kaosenlared.net

sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
21 Abr 2012

Rajoy necesita controlar TVE porque no hay elefante que tape la que se nos viene encima Destacado

Escrito por  Marcos Paradinas
Valora este artículo
(1 Voto)
'En el día de hoy, cautivo y desarmado el Estado del Bienestar, han alcanzado las tropas del PP sus últimos objetivos: el control absoluto de las televisiones. El pluralismo ha terminado'...

Prensa

TVE era el último escollo para el poder absoluto del Gobierno del PP y la situación se ha cambiado por decreto, una vía de la que Mariano Rajoy está abusando a pesar de su supremacía parlamentaria. Y de rebote, también se ha permitido la privatización de los canales autonómicos.

Durante la anterior legislatura, el Partido Popular bloqueó por activa y por pasiva cualquier acuerdo para renovar las instituciones españolas a base de proponer a candidatos ilegales, cuando no a hooligans de la derecha extrema. Y las veces que el Gobierno consiguió pactar con la oposición fue gracias a la ingenuidad de Zapatero, que permitió la selección de personajes como Carlos Dívar, quien hoy sigue siendo además el alto cargo con mayor salario (130.000 euros).

Política autoritaria
Ahora, el poder del PP es desmedido, pero no llega a los 3/5 del Congreso que necesita para poder colocar a quien quiera al frente de RTVE. Podría intentar pactar con el PSOE y seguir con la línea de acuerdos que en los últimos años nos ha brindado la televisión pública más plural, objetiva e independiente de toda la democracia. Pero no, prefiere seguir su política autoritaria y cambiar la ley para elegir por decreto al presidente de la Corporación.

El jet lag de Mariano
Se había especulado con que Mariano Rajoy comparecería hoy para explicar las medidas. La ocasión no era para menos, pero el jet lag de su periplo por las Américas se lo ha debido impedir. El tocomocho se ha vuelto a poner en marcha y una vez más ha sido Soraya la encargada de anunciar a los ciudadanos que hoy son un poco menos libres. La vicepresidenta ni siquiera ha podido disimular su sonrisa cuando anunciaba el asalto a RTVE.

La culpa no es de TVE
No son capaces de reconocer que la gente se ha hartado de ellos en menos de 100 días. Que los ciudadanos se han dado cuenta del engaño. Que sus mentiras son las culpables de los batacazos electorales en Asturias y en Andalucía.

Se han dejado convencer por los ultras de Génova y por los periodistas más sectarios de lacaverna, que llevan meses repitiendo que la culpa de que el pueblo les odie es de TVE. Pero la televisión pública sólo se dedica a plasmar la realidad: las miserias que muestra las ha creado el Gobierno él solito.

El ejemplo de Telemadrid
Personajes como Hermann Tertsch se atrevían a asegurar el día después de las elecciones que el PP había pinchado en Andalucía por culpa del “sectarismo” de TVE. Unas horas antes de semejante afirmación, el mismo periodista asistía a un especial informativo en Telemadrid donde la presentadora, Isabel San Sebastián, decía frases como: “El PP lleva ahora 45 diputados… ya hemos subido”. Desvergüenza en estado puro pagada con los impuestos de todos.

Cuando le pregunté respetuosamente a Hermann Tertsch acerca de semejante contradicción, me contestó: “Cuando trabajes en un medio más decente te responderé”. Es la falta de valentía típica del que no tiene a mano el argumentario del PP o las instrucciones de la Embajada de Israel.

La hora de la “decencia”
Ha llegado la hora de la “decencia” para TVE. Es el fin de Ana Pastor, Pepa Bueno, Fran Llorente… Ahora es el turno de los Tertsch, los Dávila y Pilar García de la Granja… Las vitrinas de los Informativos, que hasta ahora se llenaban de premios a la independencia, serán ocupadas por fotografías de Mariano Rajoy con birrete y las condenas por manipulación como la de Urdaci.

Es el momento de atiborrarnos  con las galas de José Luis Moreno, con los maratones de copla española, con corridas de toros y fútbol en exceso, con Ce-Ce-O-O… Dice Rajoy que de aquí al verano tiene planeados muchos más recortes y necesita a TVE porque no habrá elefante muerto capaz de tapar la que se nos viene encima.


Comments   

0 #2 Pichucas 2012-04-22 22:35
"Pluralidad" no es lo que mejor define a RTVE, ni en estos momentos, ni nunca en su historia.

Y, si bien gente como Carlos Dávila no tiene absolutamente nada que ver con el Periodismo (con mayúscula), personajes como Ana Pastor, tampoco.
Quote
0 #1 beniezu 2012-04-21 17:46
Bueno, eso del control del poder mediático, TV incluida, por el Estado , no es nada nuevo ,ocurre desde la llamada "transición" si entendemos control como propiedad de una clase capitalista , pues ser dueño de medios de comunicación implica ponerlo a su servicio económico ,y , obviamente ,ideológico

. Lo que si puede ocurrir es que entre los dos, servidores del Estado, PP y PSOE, tengan sus "diferencias" de intereses personales, de partido diríamos, que no es lo mismo que diferencias ideológicas, pues estos dos partidos, tienen la ideología que les marca el Estado, y las tienen, simplemente porque están al servicio de Estado y de su poder hegemónico financiero.

Pero, en cuanto a lo pudiera afectar a los de a pie, al pueblo llano y trabajador, no cambiara nada en absoluto continuaran como siempre con su política de intoxicación y manipulación. Si se producen privatizaciones de emisoras autonómicas, será muy negativo en cuanto que se roba al pueblo unos estudios de TV con todo su equipamiento para, como ocurre en toda privatización, entregarlos a la propiedad privada, a ellos mismo, por cuatro perras
Quote

Add comment


Security code
Refresh