kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
05 May 2012

El 15M, ¿Y ese quién es?

por Jorge Moruno
Sábado, 05 de Mayo de 2012 15:16
Frente a los parásitos del 1%, el 99% es el verdadero "emprendedor"

“El mundo deberá sufrir una gran sacudida. Se dará una situación tal que los impíos serán expulsados de sus lugares y los oprimidos se alzarán” 

Thomas Müntzer, 1524

El 15-M no existe, es la gente. La fecha es una etiqueta que remite a un acontecimiento concreto, las acampadas, el día cuando implosionó la política de movimiento ya iniciada con anterioridad. Esa política, que tiene su punto de apoyo en la brecha abierta entre lo legal y lo legítimo. Esa política que nos recuerda que existe una tensión continua entre súbdito y soberano, expresada de formas diferentes en tiempos históricos distintos.  El 15-M no es una marca codificada, al contrario, se proyecta de forma inorgánica en las luchas por la vivienda, en las mareas de la educación y la sanidad, en las asambleas de barrio o los colectivos nacidos al calor de las movilizaciones y entre otras tantas realidades y experiencias.

Hablamos por lo tanto, de un imaginario que despliega una ola de politización colectiva, en torno a una comprensión de la convivencia humana basada en principios, que chocan con los del dogma de la austeridad neoliberal. 5 razones se proponen para el 12M-15M: Renta básica universal, vivienda digna garantizada, no a la precariedad laboral, no a la reforma, ni un euro a los bancos. Utopía dirán algunos, quizá sería mejor que invirtieran sus preocupaciones en la distopía actual, muy real, que cierne sobre nuestras cabezas.

Todo un modelo.

La política de movimiento es también un modelo económico y  social con fines humanamente racionales, todo lo contrario a la precariedad, al urbanismo pensado para el consumo desde la economía de mercado. El Instituto Lluis Vives, emblema de las protestas estudiantiles de la primavera valenciana, ha recibido el premio Llibertat d’Expressió de la Unió de Periodistes Valencians. El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona –CCCB- en la categoría especial del público ha concedido premio Europeo del Espacio Público Urbano, a la acampada Sol del pasado año. Entre otras razones esgrimidas destacan que la acampada “obedecía a pulsiones dinámicas que le obligaban a adaptarse de forma constante a las condiciones de cada momento. A veces adquiría la morfología densa y compleja de una alcazaba, mientras que otras se replegaba rápidamente sobre sí misma para dar cabida a una concurrida manifestación”

Las características que destacan para otorgar el premio a la acampada de Sol, son exactamente las mismas que pregona el nuevo capitalismo: flexibilidad, adaptación al cambio, optimización, trato de la complejidad, autonomía etc… Con una gran diferencia: los primeros ponen a trabajar el cerebro colectivo para un beneficio común. Los segundos utilizan al cerebro colectivo para someterlo a un beneficio y rentabilidad privada, de pocos.

Lo común y la empresa

En el mundo empresarial llaman “innovación abierta” a la búsqueda de soluciones y a la creación de un ecosistema que sea permeable a las paredes de la empresa, al igual que lo son las ideas y el conocimiento. La delegada en Catalunya del Club Excelencia en Gestión y directora de proyectos, Palmira López-Fresno, entiende que el “conocimiento está ampliamente disponible y repartido en multitud de países, empresas, organizaciones y personas”. Algo que las empresas deben ser capaces de “integrar en su propia cadena de innovación”.

El motor de toda producción viene cada vez más a posicionar al empresario en la figura del cazador, en lugar del tradicional industrial-paternalista. La fuente de riqueza hoy mucho más que en tiempos de Marx, es profundamente social y la explotación no conoce ya horarios ni paredes. Cuando la información, las relaciones sociales y la comunicación devienen base fundamental del resto de procesos, el capital se revela como un total parásito en la producción.

El Crowfunding es un mecanismo de financiación colectiva de proyectos a través del mecenazgo, que de otra manera resultarían imposibles sacar adelante ya que no incuban una perspectiva empresarial. Actualmente ya existen empresas como Crowd Angel, que aplica el espíritu común del Crowfunding para encontrar nuevas formas de hacer negocio. Según su definición un crowd angel es un “inversor privado que no invierte en proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento por que no sabe cómo acceder, las cantidades a aportar son demasiado elevadas”. Su principal objetivo es acercar posibles proyectos de negocios a personas dispuestas a invertir 3000 euros en capital riesgo.

La empresa Nielsen, especialista en crecimiento y análisis de mercado, pone el acento en su estudio, “Del consumidor fiel al consumidor fan”, en la movilidad del paso online al encuentro offline, con el ejemplo del 15M. Las personas “participan y acuden más a eventos deportivos, musicales, culturales, dan más su opinión en los medios de comunicación, siguen más las marcas y los famosos”.

Quien innova es la gente para la gente y la empresa se apropia la fórmula y lo traduce en términos empresariales, donde para vender tienen antes que generar comunidad. Hoy para monetizar antes deben  presentar y formentar su faceta social, pero el objetivo es el mismo de siempre: rentabilizar. Este trabajo gratuito que se cede sin recibir un salario, es crucial para la empresa y causa de nuestra precariedad. Les permite demandar menos fuerza de trabajo empleada, reducir costes en salarios y destrozar derechos.

Un estudio de la Technology Innovation Management Review, que mide la apertura de los proyectos de software, confirma que “cuanto más abiertos sean los proyectos, les irá mucho mejor a largo plazo en comparación con los cerrados”. En un  artículo titulado Ocuppy as a business model, Michel Bauwens, uno de los fundadores de la Fundación P2P –peer to peer-, indica que “no importa si eres “commonist” o un capitalista de IBM, ambos salen ganando con el software libre”.

Brett Scott, un antiguo activista reconvertido al mundo de las finanzas, opina que encuentra características similares entre los gestores de alto riesgo –Hedge fund- y los activistas de Ocuppy. Según Scott, comparten la misma tendencia a la transgresión y la búsqueda de novedades, en la puesta en duda de las certezas implantadas: ambos arriesgan. Llega incluso a decir que Karl Marx hubiera sido un brillante hombre de las finanzas.

Twitter opera con código abierto y fueron precisamente los usuarios quienes inventaron el conocido hashtag #, el símbolo que agrupa conversaciones.  Twitter puede adquirir una orientación ambivalente, puesto que, igual sirve para comunicar consignas o difundir movilizaciones, como abono donde hacer estudios de mercado. En EEUU han amplificado su uso, trasladándolo a la vida cotidiana como herramienta política del movimiento. Tuiteros activistas organizan acciones donde acuden a cientos para salvar tiendas locales con sus compras en contra de las grandes corporaciones.

En Londres existe una cooperativa llamada The people’s supermarket –el supermercado del pueblo-, donde es posible conseguir mejores productos a precios más cercanos a la marca blanca que a la sección de gourmet. 1000 londinenses pagan 25 libras al año y trabajan cuatro horas al mes. Todo el mundo puede comprar, pero sólo los miembros gozan de un descuento del 20%. En febrero se les exigía el pago un impuesto por negocio de 5000 libras, sin considerar que es un pequeño local y no una corporación. Una campaña en Twitter consiguió reunir 7000 libras. Las herramientas de comunicación postmediáticas pueden tener tantos usos como creativa sea nuestra imaginación colectiva, la cuestión reside en sí se pone al servicio de todos para todos, o de todos para pocos.

Al 99% ya se le exprime mucho, sea empleado fijo, precario, parada, trabajadora doméstica, becaria, sin papeles o falso autónomo, todos generamos riqueza en sociedad. Al 1% le mostramos el camino y coincidiendo con Mario Draghi, que tiene toda la razón, sentenciamos: “no podemos mantener a la gente que no trabaja”. Somos los emprendedores, vosotros vais a remolque.  Sobráis lumpen-oligarquía.

Ultima modificacion el Lunes, 07 de Mayo de 2012 20:38


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio