kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
01 May 2012

Cómo recortar 140.000 millones sin tocar gastos sociales Destacado

Escrito por  Coop 57
Valora este artículo
(3 votos)
Estoy más que cansado de oír que los recortes en los servicios sociales son necesarios. Voy a escribir unos cuantos datos para que todo el mundo sepa que esto no es así.

Lo primero es introducir algunos conceptos sobre el déficit. Déficit es la diferencia entre ingresos y gastos. Cuando esa diferencia es negativa es porque hay más gastos que ingresos y por tanto hay déficit. El déficit importante es el déficit primario que es el déficit del sector público más los intereses del periodo anterior. Dentro del déficit del sector público está el déficit de las administraciones públicas que es una parte del déficit público pero no el total. Cuando los políticos nos hablan del 8,5% de déficit, se refieren al déficit de las administraciones públicas que es una parte del déficit público y este a su vez una parte de déficit primario que es el realmente importante.

Cuando hay un déficit hay dos opciones: reducir gastos o incrementar ingresos. No puede combatirse el déficit de ninguna otra manera ya que no tenemos soberanía monetaria por vivir entre euros.

Todos los datos que expondré a continuación vienen de una Universidad de Valencia que ha tenido que recortar 1.100 grupos docentes en el último año por los recortes.

Voy a exponer otros conceptos que creo que son bastante importantes para entender por qué no hace falta recortar en servicios sociales. Hay 3 tipos de bienes: bienes productivos, bienes improductivos y bienes contraproductivos (o destructivos). Los contraproductivos son aquellos que lejos de crear valor, lo reducen. El caso más evidente es el de una guerra. Como muchos de ustedes sabrán, España está en guerra. Todos pagamos guerras continuamente bajo el paraguas de la OTAN. Todos admitimos que tenemos gastos militares que se cubren con nuestros impuestos pero no todos saben que no solo pagamos lo que hay destinado para el ministerios de defensa, hay mas partidas de gastos militar en otros ministerios. El más evidente es el ministerio de industria. Podríamos ahorrarnos muchos recortes sociales si recortáramos en gastos contraproducivos pero eso parece ser que hay mucha gente que no lo entiende.

Veamos que pasa con los gatos improductivos.

Comencemos por las administraciones locales. En España hay más ayuntamientos que en Francia e Inglaterra. Tenemos más o menos los mismos que Alemania pero ellos tienen el doble de habitantes que nosotros. Un posible recorte de gastos improductivos es fusionar ayuntamientos de forma que haya un ayuntamiento por cada 20.000 habitantes como mínimo. Si un ayuntamiento fuera de varias localidades, tendría su sede en cada una de ellas y además sería mucho más eficiente. Con este recorte ahorraríamos 18.000 millones de euros. Además, si esto sucediera, las diputaciones no tendrían sentido ya que la razón de ser de las diputaciones es dar servicios a todos aquellos ayuntamientos pequeños que no tienen capacidad para costear un ambulatorio o una carretera de acceso. Para eso están las diputaciones. Uniendo ayuntamientos y quitando diputaciones, el ahorro pasa de 18 a 45.000 millones de euros al año.

En 2008, el sobrecoste de las Comunidades Autónomas fue de 15.000 millones. A día de hoy esos sobrecostes están valorados en 21.518 millones de euros. Hay más de 4.000 fundaciones, consorcios, entidades, organismos, etc. que son improductivos. Segundo recorte de 21.500. Sumado con los 45.000 del antes son 66.500 millones de euros ahorrados. Sigamos…

Las televisiones autonómicas son una ruina. En Valencia hay 3 canales de televisión autonómica y los 3 son deficitarios. Sin embargo no parece que se vaya cerrar ese chorro de dinero improductivo ni que se vaya a reducir a un solo canal. Esto en Valencia pero es muy parecido lo que pasa en otras comunidades. Vaya si ahorraríamos haciendo más eficientes estos canales y no permitiendo que sigan siendo un nido de amigos.

Hay más de 68.000 concejales de ayuntamientos en este país que perfectamente podrían ser la mitad.

Un diputado del Parlament de Catalunya cuesta de media 506.000 euros al año entre nómina, dietas y demás.

Un diputado nacional cuesta de media 280.000 euros al año. Esta gente cobra dietas incluso si viven en Madrid y comen en sus casas. No comento más de esto porque caería en la demagogia pero cada uno puede fácilmente hacer cálculos de lo que se podría ahorrar aquí.

Según mis fuentes de la universidad (catedráticos de economía en su mayoría), sería “muy fácil” ahorrar otros 45.000 millones en estas cositas de concejales y diputados. Si sumamos a lo anterior, ya hemos ahorrado 111.500 millones de euros en cosas improductivas.

Sigo y abro el tema del fraude fiscal. Oficialmente hay un fraude en España de 60.000 millones de euros anuales. De esta cantidad, el 72% corresponde a grandes fortunas y corporaciones (a las 41.582 empresas de mayor tamaño en España). A las pymes les corresponde solo el 17% del fraude. Aquí afirmo que las pymes están perseguidas por el fraude pero no las grandes fortunas más que nada porque son quienes financian a partidos y a medios de comunicación. Repito que el fraude se cifra en 60.000 millones. Sólo voy a sumar la mitad suponiendo que se luchara contra el fraude importante y se consiguiera reducirlo a la mitad. Sumamos 30.000 millones a la cifra anterior y tenemos 141.500 millones de euros de reducción de déficit.

Termino hablando de las deudas de las administraciones locales. En estas entidades como en cualquier otra hay 3 formas de contabilizar facturas:

El criterio de devengo que contabiliza el gasto en el momento en que se produce el gasto que es el momento en que se produce el servicio o se entrega el bien.

El criterio de caja que es cuando se produce el pago por dicho bien o servicio y que no suele coincidir con el momento en que se produce el servicio o se entrega el bien.

El criterio de cajón que es guardar la factura en un cajón y ya la sacaré cuando pueda porque si la saco ahora se va a liar.

Ahora mismo hay una admistía para vaciar los cajones y que se pueda saber hasta donde alcanza la deuda de las administraciones públicas. Ese 8,5% del que se habla es una pura falacia. No se corresponde con la realidad en absoluto.

Escribo todo esto porque estamos pendientes de cómo recortar los 5.000 millones que nos ha mandado recortar Europa. Muchos piensan que los profesores son unos vagos y que es vital poner el copago sanitario. Yo sin saber mucho he recortado más de 140.000 millones. Esto es 28 veces lo que hay que recortar de nuevo. Puedo estar equivocado pero seguro que se pueden recortar estos 5.000 millones de cosas que no sean servicios sociales.

Que no te engañen. Rebélate

http://coop57.blogspot.com.es/2012/04/como-recortar-140000-millones-sin-tocar.html?m=1

You have no rights to post comments