelo de democracia burguesa que ya no es ni burgués, puesto que ha devenido en aristocrático-financiera. A estas alturas si queremos actualizar la doctrina marxista que tenemos hibernada con debates estériles, tenemos que empezar a llamar a esto cleptocracia. Y si esta cleptocracia es capaz de abrirle la cabeza a niños de 14 años que se atreven a pedir educación en medio de la domesticación ambiental, ¿qué no harían los cleptócratas en el supuesto de tener que soportar una insurrección armada, financiada desde el exterior y compuesta en gran medida por fanáticos aliados de Occidente para el pillaje?, ¿se quedarían al igual que nosotros extasiados tocando la lira y discutiendo si son galgos o podencos mientras arde Roma?. La maldad de la intervención imperialista no se mide de modo inversamente proporcional a las maldades reales o ficticias del gobierno del pais agredido, no es más o menos aceptable en base a estos exámenes de “democracia” que formula Alba; existe de por sí en base a unas ambiciones claras por parte de las potencias imperialistas.  Y si esto se oculta o se disfraza de lecciones magistrales sobre “veracidad”, ya le vale al apologeta de la “verdad”, puesto que es el primero en desvirtuarla con su propia metodología antibelicista.

-       No es de recibo decir que nos robustecimos al mantener la verdad frente a la mentirosa guerra de Irak.  En todo caso, fuimos capaces de separar el grano de la paja y mantener el tipo frente a la trampa a la que ahora hemos sucumbido: Aquello del “tirano-que-masacra-a-su-población”, que por lo visto ahora inhabilita a todo el mundo para combatir el crimen organizado, y nos hace incapaces de mantener ambas supuestas “verdades” (en el supuesto de quienes así las contemplan), de manera simultánea y no excluyente. En aquel momento, es cierto que se forjó un amplio movimiento popular antibelicista. Pero motivos que se me escapan y que es posible que tengan que ver con cierta impostura vacía de convicciones por parte de las organizaciones políticas que quisieron capitalizar ese sentimiento; aquello acabó apagándose con la supuesta retirada de tropas.. Lo cierto es que  se salieron con la suya y destruyeron Irak. Si esa supuesta fortaleza existiese todavía, no asistiríamos al lamentable espectáculo de la izquierda europea incapaz de recuperar aquel sentimiento antibelicista y petrificada frente a la Medusa.. Y puestos a las deducciones fáciles, no sé por qué extraña razón no se vuelve a mencionar por parte de Alba la evidencia de cómo ahora los mismos de entonces vuelven a mentir, en vez de armas de destrucción masiva ahora tenemos “protección de civiles” y guerra humanitaria.  Es muy inoportuno Alba al decirnos que no admitir su “verdad”  nos haría mentirosos y poco virtuosos, cuando la lucha anti-imperialista exigiría que esa mención a la mentira se focalizase contra los que la usan para sembrar muerte y caos, la única verdad del barquero; tal y cómo siempre ha sido. No se puede invertir en esta tesitura la carga de la prueba,  es a los mentirosos de siempre a los que hay que desenmascarar en primer lugar.

-       No quería extenderme con enlaces hacia artículos, ya que cualquiera que quiera informarse tiene material de sobra. Es más, abundar en la discusión a través de la moral idealista es por definición algo interminable e inabordable. Pero no me resisto a dejar este enlace y lo que se dice en él: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140309. Aquí Alba, en contradicción con lo afirmado en su primer manifiesto de solidaridad con el pueblo sirio y tan bien nutrido de “intelectuales” avalistas en su día de su primera apreciación, nos habla de "una intervención exterior que de manera indirecta ya se está produciendo". Entonces, ante este hecho más que documentado (lo admiten incluso los propios responsables de esta intervención y de tantas otras: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144880 ), ¿qué esperan que haga el gobierno sirio, con independencia de que sea cleptocracia o república socialista?.  Es más, ¿qué no estamos haciendo los antibelicistas?.

-       Cómo recurso “dialéctico” izquierdoso, el señor Alba apeló a un minoritario Partido Comunista tunecino para avalar el marchamo revolucionario de sus "rebeldes" libios y la legitimidad de la “revuelta”. Sería una buena colaboración en esa necesidad de las verdades menores que permiten aspirar a la verdad gorda de la “veracidad”, que nos demanda a los demás y que tanto ansía Alba, que no pasase por alto lo que afirma en su comunicado el Partido Comunista Sirio respecto de la “revuelta” siria: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144330

-       ¿Convicción o impostura?. En este artículo de Alba ya mencionado con anterioridad http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140309 se afirma que el “asunto” sirio podría “… generar un conflicto a gran escala de consecuencias inimaginables", "…una guerra a gran escala de dimensiones apocalípticas". Si esto es así, ¿merece la pena perder el tiempo con la retranca del idealismo kantiano de la búsqueda de la verdad inmaculada, pasando por alto en la homilía que la izquierda antibelicista no puede decir ni verdad ni mentira, puesto que no le dejan decir nada ni tiene donde decirlo?. El sentido común nos dice que si los riesgos son reales y de tanta gravedad, y lo son sin duda; parece que ese sería el objetivo principal de la crítica…y no lo está siendo. La verdad de Alba, esa “verdad” desplegada en su larga descripción del “régimen” sirio, no tendría al fin y al cabo que ser excluyente de la otra y más apremiante verdad: La de la amenaza cierta para toda la humanidad de los belicistas, crecidos por nuestro silencio inducido ante la barbarie que se desplegó y se despliega en Libia.

    Yo creo que esta vez Alba peca de filósofo moral "avant la lettre" y además, exquisito. Que mantenga su verdad para si mismo, pero no la falsa disyuntiva: El mundo no tiene que perecer; por mucho que la pérdida de tiempo en discusiones estériles aproxime el final. Es más, sería conveniente mantenerlo para que pueda albergarnos. En el fondo esto va de aquello de hacer la “revolución” y la guerra al mismo tiempo; o mejor dicho, de no hacer ni una cosa ni la otra; (que me expliquen qué revolución se hace con mercenarios y que guerra se evita a base de inducir parálisis). Esta vez no diré que haya que acabar con la guerra para hacer la revolución , pero si que afirmo que empezando a tomar conciencia sobre su inminencia hemos hecho toda una revolución en este contexto.

    Una crítica a mi mismo: No podemos seguir enzarzados en la polémica cada vez que aparece un artículo de Alba. Sin pretenderlo, estamos retroalimentando la parálisis, el debate serviría si fuese en el mismo idioma, y sobre todo, si esto permitiese el inicio de alguna respuesta social distinta de la de los artículos de réplica y los post correspondientes, cuando los permiten (comunicación unidireccional me parece que lo llaman). Creo que ha llegado el momento de que si Alba quiere seguir a su suerte en la dificultosa búsqueda de su hombre honesto, cómo Diógenes (el Cínico le apodaban) a la luz de su antorcha, pues allá él. Los demás bajo la luz del día que están a punto de hurtarnos tenemos demasiadas cuestiones urgentes que ver y tratar.

    Este texto está  extraido de una carta de Einstein a Freud de 1932 : "La experiencia prueba que es más bien la llamada «intelectualidad» la más proclive a estas desastrosas sugestiones colectivas, ya que el intelectual no tiene contacto directo con la vida al desnudo, sino que se topa con ésta en su forma sintética, más sencilla: sobre la página impresa".  Impagable cita entre las reflexiones de quien fue capaz de alterar el paradigma del mundo natural , y dirigido al que buceó en las cloacas de la mente. Epocas históricas similares unidas por el hilo de ese pensamiento crítico e inteligente, lección válida para hoy mismo; desde la comprensión general y hacia las miasmas íntimas del individuo.

    Y a medio camino entre esas dos dimensiones del mundo, Sancho con las cosas claras y afirmando que se dejen algunos de pajas mentales en ojo propio, que no hacen sino ocultar cómo caen las vigas sobre el prójimo.

JOSÉ R. CERVERA GRAU

Miembro de Ojos para la Paz

Modificado por última vez en Jueves, 23 Febrero 2012 00:05

Comments   

+16 #13 José R. 2012-02-24 20:45
Las personas normales y corrientes tienen algo que se llama sentido común. No conocen versículos ni invocan a teóricos que desconocen...pero las que me encuentro por la calle me hablan todas sin excepción de los riesgos de conflagración mundial que ven el horizonte. ¿No resulta extraño?...las personas de vidas cotidianas, de hipotecas y precariedades, sospechan de quienes siempre se debe de sospechar. Y sin embargo, la élite intelectual y la vanguardia está perdida, no ve más que doctrina y espejismos, revoluciones mundiales dónde sólo existe el caos y la depredación.
Mi duda es ésta, ¿está así de despistada la crême de la crême revolucionaria, o es una impostura más?. Si es una impostura, es con alguna finalidad...y si las finalidades van por dónde parece que van...sólo interpreto que no debe ser tan difícil distraer si esta es tu intención: Haces un cursillo CEAC de marxista, aprender la terminología habitual, y empiezas soltar teorías disparatadas y desorientadoras. Por ejemplo:
- Según Antonio, si han triunfado los islamismos en las "revoluciones" que ellos veían en Libia y ahora en Siria, es por culpa de los dinosaurios stalinistas, que no saben vender su producto. No ha sido por los bombardeos de la OTAN y la ayuda mercenaria. Esto creo que se llama "materialismo científico". Supongo que la fase siguiente de tanto atrevimiento seudo-teórico será acusar a los antimperialistas de los propios bombardeos, por no haber sabido movilizar a las masas obreras y campesinas.

- Lo que ya me parece inadmisible es lo de que los antimperialistas hemos ensalzado a los fanáticos islamistas creyendo que beneficiaba a nuestra causa. Al igual que antes, pero con la gravedad del insulto de por medio, sólo recordar quien inventó Al Qaeda para luchar contra los soviéticos en Afganistán y quienes están empleándolos ahora para aterrorizar Libia y Siria, mientras algunos hablan de "revolución" con lo que no es sino una dramática vuelta a la barbarie más atroz..
Quote
-20 #12 Antonio 2012-02-24 14:04
Pues muy bien, que opinará Trotsky eso... te voy a dar un detalle nunca dice que que los revolucionarios deberían ponerse al lado del gobierno sino del pueblo. En el articulo que comentas el propio Trotsky, un gran pensador y un inmenso revolucionario, denuncia la actuación de los estalinistas que promueven en esos países "frente populares" en lugar de luchar por la revolución.

Pero aunque dijera el "maestro" (que no lo dice) que habría que ponerse a las ordenes del gobierno fascista, no le daría la razón. Para mi y otros marxistas, las opiniones y escritos de Marx, Engels, Lenin, Trotsky, Rosa Luxemburgo... son excelentes elementos de análisis y reflexión que te permiten ayudar a analizar la situación y encontrar cual es la mejor estrategía... pero no biblias ni catecismos de obligado cumplimiento. Eso se lo dejamos a los cabezas huecas estalinistas.

Trotsky escribió durisimos comentarios sobre Andreu Nin y el POUM, aunque nunca considero ese partido como contrarevolucionario. Y yo, como muchos otros revolucionarios, no las compartimos... Trotsky no es Dios (aunque se le acerca :lol: ) aunque si tengo claro que Stalin es el diablo
Quote
+12 #11 José R. 2012-02-24 10:35
Supongo que esto calmará un poco a las "inteligencias" (no sé si de los "servicios" o no), puesto que siendo de catecismo esas inteligencias (al igual que la mayoría), las palabras del Lider son incontestables; que para eso es el líder. Espero no dañar ningun circuito cerebral por culpa de estas palabras tan contradictorias con lo que se les vende a los pobres chavales que ven revoluciones hasta debajo de la cama:

Esta es una entrevista a Trotsky (23-sept-1938) en plena debacle económica (van 9 años de Gran Depresión y el mundo se encuentra en el umbral de la 2ª Gran Guerra Mundial).



Fossa:¿Qué me puede decir sobre la lucha de liberación de los pueblos latinoamericanos y sus futuros problemas? ¿Cuál es su opinión sobre el aprismo?



Trotsky: No conozco suficientemente la situación de cada uno de los países latinoamericanos como para permitirme una respuesta concreta a las cuestiones que usted plantea. De todos modos me parece claro que las tareas internas de estos países no se pueden resolver sin una lucha revolucionaria simultánea contra el imperialismo. Los agentes de Estados Unidos, Inglaterra, Francia (Lewis, Jouhaux, Toledano, los stalinistas) tratan de sustituir la lucha contra el imperialismo por la lucha contra el fascismo. En el último congreso contra la guerra y el fascismo fuimos testigos de sus criminales esfuerzos en este sentido. En los países latinoamericanos los agentes del imperialismo “democrático” son especialmente peligrosos, pues tienen más posibilidades de engañar a las masas que los agentes descubiertos de los bandidos fascistas.



Tomemos el ejemplo más simple y obvio. En Brasil reina actualmente un régimen semifascista al que cualquier revolucionario sólo puede considerar con odio. Supongamos, empero, que el día de mañana Inglaterra entra en un conflicto militar con Brasil. ¿De qué lado se ubicará la clase obrera en este conflicto? En este caso, yo personalmente estaría junto al Brasil “fascista” contra la “democrática” Gran Bretaña. ¿Por qué? Porque no se trataría de un conflicto entre la democracia y el fascismo. Si Inglaterra ganara, pondría a otro fascista en Río de Janeiro y ataría al Brasil con dobles cadenas. Si por el contrario saliera triunfante Brasil, la conciencia nacional y democrática de este país cobraría un poderoso impulso que llevaría al derrocamiento de la dictadura de Vargas. Al mismo tiempo, la derrota de Inglaterra asestaría un buen golpe al imperialismo británico y daría un impulso al movimiento revolucionario del proletariado inglés. Realmente, hay que ser muy cabeza hueca para reducir los antagonismos y conflictos militares mundiales a la lucha entre fascismo y democracia. ¡Hay que saber descubrir a todos los explotadores, esclavistas y ladrones bajo las máscaras con que se ocultan!



La pueden encontrar en

http://www.marxists.org/espanol/trotsky/ceip/latin/22.htm
Quote
-20 #10 Antonio 2012-02-24 00:16
Jose R nos dice " Los "dictadores" vienen y van, cómo tales o en el marcaje que establece los creadores de opinión; pero Occidente no tienen amigos ni enemigos....sólo intereses."

Cierto, pero los que realmente sufren y soportan esos dictadores son los que viven en esos países. Relativizar su existencia es una falta de honestidad personal hacía los habitantes de esos países.

¿Solo occidente tiene intereses?

Esta es una frases más mentirosas que en los últimos tiempos se ha extendido por los medios alternativos propagado principalmente desde América Latina... Y sin embarga es tan falsa como vacia.

Esos mismos defensores de la "maldad" de occidente hacen la vista gorda cuando desde China se atropella a Grecia o España (los fondos soberanos de este país son los mayores detentadores de bonos del tesoro y ponen sus salvajes condiciones para sostenerlos) o cuando Iran decide no vender Petroleo a Grecia si este no paga al contado, hundiendo aún más en la miseria a los trabajadores griegos.

¿Acaso crees tu que las buenas relaciones de Rusia con Iran se deben a que los rusos admiran a los ayotalas o acaso lo que quieren es seguir recibiendo su petroleo y gas a precios especiales?.


¿Acaso crees que los hermanos Castro sentarian a su mesa a ese fascista que gobierna Iran (ningun izquierdista honesto lo haria) sino fuera porque le vende Petroleo a buen prcio y con creditos a largo plazo?.

¿Acaso crees que el "amor" de Chavez por Aleksandr Lukashenko se debe a que este es un gran defensor de las libertades o a las inversiones que este (como Iran) están haciendo en Venezuela de la mano del gobierno y de grupos empresariales ligados al gobierno?

No, JR... todos miran sus intereses y a la hora de elegir socios no existen escrupulos si lo que te trae es dinero, inversiones o petroleo. Es vergonzoso, pero asi es
Quote
-22 #9 Antonio 2012-02-23 23:58
Creo JR que tu confundes algo tan evidente como Pueblo (formado por distintas clases sociales que viven en un país) y régimen, es decir forma política de gobierno de ese Estado.

No creo que ningún militante de izquierdas este a favor de la exterminación del pueblo sirio, libio o irani. Como tampoco del pueblo Saudita o jordano. Si en cambio estamos a favor de la caída de los dictadores, reyezuelos e imanes que dominan esos pueblos con mano de hierro y pisoteando las mínimas libertades y derechos.

El problema es que vosotros diferencias de manera clara las movilizaciones que se producen en uno u otro lugar determinando aquellas que puedan ser apoyadas con la única referencia a la alineación de sus dictadores en esa pretendida "batalla antiimperialista".

Asi el levantamiento en Egipto era revolucionario porque su regimen corrupto mantenía acuerdos con Israel y con los EEUU. En cambio, los levantamientos en Siria son contrarevolucionarios porque cuestionan el liderazgo de un pretendido defensor del antiimperialismo. Lo mismo sucedió en Túnez vs. Libia.

Haceis además una abstracción de la realidad de esos países ocultando la miseria o el pisoteo a los derechos que se producen para no molestar a los amigos y seguir presentando a esos dicatadorcillos como "amigos de la causa"

Y eso, amigo, el articulo no lo explica.

Que la derecha islamica quiere echar a Al-Assad es un hecho evidente. Pero, recuerda que esa misma derecha islámica es la que domina Gaza y que lleva años ejerciendo su política en la franja evitando cualquier acuerdo de paz y la convocatoria de unas elecciones en Palestina.

Los militantes de izquierda honestos no podemos apoyar a esos dictadores como tampoco podemos apoyar a los islamistas pero si al pueblo cansado de tanta opresión, corrupción y recorte de libertades.

Quizas deberías preguntaros porque esa revolución árabe que lleva ya un año encendida ha caído en manos de los islamofascistas y no en los de la izquierda. Y eso os negais a analizarlo.

Yo hace tiempo que sostengo que una parte de la izquierda retrograda "pensaba" que los islamistas y otros grupos semejantes eran los "tontos útiles" adecuados para vuestra causa antisionista ... pero la realidad es que los "tontos utiles" habeis sido vosotros. Los habéis ensalzado, llevado por todo el mundo presentándolos como revolucionarios, etc y ahora se revelan mostrando su verdadera cara.

Supongo que parte de ese repentino odio que ahora sentiis se debe a sentiros como cornudos (perdón por la expresión, `pero es la más adecuada) por vuestros apoyos.
Quote
+19 #8 José R. 2012-02-23 21:08
Antonio, tus preguntas están respondidas en el artículo. Pero para encontrar las contestaciones, hay que leerlo. ¿En algun momento en el artículo se defiende a algun dictador (real o imaginario)?. El problema de este debate es que cuando no se puede rebatir la evidencia de la guerra de rapiña, entonces los "compañeros de viaje" nos ponen contra las cuerdas del espantajo "dictatorial".
Vamos a darle la vuelta al callejón en apariencia sin salida de tus argumentos recurrentes:
Para oponerme a la guerra imperialista y propugnar la paz y el diálogo entre los pueblos, ¿es imprescindible seguir el guión de pasarle el "test" detector de dictadores a todo país amenazado que se precie?. ¿Vienes a decirme que según el marcaje del test (que seguro que lo hace algun laboratorio USA), será mejor o peor el bombardeo subsiguiente?. A los que viven con su ética revolucionaria (laxa por cierto), es posible que de alguna manera les repercuta en su conformidad sobre la "intervención" (Libia es el caso), pero a las clases explotadoras sólo les interesa la apropiación indebida. Los "dictadores" vienen y van, cómo tales o en el marcaje que establece los creadores de opinión; pero Occidente no tienen amigos ni enemigos....sólo intereses.
En mi caso, lo único que defiendo es el derecho del pueblo sirio (y de todos) a no ser aniquilado, al igual que sucedió en Libia. Y en esto coincido con esa parte civilizada de la oposición siria que conoce muy bien las consecuencias de las arengas "antidictatoriales" , respaldadas con armas de última generación en manos de mercenarios.
Creo que es de una sencillez aplastante, pero el falso debate "dictatorial" es una parte fundamental, junto con todos los medios de información en la misma línea; para legitimar y aceptar la barbarie.
Quote
-24 #7 Antonio 2012-02-23 12:00
Este debate sobre Libia, Siria e Iran esta ya llegando a sus limites. Por lo general, aquellos que vosotros denominais como "nini" hemos intentado argumentar el como y el porque de nuestra opción. Pero como veo que no entendeis nada lo reducire al minimo comun denominador...

¿Pueden los militantes de izquierda defender a dictadores que pisotean las libertades y derechos en base a una supuesta lucha antiimperialista?

Más sencillo aún... ¿Es compatible defender a dictadores y a la vez defender la libertad y el socialismo?

Cada uno que saque sus propias conclusiones.
Quote
-24 #6 Antonio 2012-02-23 11:55
Quizas habre de pedir que eliminen los mensajes que tienen muchos positivos.... como hizo hace pocos dias un colaborador de Kaos aduciendo de que se estaba saboteando el foro porque las opiniones favorables al regimen islamofascista de Iran tenian todos votos negativos.

Aqui sucede al reves y siguiendo esa conclusion será debido al mismo metodo:) :lol:
Quote
+12 #5 Erazmo 2012-02-23 01:25
los mercenarios sionistas están al límite, en un par de meses más estarán totalmente derrotados sí el yanqui no interviene ya, los otanistas despacharon comando, pero en calidad de instructores y unos cuantos comandos no pueden luchar contra un ejército como el sirio.

Lo anterior se refuerza con la captura de 50 instructores turcos en siria, www.globalresearch.com, el régimen turco quiere negociar pero deberá cumplir exigencias, y de hacerlo los mercenarios tendrán que buscar otro lugar, quizá la entidad sionista, también se menciona un contingente de miles de mercenarios extranjeros, con salario de US1.000 al mes, pagados por la escoria saudí y la prostituta qatarí todos bajo entrenamiento mossad.

Ese cuadro es espléndido, la alianza salafista-sionista es total, pero no es Siria el acorralado sino el yanqui, sí los turcos negocian y se salen los terroristas sionistas le pasarán la cuenta y sí el yanqui no actúa ya un monumental bombazo de bandera falsa resuenará en cualquiera de estos lugares washington-vaticano-parís.

Ahora, ¿que tiene que ver lo anterior con alba rico? fácil respuesta este individuo viajó a Cuba, ¿quién le habrá pagado los pasajes?, para posar con Fidel y así tratar de usarlo en sus vómitos preparados contra Siria, sin duda alba rico está a sueldo para difamar en europa y américa latina tratando de captar nini, que se apure en cobrar, la guerra cerrará el cajero automático salafista-sionista y de una manera bastante desagradable, el nini alba rico deberá hacer pronto las maletas.
Quote
-31 #4 jose 2012-02-23 00:52
Pero que le pasa a esta gente, ya no es una cuestion de discutir, de hablar, bla, bla, bla, iros a siria, cojer un fusil con vuestro antiimperialista Bashar, con el democrata irani antiimperialista, y si regresas vivo lo cuentas sr cervera, pero ya esta bien de tonterias.
Quote

Add comment


Security code
Refresh