kaosenlared.net

sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
20 Ene 2013

Mali, Argelia y las malas costumbres europeas Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)
Mientras la prensa rosa se interesa de la situación sentimental de Stewart y Pattinson o de la disputa soberanista de esas dos eminencias intelectuales que son don Mariano Rajoy y Artur Mas, Francia organiza una masacre en Malí.

 

      Mientras la prensa rosa se interesa de la situación sentimental de Stewart y Pattinson o de la disputa soberanista de esas dos eminencias intelectuales que son  don Mariano Rajoy y Artur Mas, Francia organiza una masacre en Malí para acabar con fundamentalistas (además de fundamentalistas, Malí es la base del petróleo argelino. Pero lógicamente esto es muy secundario para los filántropos y demócratas europeos, que sólo piensan en los derechos humanos desde hace siglos: ya se sabe, la “pesada carga del hombre blanco” que diría Kypling).

    Es bien conocido que Europa y los USA son tan enemigos de los fundamentalistas, que para colocarlos en el poder en Afganistán (en los años ochenta, donde incluso los usa-americanos se convirtieron en los padres del fundamentalismo islámico, luego volverían a la operación, pero esta vez cambiando fundamentalistas malos por fundamentalistas buenos), en el laico estado de Iraq o en el moderno (no en lo político, pero eso es algo sabido por todos y no tengo por qué repetirlo) estado libio con la plena igualdad de hombres y mujeres y un estado del bienestar que supera con creces al de la mayoría de los estados europeos, no dudaron en invadir y convertir en piltrafa estos países. Curiosamente estos países o tenían petróleo o estaban en la ruta del mismo. Lógicamente, es de suponer que Europa y los USA, tan ocupados en sus cuestiones humanitarias,  sólo se dieron cuenta de este detalle cuando entraron en estos países.

   El dictador (raramente se indica, pero su régimen se sustenta en un golpe de estado a principios de los noventa propiciado por Francia, tras la victoria fundamentalista) Butterflica estaba al tanto de todo (suposición razonable, ya que sus relaciones con Francia rayan lo íntimo) y es imposible que ambos países no supieran que ello podía suponer una respuesta fundamentalista. Lo aceptaron como mal menor frente al bien mayor del petróleo. Son, lógicamente, muertes inocentes, dolorosas, como el millón de muertos de Iraq, las decenas de miles de Libia, a los que ahora podremos añadir los muertos (seguramente con bastantes ceros delante de la unidad) que se producirán en Malí.

     Estos días, en la prensa francesa, el “especialista” en Próximo Oriente Kader Abderrahim afirmó que "Argelia vuelve a sus viejas costumbres". A lo que cabe preguntarse: ¿cuándo Occidente abandonará sus viejas costumbres?  

 
Modificado por última vez en Domingo, 20 Enero 2013 14:35

Add comment


Security code
Refresh