kaosenlared.net

sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
29 Abr 2012

Un caballo destripado, eso es cultura

Escrito por  Julio Ortega Fraile, Delegado de LIBERA! en Pontevedra
Valora este artículo
(8 votos)
Las vísceras de Xelín colgando en La Maestranza

¿Es esto lo que queréis blindar? Ved las imágenes, que las contemplen todos los ciudadanos, niños incluidos por supuesto, que sepan qué es lo que os empeñáis con tortuoso y patológico afán en proclamar Bien de Interés Cultural: la dantesca estampa de un caballo destripado trotando en la Maestranza de Sevilla hacia su muerte por un camino de sufrimiento atroz, inimaginable para vosotros caterva despiadada. Sus vísceras colgando no sólo no os perturban, taurinos enfermos, sino que a algunos os divierten. Esta vez no podréis mentir como soléis hacer, pues hay fotografías que recogen a espectadores, aunque tal vez debería calificarlos de engendros, sonriendo con ganas mientras el toro escarba con sus cuernos en la barriga del desdichado caballo.

Y sí, digo niños, claro que lo hago, porque es preferible que de una vez por todas contemplen la feroz realidad de la tauromaquia para así rechazarla el resto de su vida, a que se vean sometidos a vuestros continuos intentos de acceder a las escuelas para con degeneradas charlas en ellas o llevándolos de excursión a los infames ruedos, imbuir en sus mentes las bondades de un espectáculo tan miserable e inmundo como aquellos que lo defienden. Como vosotros.

Yo sé que nada os importa la suerte de ese caballo llamado Xelin, como tampoco lo hace la del toro y, en no pocas ocasiones, incluso esperáis que vuestra entrada os brinde alguna grave cogida que después recordar y comentar con vuestros depravados colegas de afición, que probablemente sentirán envidia al saber que fuisteis testigos de la menos habitual, pero también factible, escena abundante en sangre con el matador como protagonista. El desajuste mental y el extravío ético del que hacéis gala os convierte en seres profundamente nocivos para la sociedad. No me pidáis comprensión ni respeto, no cuando vuestra perversión es la que provoca y perpetúa la agonía continua de seres vivos. Hoy la de un caballo, a veces la de hombres y siempre la de los toros.

Hace pocos días veía en una página taurina los resultados de una encuesta en la que se preguntaba si los caballos debían o no llevar funda. Casi un 80% de los que habían votado decían que no. Supongo que alimenta vuestro morbo, vuestra insaciable necesidad de sufrimiento en el cuerpo de otros, la sola idea de regresar a aquellos tiempos en los que por no disponer de protecciones, en casi todas las corridas de toros moría algún caballo tras derramar sus entrañas en el albero. Hay que ser sádicos para añorar algo así. Hay que ser como vosotros sois.

Que las terribles imágenes de ese animal, que las palabras dichas por taurófilos al respecto como que "es un espectáculo de vida y muerte por mucho que los antitaurinos no lo entiendan y al caballo le había llegado su hora", que las risas de los testigos y que la absoluta certeza de que la tauromaquia es, además de una exhibición de violencia y dolor, uno de los modos más abyectos de emplear el dinero público, sirvan para que de una vez por todas se ponga desde la administración fin a esta diversión y negocio propio de psicópatas. Si ellos hablan de arte, cultura o tradición yo quiero, Señores Políticos, hacerlo de valor: el que les pido que tengan para contemplar con detenimiento las imágenes de Xelin con el contenido de su abdomen fuera y después decidan. Ya está bien de transigir con la crueldad de este crimen injustificable contra animales y humanos.

Hoy mi angustia y mi rabia son muy difíciles de describir. Es tal la repulsión que siento por quienes perpetran, permiten, alientan y subvencionan algo así, tan desgarradora mi tristeza ante la visión de ese caballo cuyo padecimiento apenas puedo concebir, me golpean con tanta fuerza en el cerebro y en el estómago la aversión y el aborrecimiento, y es de tal intensidad el desprecio que siento por los canallas que hacen esto posible, que sólo insultos que al fin no serían más que descripciones y aún escasas saldrían de mi boca. En cualquier caso, ni todas las palabras que yo pueda pronunciar, cargadas de animadversión y hasta de odio por esa gentuza, serían una parte infinitesimal de todo el daño que ellos causan en solo minuto de una corrida.

Julio Ortega Fraile

Delegado de LIBERA! en Pontevedra

 

www.findelmaltratoanimal.blogspot.com

Modificado por última vez en Lunes, 30 Abril 2012 15:36

Comments   

-1 #4 Miguel 2012-05-02 06:20
Los toreros son los mayores ecologistas de España
Quote
-10 #3 Miguel 2012-04-30 21:51
Hay que ser tonto o estar muy manipulado para pensar que la gente disfruta con esto. Disfrutar como la palabra dice poco, nada. Se disfruta lo mismo que un charcutero en el mercado disfruta cuando prepara los cuartos de un animal que alimentarán luego a su familia. La nuestra.
Lo que ocurre es que esto ha venido pasando millones de años. Desde que el hombre es hombre éste a debido de domar a la naturaleza a su alrededor. Que hay que explicarlo todo. Sí, esto quizás sea muy duro pero no inhumano. Nada menos que así es como el ser humano es capaz de alimentarse. Trabajando, domando y manteniendo las costumbres por el mismo, y no por "ideas modernas".
Hasta ahora, hasta el descomunal crecimiento de las tecnologías de laboratorio capaces de alimentar a una sociedad que ni sabe y ni se preocupa de dónde o de quién le trae la comida. Y aun más que ha conseguido instaurar una semilla de asco y repudia contra nuestros propios ya no orígenes, sino biología.

Señores, si nos cargamos la parte más natural que España tiene en relación con sus vínculos naturales dejaremos de naturales:, simple: Un producto de laboratorio, ya no solo mediático que lo somos. Ahora ya está al final en nuestro plato!
Como en el libro 1984: Parece comida, huele a comida, sabe a comida, pero no es comida.
Se dice esto con una mueca que imita a una sonrisa.
No podía ser de otra forma: las raíces se han visto segadas.
En el nombre del progreso.

¿O cuántos de vosotros denunciareis que el super casi el 100% de la fruta y la verdura lleva una pegatina que especifica el número de la patente de esa semilla? Y esto pasa n todo el mundo. Pero pocos o ninguno, porque a la gente le falta el criterio, la razón, la memoria y sobretodo la atención. Nos están patentando la comida, señores.

Y que casualidad que estro haya pasado en los últimos tres años, justo cuando el movimiento antitaurino ha tomado más fuerza que nunca… Qué casualidad.. Pero vosotros mirareis hacia otra parte sin querer reconocer la realidad.
Estais manipulados mediaticamente. No conoceis el campo, vivís y os alimentais en un laboratorio. Lo siento pero esto os hace paletos de ciudad.
No os imagináis (seguro que ni un atisbo) el magno peligro que representáis, no para los animales en un primer momento, sino para los humanos que están y a los que vienen detrás. Los animales ya se verán afectados cuando no haya humanos que se interesen por ellos, cuántos animales y ya no solo animales, vegetales que se han exterminado de la faz de la tierra porque la gente no se preocupa por ellos. ¿No os habéis preguntado porqué es esto posible verdad?
La gente se preocupa siempre de protestar y de corregir a los demás, tenga o no sentido.

Somos un poco caníbales, al menos de espíritu.
Y esto es porque millones de años de evolución nos han hecho cazadores.
Así que señores, o enfocamos bien el problema (que no lo había hasta ahora), o no haremos más que cazarnos los unos a los otros: La destrucción del planeta tal y como es (y esto ahora son datos, no ciencia ficción)

Despertar!


"Each if you, must distinguish for himself between the scenes of; cold reality, and those of; pure illusion..."
Quote
+2 #2 Guillermo 2012-04-30 20:37
Cuesta creer que estemos en pleno S.XXI :(
Quote
+6 #1 Jonh S 2012-04-30 16:38
EL PP defiende los intereses económicos de los terratenientes, ganaderos y empresarios taurinos y sus peones toreros. No quieren perder sus rancios privilegios, disfrazando las corridas de toros como "hecho cultural". Qué crueldad!
Quote

Add comment


Security code
Refresh