kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
27 Abr 2012

"A los mossos no se les identifica ni se les juzga, es una hipocresía total"

Escrito por  Eduardo Muriel
Valora este artículo
(3 votos)
La web creada por los Mossos d'Esquadra ha encendido las alarmas. En dicho portal, en el que se invita a los ciudadanos a dar información de personas sospechosas de vandalismo, "hay fotografías de menores de edad", según denuncian desde Acampada Barcelona.

Prensa

Además, añaden, en ella "no se respetan ni el derecho a la intimidad ni a la presunción de inocencia". Manuel Simarro, miembro de Acampada Barcelona, explica que a muchos de los que aparecen "ni siquiera se les ve cometer un delito", como en el caso de algunos a los que "simplemente se les ve arrastrar macetas, algo que no llega a ser delito".

El verdadero objetivo de la web lanzada por los mossos no sería, sostienen los indignados catalanes, la "disuasión y la prevención", como aseguró ayer en la presentación el director de la policía catalana, Manel Prat. El fin sería "generar miedo", tal y como avisó Felip Puig a principios de abril, y busca la "pena en el telediario, crear ejemplo, para que la gente no salga a la calle como ocurrió el 29-M". Simarro recuerda, como prueba, las conversaciones entre las diferentes unidades policiales durante las duras cargas en la Plaça Catalunya, el pasado mayo.

"Felip Puig se equivoca, ya que no se trata de un problema de orden público, sino de orden social. A mí no me gusta nada la violencia, pero la gente está sufriendo desahucios, niveles de miseria graves y unos niveles de paro altísimos", razona Simarro. "Ya pueden detener a quien quieran, en la huelga próxima que haya volverá a pasar lo mismo, es un problema social", zanja.

La explicación que da Simarro es que, con el 15-M, las autoridades "se vieron desbordadas por la resistencia pacífica", pero en escenarios como el de la huelga del 29-M se sienten "muy cómodas". "Quieren potenciar el camino de la violencia, pero las próximas movilizaciones en mayo serán ejemplo de protesta pacífica", asegura.

La figura del delator

Una de las cosas que mayor preocupación ha provocado ha sido el hecho de que se invite a la ciudadanía a "delatarse" entre ellos, a enviar información sobre los sospechosos que aparecen en la web. José Cosín, abogado especializado en derechos humanos —que lanzó una recogida de firmas contra el endurecimiento del código penal que ya suma más de 150.000—, compara esta actitud con la de los países totalitarios, que han "usado internet para amedrentar a los ciudadanos".

"Desde la web se invita a que la gente se señale entre sí, y eso conlleva peligros. Por ejemplo, si me llevo mal con alguien, le puedo delatar y hacerle pasar por un momento desagradable", apunta el abogado.

Además, Cosín duda de la legalidad de la web lanzada por los mossos. "Existe una ley de protección de datos, no puedes hace fotos de gente y colgarlas como si esto fuera el salvaje oeste", asegura. "Sólo con que entre esas personas hubiera alguien que fuera inocente, el responsable de los mossos tendría que responder ante la Justicia", explica.

"No se puede hacer fotos a la gente y colgarlas como si esto fuera el salvaje oeste"

De todos modos, aunque fueran culpables, Cosín considera que para tomar esa medida tiene que existir, como mínimo, un peligro real para los derechos fundamentales de las personas."Aún así, ni en ese caso el fin justifica los medios", denuncia.

Entre los motivos de este repentino endurecimiento, Cosín apunta a la próxima reunión del BCE en España, así como a las próximas movilizaciones del 1 y el 12 de mayo, por lo que el Gobierno estaría buscando un "efecto de amedrentamiento". Eso sí, Cosín deja claro que "por muy legítimas que sean las protestas ninguna amputación de derechos legitima la violencia por parte de los manifestantes".

Permisividad con los excesos policiales

Además de las escenas de violencia contra sucursales bancarias y tiendas por parte de algunos de los presentes, otro de los puntos conflictivos de la jornada de huelga fue la actuación policial.

"Hablan sólo de la violencia de los manifestantes pero, sólo en Barcelona, la acción policial destrozó dos ojos y se rompieron una veintena de piernas o brazos", apunta Simarro. "Dos personas han perdido el ojo de por vida", remarca.

El tema de la identificación es otro punto sensible. "Los mossos no se identifican ni se les juzga, es una hipocresía total, y, cuando llega el momento de denunciar abusos policiales, el juez nos dice que no se ha podido identificar a los agentes que se han excedido", explica.

Cosín es de la misma opinión. "Encubren acciones policiales que son claramente lesivas de los derechos de los ciudadanos mientras persiguen de una forma desproporcionada a los que protestan", lamenta.

You have no rights to post comments