kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
Pedro Antonio Honrubia Hurtado

Pedro Antonio Honrubia Hurtado

Licenciado en Filosofía por la Universidad de Granada (Andalucía). Socialista de corazón y andaluz de consciencia. Interesado especialmente en quebrantar, mediante la reflexión crítica activa, aquellas conciencias perturbadas por los efectos opiaceos de la nueva religión de masas de nuestros días: el consumismo-capitalismo, sin olvidar nunca por ello la denuncia de todos aquellos tormentos que amenacen a la clase obrera internacional en general, y al pueblo trabajador andaluz en particular. ¡Que la luz del socialismo sea con todos vosotr@s!

El enfoque que los principales dirigentes de PODEMOS están dando a la cuestión nacional, pese a los obvios avances respecto de lo que representan los partidos de la casta, sigue siendo una visión netamente española. Eso no puede -o no debería poder- casar bien con los propios planteamientos regeneradores de la política y de ruptura con el régimen del 78 que se le presuponen a este partido...
PODEMOS no representa solo una organización política, su significado actual rebasa, con mucho, su propio espacio interno y su propia labor política propiamente dicha. PODEMOS es mucho más que eso: es el reflejo de una crisis de hegemonía que abre las puertas a un futuro por definir.
La campaña que el PP y sus medios afines han montado contra la enfermera infectada por el ébola en Madrid solo puede ser considerada como una auténtica oda a la más abyecta degeneración moral. Se podría llegar a entender que el gobierno, en su línea habitual, intente evadir responsabilidades políticas, tratar de negar su culpa directa en lo acontecido y su nefasta gestión de la crisis, pero convertir a la víctima en acusada supera todo lo moralmente imaginable.
No hay que cambiarse a uno mismo. Hay que cambiar el sistema. No eres tú quién falla, es ese modelo ideal, que te han impuesto como absoluto, y en el cual no cabe una pluralidad de yoes, sino un único "yo" que debe tender a reproducir ese modelo ideal impuesto, el que es una farsa, inalcanzable por norma para la inmensa mayoría. La autoayuda es una estafa. La contradicción es vida.
Si para tratar de combatir una determinada ideología hacemos evocar, en aquellas personas a las que tratamos de dirigirnos, el marco sobre el que se sustenta dicha ideología, es decir, logramos activar las motivaciones que hacen que aquella persona se sienta irracionalmente vinculada a ese marco, la batalla de la comunicación política estará perdida. No podemos vencer al “enemigo” hablando en el mismo lenguaje que el enemigo, pero, sobre todo, no podemos vencer al enemigo usando las armas de defensa que el enemigo utiliza contra nuestro ataque. Tenemos que atacar con armas que sean capaces de vencer esas defensas.
Ellos controlan el mensaje, ellos controlan la emocionalidad en los discursos, ellos manipulan tu mente y crean en ella diferentes "marcos" desde los que posteriormente deberás interpretar el mundo que te rodea, ellos, en consecuencia, modelan y controlan las conductas sociales de la mayoría social. Como en toda religión, como han hecho siempre los sacerdotes en toda comunidad de creyentes. Ello son grandes expertos en comunicación política.
Aprendamos de nuestras propias experiencias. Aprendamos, principalmente, de aquellos y aquellas que tienen algo que enseñarnos, y no de quienes viven en la permanente crítica sin aportar alternativas, o de aquellos que entienden la política como un espacio de confrontación personal al estilo de "conmigo todo, contra mí la muerte".
Si no entendemos que el poder establecido nos domina, en gran parte, basándose en una cuestión de sentido de la vida, de poco o nada nos servirá entender cómo funciona la infraestructura económica de la sociedad consumista/capitalista, así como los mecanismos objetivos de alienación y explotación que se producen en el ámbito de lo material...
Pablo Iglesias ha sabido aprovechar a la perfección una grieta abierta en los medios del capital. Pero no por casualidad. Si no porque desde hace años sabía que era la única forma posible de llegar a la gente, lanzar su mensaje político y poder así llegar hasta donde la izquierda no puede llegar por sí misma...
A la vista de los acontecimientos históricos que han tenido lugar en el estado español durante los últimos años, no es muy aventurado decir que nos encontramos, o al menos lo pareciera, en pleno proceso destituyente. Una etapa en la que el régimen del 78 se resquebraja en sus 3 principales pilares.
Página 1 de 7