kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Feb 2012

Los empleados de Metro y buses de Barcelona ‘sitiarán’ el Mobil World Congress Destacado

Escrito por  Antonio Fernández
Valora este artículo
(0 votos)
Los empleados de los transportes públicos de Barcelona sitiarán literalmente el Mobil World Congress (MWC), la cita que congrega a unos 65.000 expertos en telefonía móvil de todo el mundo a finales de este mes de febrero en la capital catalana. Es decir, lo granado de las más altas tecnología

Los empleados de los transportes públicos de Barcelona sitiarán literalmente el Mobil World Congress (MWC), la cita que congrega a unos 65.000 expertos en telefonía móvil de todo el mundo a finales de este mes de febrero en la capital catalana. Es decir, lo granado de las más altas tecnologías. Lo malo es que para los días de su realización está convocada una huelga de los transportes públicos de la ciudad, a la que se han sumado tanto autobuses como Metro, por lo que Barcelona puede ser un caos. Porque la mayoría de los 7.300 trabajadores en huelga pueden tomar las inmediaciones del MWC. Y el día 27 de febrero, cuando se inaugure el evento, se encontrarán con varios miles de trabajadores a las puertas del recinto ferial con pancartas, silbatos y octavillas.

“El otro día, cuando fuimos simplemente a entregar a la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) la convocatoria de huelga éramos cuatro gatos y enviaron a cinco cochineras [furgonetas policiales antidisturbios]. Pero pueden enviar a miles de antidisturbios el día 27. Lo que tenemos seguro es que desde primera hora estaremos en asamblea ocupando la plaza de España”, dice una fuente sindical a El Confidencial. Además, si se corta ese núcleo, se paraliza el tráfico de Barcelona hacia el sur, ya que es la vía natural de salida hacia Sitges, Tarragona, el aeropuerto y los polígonos industriales de Gavà, El Prat, Viladecans, Sant Boi y Castelldefels.

El alcalde de la ciudad, el convergente Xavier Trias, se entrevistó este martes con el máximo responsable del salón, John Hoffman, al que dio garantías de que todo saldrá bien. Ayer, el primer teniente de alcalde y presidente de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Joaquim Forn, afirmó también que ya hay un plan alternativo para paliar los efectos de la huelga. Según diversas fuentes consultadas por este diario, se trata de echar mano de taxis, autocares privados y de coches alquilados con conductor o sin conductor pero con un empleado proporcionado por las empresas hoteleras. Forn señaló que “el taxi está pasando una crisis muy importante y están deseosos de poder trabajar las horas que haga falta, especialmente los que son autónomos”.

Pero eso será si les dejan, porque, en palabras de los huelguistas, lo que trata el Ayuntamiento es de ”reventar la huelga”. En palabras de los responsables políticos, de ”paliar los efectos de una protesta que es desmesurada, porque quien paga el pato son terceras personas y, en este caso, también la ciudad, el prestigio y la imagen internacional de la Barcelona”. Los sindicatos también hicieron llegar ayer una carta a las principales agencias internacionales donde les narran el conflicto y les anuncian la paralización de Barcelona durante los días 27 a 29 de febrero y 1 de marzo, o sea, las fechas del MWC.

Así pues, las previsiones del Ayuntamiento pueden ser inútiles con el sitio del recinto ferial, ya que ello impedirá que los vehículos contratados lleguen hasta el MWC. En ese caso, todos los asistentes han de pasar entre los huelguistas. ”Y no tendrán helicópteros para acceder a la Feria, como pasó en el Parlament cuando fue rodeado por los indignados”, dice una de las fuentes consultadas. Miguel Ángel Arias, presidente del comité de empresa de autobuses, señaló a este diario que las palabras del teniente de alcalde evidencian que “se ve que les preocupan más los 65.000 asistentes a la Feria que los dos millones de ciudadanos de Barcelona, porque a los que viven aquí no les ponen taxis ni coches privados”.

La propuesta de la empresa

El conflicto está que arde. La empresa había convocado ayer a los sindicatos a una reunión. Bajo el brazo, llevaba una propuesta de convenio a cuatro años. ”Nuestro planteamiento es no centrarnos en el conflicto puntual que existe, sino englobarlo todo en una perspectiva a largo plazo para tratar de hallar puntos de coincidencia con el objetivo de mantener la plantilla y el servicio”, señalan fuentes oficiales de TMB a El Confidencial.

Pero los sindicatos no se presentaron a la reunión. “La asamblea de trabajadores votó que cualquier reunión debía contar con el comité de huelga y con un representante de la autoridad laboral. Y el miércoles por la noche, la autoridad laboral nos llamó para decir que no podría asistir, por lo que nosotros tampoco asistimos”, señala a este diario Miguel Ángel Arias. La Consejería de Empresa y Ocupación, sin embargo, ha convocado para el próximo lunes una nueva reunión, donde la empresa podrá presentar su plan alternativo a cuatro años.

Josep Garganté, portavoz de una plataforma conjunta que han creado la Confederación General del Trabajo (CGT), la Plataforma Sindical de Autobuses (PSA) y la Asociación de Conductores de Transportes Urbanos de Barcelona (Actub), señala a este diario que “estamos cansados de que nos digan, en cada reunión, que somos muy buenos y que los índices de satisfacción con los transportes públicos son muy altos. Lo que queremos es que cumplan el convenio”. Y ese convenio, en vigor hasta el próximo 31 de diciembre, especifica que deben aumentarles el sueldo tanto como el IPC del año pasado más el 0,25%. Y, por si fuera poco, reclaman atrasos del año pasado y una compensación por cinco minutos diarios que es el tiempo que les restaron de almuerzo. Estas compensaciones estaban también previstas en el convenio.

Migue Ángel Arias,por su parte, añade que “hemos tenido tres reuniones. En la primera, nos anunciaron 36 despidos. Y en la segunda, que no iban a cumplir el convenio. La empresa está lanzando amenazas puras y duras y así no llegaremos a ningún acuerdo. El proceso de este conflicto no ha sido normal, pero no por nuestra parte”.

El portavoz de Actub, Faustino Mondragón, subraya que “el órdago es mayor. Pero o la empresa cumple el convenio o nos comeremos todos los cuatro días de huelga. Han estado mirando cómo nos podían meter el gol, pero no les vamos a dar esa opción. Aguantaremos el pulso hasta el final. Están tensando la cuerda al máximo y el día 27, si no ceden un poco, se desatará la guerra. Se quejan de que cogemos estas fechas para protestar. ¡Hombre claro! No vamos a coger el 10 de agosto a las 5 de la tarde. Cuando se convoca una huelga es para hacerse oír y hacer daño, de lo contrario no tiene sentido. No queremos la huelga, pero no nos dejan otra salida”.

Desde la empresa, sin embargo, se quejan de que “no tenemos cerrado todavía el nuevo contrato-programa con la Administración, por lo que no podemos contar, en estos momentos, con un marco estable de financiación”. El último contrato-programa, en realidad, caducó el 31 de diciembre del 2010, pero el año pasado se prorrogó con las mismas condiciones del ejercicio anterior. Por si eso fuera poco, para el 2011 les han comunicado 56 millones de euros de recorte, una parte sustancial de los cuales ha de ser en salarios. Y si se recorta y se han de mantener puestos de trabajo y servicios, dice la empresa, ”ni nosotros ni nadie puede mantenerse”. El presidente Forn ya lanzó ayer una advertencia: para el 2013, la compañía ha de endeudarse en otros 100 millones de euros para subsistir. Si eso se suma a los 270 millones de déficit que tiene en la actualidad, la cantidad comienza a hacerse inalcanzable.

NOTICIA RELACIONADA

El transporte quiere colapsar el Congreso Mundial del Móvil de Barcelona

http://www.elconfidencial.com/espana/2012/02/17/los-empleados-de-metro-y-buses-de-barcelona-sitiaran-el-mobil-world-congress-92787/

Modificado por última vez en Viernes, 17 Febrero 2012 20:09

You have no rights to post comments