kaosenlared.net

sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
26 Abr 2012

Una jubilación general básica Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Dicen siempre los que cargan con un viejo: ¡Si viera cómo come!

  El primer paso hacia una renta general básica es una jubilación general básica. Un euro menos que el salario mínimo. Porque después de todo, el que aun trabaja, trabaja, ¿no?. Han estado pagando gran parte de su sueldo para tener una jubilación más digna, de acuerdo. Eso les iguala a los bandarras que no se han preocupado de ahorrar para el futuro, vale. Pero alguna responsabilidad tendrán por el mundo que nos han dejado ¿no? Mantenerlos vivos es muy caro, consumen tanta cantidad de servicios que se apartan de la producción que no hace falta ser nazi para considerar su supervivencia una traición a la patria. Me dicen siempre los que cargan con un viejo: ¡Si viera cómo come!

   Los dineros que el Estado desvía hacia ellos, ¿hasta cuando? ¿Cuán pobres y endeudados tenemos que estar para desviarlos hacia los que consiguen negociar con los países que nos venden energía o recursos de los que estamos lejos de poder abastecernos sin su ayuda?. Mientras pedaleo de vuelta a casa desde la residencia donde “tenemos” a mi madre, pienso que el relativo buen humor que me muestra radica en que ya está empezando a dejar de tocar, que es mejor que así sea. Está perfectamente adaptada a la jaula de relaciones y costumbres en la que está recluida. En la mesa de al lado dan de comer a una anciana de más de 100 años. Su familia lleva muchos años empobreciéndose con su supervivencia. Pienso que en la escala de un país adicto a la comida sana, al saludable ejercicio, y a las revisiones y tratamientos médicos gratuitos esto puede ser un problema. A los recortes en sanidad para los viejos seguirá el recorte en dinero disponible para comprarla.

  El no hacerse cuestión de las cosas se llama “inhibición” en gerontología. Es el primer paso hacia la tristeza y la desmemoria. Muchos jubilados acuden al médico porque les ataca “la depresión del paraíso”. Las “campañas de concienciación” de los media consiguen que se hagan socios” de las internacionales farmacéuticas más o menos a su pesar. Ahora que la decadencia del Estado del Bienestar está acentuándose, el médico les invita a usar antidepresivos, especialmente antidepresivos desinhibidores, en la primera mitad del día, en tanto se aumentan a lo largo del mismo las dosis de ansiolíticos, que en caso de necesidad se complementarán con inductores al sueño en la última toma de la noche.

  Las buenas dispensadoras de venenos sabían que si administraban con la suficiente lentitud, los signos de envenenamiento: manchas en la piel, perdida de cabello, confusión... no aparecían, su pariente moría simplemente porque sus enfermedades de siempre parecían agravarse. La crisis que nos envenena, porque nada es tan contaminante como la miseria, nos mata porque la falta de solidaridad, la falta de ganas de hacer bien las cosas, de portarse como si los demás estuvieran también en el mundo se agravan, se considera la ética un lujo y se agravan todas nuestras enfermedades sociales hasta conseguir que nos merezcamos la mala suerte cuando la mala suerte nos alcance.

  Freud tuvo que llegar a viejo para entender lo de la voluntad de muerte. Las buenas células antes de llegar a ser un problema para el tejido se suicidan, apoptosis le llaman. Las que no lo son tanto degeneran hacia formas inmortales acabando a veces con el cuerpo entero llevando hacia atrás su proceso de maduración, yendo hacia formas más juveniles, andando hacia atrás, como los cangrejos. cáncer de viejos haciendo las cosas de jóvenes, encontrando maneras de no morir nunca.

  ¿”Adónde fue el orgullo, adónde fue el coraaaaje”? Cantaba la ranchera. Nosotros, los valientes de hoy, ¿por qué seguimos en medio del camino? ¿Por qué hemos de tolerar una dieta de venenos flojos, un hogar con insípidos alrededores, un círculo de relaciones que no son por completo nuestras enemigas, el ruido de motores sólo con la suficiente disminución para impedirnos la locura? ¿Quién puede querer vivir en un mundo que únicamente no es del todo fatal?

Modificado por última vez en Jueves, 26 Abril 2012 10:09

Add comment


Security code
Refresh