kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
26 Abr 2012

La peor noticia del día es la mejor para los vasallos españoles del Imperio Destacado

Escrito por  R.P.
Valora este artículo
(2 votos)
¿Se habrán lavado los piños? La conciencia, no, porque seguro que de eso no tienen. ¿Se habrán lavado los piños? La conciencia, no, porque seguro que de eso no tienen.
No hay peor noticia que la que suscita colectivo, y masivo, sofoco ajeno.

 

Mariano está que se sale. Su orgullo de patriota con patria postiza lo exhibe ante el resto de los mortales, especialmente ante el de sus supuestos compatriotas, hoy excesivamente distraídos con proezas futbolísticas de unos o de otros.

Y es que Rasmussen, baluarte de una paz mundial asentada sobre cementerios, afirma con orgullo y satisfacción (como si fuera el Juan Carlos matapaquidermos) que España es un aliado fiel de la NATO, esa “altruista” organización que no muere matando, sino que mata a secas, mucho más, me temo, que el tabaco de marca cuyo precio en tierra cañí tiende no poco a elevarse.

El simpático secretario general de la Alianza Terrorista ha elogiado el “impresionante trabajo” que el Estado español está llevando a cabo para combatir la crisis, ésa que generaron los mismos ricachones que sostienen en algún rinconcito lóbrego y oculto la propia existencia del belicismo-militarismo “exclusivamente” atlántico. Sabíamos que el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial e, indudablemente, la Reserva Federal Yanqui tutelaban los “progresos” de los Gobiernos españoles en materia de jodienda incrementada a las clases obreras y a los pueblos que componen la No-Nación. Pero lo de la OTAN en este campo no estaba cantado para los que no examinan la asquerosa realidad con lupa sherlockholmesca.

Fíjense hasta qué punto se meten las narices en asuntos internos de la Spain que no es tan different, que el Primer Ministro Rajoy, en rueda de prensa conjunta con su amigote Anders, instaba a las Comunidades Autónomas a apoyar las inhumanas medidas de ajuste que se están implementando en el conjunto del país. Habrá que darle la razón a Don Cayo Lara cuando, a contrapelo de la propaganda dominante, reconoce que los Presupuestos Generales son una declaración de guerra a la recuperación económica.

Claro, será por eso, porque de guerra va el asunto, que la satánica OTAN está tan contenta con lo “bien” que se hacen las cosas por estos lares tan descarriados como patéticos. Y, además, como ya se estaba hablando de armas, el dúo que estaba dando la nota en Moncloa debió de experimentar una erección simultánea cuando mutuamente se echaron florecitas por las misiones de barbarie en Libia o en Afganistán.

A estos dos les pone eso de promover la “paz” mediante crímenes contra la humanidad bendecidos con agua de impunidad, que nada tiene que ver con agua fragante, la cual, por otra parte, no serviría para disimular, ni siquiera una pizquita, las pestilencias de esta pareja que hace tríos con la Muerte. Sin tiranía económica, a la vista está, no puede hacerse política demofóbica en serie.

En coherente línea con tal sarta de barbaridades encadenadas, Marianito Rajón (porque habla más de la cuenta y mal) equiparó la importancia de rubros como la sanidad y la educación a la de la defensa, que, como sabemos, en casos como el nuestro, es ataque nada más. Afirma que de los tijeretazos no debería salvarse el Ministerio de la Guerra (bueno, así tendría que volver a llamarse, como en tiempos,entiéndanme). Agregó, a renglón seguido, que próximamente en Chicago, se estudiará la fórmula que concilie seguridad con austeridad económica. Estoy convencido de que los pensadores enamorados del “divino” dólar que han organizado la reunión estarán magistralmente asistidos por el fantasma cojonero del “filantrópico” Milton Friedman, que en los Infiernos no descansa ni creo que descanse. Por eso es un alma en pena todavía; ni el Angelón Caído lo quiere cerca. Los gafes asustan al más pintao.

Las matanzas con el dinero del contribuyente las impulsan las multinacionales más poderosas, las ejecuta el sector público vía Fuerzas Armadas coordinadas con otras, las sufren a lo bestia los inocentes y desvían fondos imprescindibles que deberían ser destinados al gasto social, con todas las ventajas que ello supone. Por eso estas utilidades son tapadas por los machacones discurso y práctica neoliberales, máximo exponente de lo inútil y de lo fallido.

La bandera rojigualda, vestigio de rancio franquismo, con pollón (aumentativo de “pollo”) estampado o sin él, será la pesadísima insignia que acompañe la Eurocopa de este año. Nuestra clase política dirigente hará todo lo que en sus manos esté para conjurar de nuestras vidas la desconfianza en el inmoral sistema. ¡Qué bonito es hablar de España cuando se besa enseñas en momentos oportunos! Después del paripé se rinde honores al pendón que representa a la metrópoli de la colonia hispanoeuropea: el  del imperialismo de EEUU, con múltiples facetas y una sola intención.

¿Tengo que especificar ese propósito? No. Lo que hay que hacer es aislar a los que nos venden la gloria que no existe, esto es, la perdición que nos aguarda de seguir tragando quina (que no es la Santa Catalina).

No hay peor noticia que la que suscita colectivo, y masivo, sofoco ajeno.

 

http://thescarletrevolutionary.wordpress.com/

Modificado por última vez en Viernes, 27 Abril 2012 01:00

You have no rights to post comments