kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
14 Abr 2012

¿Hitlero-trotskistas? Notas entorno a una publicación aparecida en la Web del PCPE de Extremadura. Destacado

por Pepe Gutiérrez-Álvarez
Sábado, 14 de Abril de 2012 16:57
Me pregunto cómo es posible que a estas alturas, un personal que se llama comunista publique un texto como Historia de Trotsky y del trotskismo, pero ahí está en www.comunistasdeextremadura.net/...

Me pregunto cómo es posible que a estas alturas, un personal que se llama comunista publique un texto como Historia de Trotsky y del trotskismo, pero ahí está en www.comunistasdeextremadura.net/, una página del PCPE de Extremadura. Un texto firmado por José Antonio Egido del que me dicen que era quien firmaba como Ramón Mercader en “Egin” allá en los años ochenta, y uno de los motivos por lo que escribe dejó de publicar en este diario.

¿Qué se pretende con tal cúmulo de acusaciones?, ¿se trata de advertir sobre la posibilidad de que vuelvan a tener lugar encuentros como el que se decía que trotsky tenía con Hitler, y Andreu Nin con Franco , uno en Burgos el otro en Berlín?.  Desde luego no se trata de una invitación al debate, eso es algo que no entra en la cánones. Se acusa, se dice lo peor, pero nadie se hace responsable. Se trata de un texto viejo, actualmente el propio autor ni tan siquiera lo incluye en su minucioso “curriculum”. Quedaba por ahí como una sórdida señal del estalinismo obcecado, en páginas como las del PCE (r), pero no me la imaginaba en una del PCPE que normalmente no suele tratar de estos temas.

Se trata sin duda de obra de gente joven que sabe manejar una Web, algo un poco arduo para esa militancia que evoca los buenos tiempos, de esos obreros militantes que aprendieron a creer en “el Partido”, el mismo que no les facilitó más bagaje cultural que el de la fe y la obediencia. Aún se le oye mascullar en alguna conferencia, barruntando sus nostalgias, como si les costara asimilar todo lo que les ha caído encima. Pero eso es una cosa, y otra muy distinta son actuaciones como las de JJCC  sevillanas creando una suerte “Peña Ramón Mercader”, o la de los émulos de Vishinsky que han colocado semejante indignada en cuatro entregas. Se trata de una variante estalinista de falsificaciones dignas de “Los protocolos de los sabios de Sion”. De un texto de espalda a la verdad y a la historia, totalmente indigno de una persona honesta, y mucho más si se dice comunista. Me ha extrañado que sea en una página del PCPE. He conocido a algunos compañeros de este partido, y diferencias aparte, esto no ha sido obstáculo para trabajar juntos en un clima de fraternidad y respeto….

Se trata de un lejano texto, firmado por  José Antonio Egido, miembro de EHK- Euskal Herriko Komunistak, actualmente residente en Venezuela, y cuyo discurso fundamental es que en toda la historia de la descomposición del “socialismo real”, toda la responsabilidad recae en el imperialismo y en los que algunos llaman “anticomunistas de izquierdas”, y no registre ni una sola mácula en todo el entramado creado por la burocracia soviética de la que Stalin fue el primer representante en la fase histórica que sigue al desastre socioeconómico que significó la guerra civil rusa de 1919-1921. …

El “dictamen” sobre la Historia (sic) de Trotsky y el trotskismo de José Antonio Egido, tiene cuanto menos una virtud: recopila todas las mentiras de la escuela de falsificación histórica que fue el estalinismo, y añade algunas más de cosecha propia y reciente. Para trabajar más tranquilo, Egido prescinde de todo el caudal historiográfico reconocido sobre la historia soviética, o sea de E.H. Carr, Moshe Lewin, Isaac Deutscher, Pierre Broué, etcétera, etcétera. Igualmente prescinde de un dato elemental con que se da de bruces cada día. Actualmente  el antiestalinismo ha dejado de ser un criterio más o menos exclusivo del “trotskismo” y de la izquierda radical, para llegar a resultar un criterio elemental, de andar por casa,  en toda la izquierda internacional comenzando por Hugo Chávez (ver anexo), esto sin olvidar a una inmensa mayoría de aquellos comunistas que sin abandonar sus ideas de lucha,  estiman que el estalinismo fue un error y un horror…

Se me ocurre citar algunos textos, en realidad no hay más que ir a cualquier librería y buscar documentación.  Los que lo hagan encontraran un consenso casi absoluto en la denuncia de las mentiras del estalinismo, y en la defensa de la autenticidad de la lucha de Trotsky y sus seguidores por más que no se compartan tales o cuales criterios. El problema no se da en este punto, se da en el ámbito de las interpretaciones, en el cómo y el porqué la revolución rusa que comenzó como “prólogo” de la revolución mundial acabó convirtiéndose en un Estado burocrático, y en dictaminar la naturaleza –ambivalente según Trotsky- de dicho Estado. Lo mismo sucede con la política de los partidos “terzointernacionalistas”…

 Claro que para llegar hasta aquí hay que tener voluntad de saber, y eso es lo último que quiere un fanático.

Anexo

Durante el programa semanal Aló Presidente, transmitido el pasado domingo 22 de abril, el Presidente Hugo Chávez invitó a los venezolanos a estudiar los escritos del revolucionario ruso León Trotsky, y especialmente lo expresado por éste en el folleto El Programa de Transición, programa de acción elaborado por Trotsky y aprobado en el Congreso Fundacional de la Cuarta Internacional en 1938, el cual constituye una de las bases fundamentales de la corriente trotskista dentro del marxismo..
Luego de una llamada al programa por parte del señor Ramón González, un oyente del programa, Chávez afirmó haber leído recientemente el folleto de Trotsky que le fuera regalado por el Ministro del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, José Ramón Rivero, quien es seguidor del pensamiento del revolucionario ruso.
"No me puedo clasificar como trotskista, no, pero tengo tendencia, porque yo respeto mucho el pensamiento de León Trotsky, y cada vez que lo respeto más lo percibo mucho mejor. La revolución permanente por ejemplo es una tesis importantísima. Hay que leer, hay que estudiar, todos, aquí nadie está aprendido," afirmó el líder del proceso revolucionario bolivariano.

El programa de transición plantea entre otras cosas, el establecimiento de medidas como la escala móvil de salarios y escala móvil de las horas de trabajo, la eliminación del llamado "secreto comercial", el establecimiento del control obrero sobre la industria, la expropiación de ciertos grupos de capitalistas, la expropiación de los bancos privados y la estatización del sistema de créditos, entre otras.
Chávez destacó aspectos relativos a la teoría de la transición, planteada por Trotsky en su folleto y afirmó que en Venezuela están dadas todas las condiciones para construir un país socialista. "León Trotsky en un folleto que no me lo traje, me lo iba a traer y se me quedó. Bueno, estaba leyéndolo esta madrugada, es la teoría de la transición, es un librito de no más de 30, 40 paginitas, pero vale oro puro, un pensador luminoso León Trotsky. Entonces él dice, cuando tú hablas Ramón, Rafael Ramón González Ramírez, desde Valera, nos está diciendo él en su llamada que en Venezuela están dadas todas las condiciones para que seamos un país, pero un país socialista, una sociedad próspera socialista, socialistamente desarrollada, porque cuando uno habla de desarrollado hay que tener cuidado. ¡No, que Venezuela va a ser un país desarrollado! Cuidado, porque no se trata de copiar el modelo del norte, ese modelo está acabando con el mundo, compadre, por eso digo un término que me ha brotado: socialistamente desarrollada, ecológicamente desarrollada," dijo.
El Primer Mandatario llamó la atención en torno a la afirmación de Trotsky en su panfleto escrito en 1930, de que en Europa y en otros países desarrollados del norte las condiciones para una revolución proletaria no sólo estaban maduras sino que ya se estaban empezando a descomponer.
"...Entonces dice León Trotsky en ese escrito producido por allá, entre las dos guerras fue eso, después de la Primera Guerra Mundial y estaba que reventaba la Segunda Guerra Mundial, por ahí por los años treinta, treinta y tantos. ¿En qué año fue que mataron a Trotsky? ¿Nadie recuerda? Bueno, tarea para todos los que están aquí. Entonces, él dice Rafael, que las condiciones, según su criterio en aquel momento, que en Europa y en otros países desarrollados del norte las condiciones para una revolución proletaria no sólo estaban maduras sino que ya se estaban empezando a descomponer, porque lo que madura se puede descomponer, se pasa, eso puede ocurrir. A mí me llamó la atención poderosamente esa expresión, María Cristina, porque nunca yo la había leído, o sea lo que eso significa, las condiciones pueden estar, si no las vemos, si no las captamos, si no sabemos aprovechar el momento se empiezan a descomponer, como cualquier producto natural de la tierra, el mango, etc. Y entonces apunta León Trotsky a algo importantísimo, y él dice que se empezaban a descomponer no por culpa de los trabajadores sino de la dirigencia que no veía, que no sabía, que era cobarde, que se subordinó a los mandatos del capitalismo, de las democracias burguesas, los sindicatos. Bueno, se acoplaron al sistema, los grandes partidos comunistas, la Internacional Comunista se acopló al sistema y entonces nadie supo aprovechar por falta de dirigencia y de liderazgo oportuno, audaz, inteligente, que orientara la ofensiva popular, aquellas condiciones. Y luego vino la Segunda Guerra Mundial y sabemos lo que ocurrió, y después de la II Guerra Mundial, y luego terminó el siglo con la caída soviética y la caída de los llamados socialismos reales," agregó.
"Bueno, aquí están dadas las condiciones, yo creo que ese pensamiento o esa reflexión de Trotsky es útil para el momento que estamos viviendo, aquí las condiciones están dadas, en Venezuela y en América Latina, no me voy a meter con Europa en este momento, ni con Asia, ahí hay otras realidades, otros tiempos, otras dinámicas, pero en América Latina están dadas las condiciones, y en Venezuela pero por supuesto, para hacer una verdadera revolución," continuó.
Parafraseando a Vladimir Lenin, Chávez destacó la necesidad de construir un partido revolucionario, una dirigencia revolucionaria, orientada en función de una estrategia.
"Ahora, la dirigencia, por eso insisto yo tanto en un partido, en la necesidad de un partido, porque no hemos tenido dirigencia revolucionaria a la altura del momento que estamos viviendo, una dirigencia a la altura del momento que estamos viviendo, unida, orientada en función de una estrategia, unida, como decía Vladimir Illich Lenin, una maquinaria que sea capaz de articular millones de voluntades en una sola voluntad, eso es imprescindible para llevar adelante una revolución, si no se pierde como los ríos cuando se desbordan, como el Yaracuy cuando llega allá al Caribe, se pierde el cauce y se convierte en laguna, se convierte como en un Delta pero lagunoso, o de lagunas," dijo.

Aporrea.org
Fecha de publicación: 25/04/07



Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio