kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
02 Abr 2012

Barcelona: Ganar la batalla mediática al capitalismo: nosotros si que somos gente de paz

por Manel Marquez
Lunes, 02 de Abril de 2012 14:15
No hace falta que lo digamos, es más, a ellos les da igual, además lo saben perfectamente: el pueblo trabajador es absolutamente pacífico. Pero eso no les basta, ellos, el capital y sus lacayos, tecnoburócratas y políticos nos quieren mudos, sumisos y alienados.


En su estrategia de dominación, no cabemos los disidentes. Más tarde o temprano nos detendrán y fusilarán, así de claro (esperemos que no). Cuando este sistema capitalista, donde las libertades son simplemente formales, ya no sea capaz de parar las oleadas de manifestaciones, protestas y huelgas no dudarán, de hecho nunca han dudado, en poner fin a la democracia limitada. Esto suena a derrota y a situación irreversible. Nada más lejos de mi voluntad. Este es el peor escenario posible, pero existen otros escenarios más favorables a los intereses de las clases populares y del pueblo trabajador. Pero como se construyen estas alternativas es lo que trataré de explicar en otro artículo, aquí simplemente quiero plantear algunas cuestiones relacionadas con la batalla mediática. Qué no es más que una de las múltiples formas de la lucha de clases.

No insistiré en analizar las técnicas criminales, que del poder utiliza para destruir a los disidentes (seamos más o menos radicales o moderados y pacifistas): deshumanizar, ridiculizar, desprestigiar las alternativas, criminalizarnos relacionándonos con la violencia cuando saben perfectamente que la despreciamos por ser esta un estorbo más que una ayuda en la lucha popular. Y lo más socorrido responsabilizarnos de los errores de supuestos gobiernos de izquierdas con los que nos relacionan y de cuyas decisiones somos supuestamente corresponsables, aunque ni sepamos de su existencia, ni absolutamente nada de sus prácticas políticas (como ellos, por otra parte) e incluso sabiendo que criticamos en muchos casos lo que de estos no nos gusta de forma libre.

No merece la pena perder un minuto con ellos, son los esbirros del capitalismo, son sus voceros, son los encargados de difundir la calidad del gas ZiclonB en la política concentrataria capitalista; hoy en forma de democracia formal mañana en forma de dictadura nazi-fascista genocida y exterminadora. Son los mismos que callan ante la pérdida de un ojo por parte de un manifestante o la muerte de un trabajador por falta de seguridad en el trabajo o ante la miseria a que somete este sistema a miles de seres humanos. Ahora rápidamente saltan cuando es puesta en duda la propiedad de un bien, como una vivienda. Antes el dinero que el ser humano. Esta gente destruirá la civilización y el mundo eso es más que evidente, bueno si no les derrotamos democráticamente.

Pero hablemos de nuestros errores. El éxito de la Huelga General del 29M en Barcelona y área metropolitana están siendo hábilmente enmascarados por el humo y el fuego de unos contenedores. El sistema y su agentes de agitación y propaganda se han cansado de mostrar a la opinión pública estos destrozos, de manera tal que los sectores populares ajenos o asuntes en las movilizaciones entiendan estas como obra de unas fuerzas minoritarías, violentas y destructivas. Cuando la realida vivida en Barcelona y en otras ciudades es la de miles de ciudadanos pocificos manifestándose y reclamando que los derechos conseguidos por nuestro antepasadso después de duras luchas se han laminados de un día para otro. Aquí nos han ganado la batalla mediática, nos han derrotado. No entraré a explicar a quienes, con sus acciones han provocado nuestra derrota frente a la opinión pública, pero en todo caso que sepan que eso no sirve a los intereses de pueblo, sino a otros, que algunos deberán explicar cuáles son. Como se construye alternativa popular, cuando con estas acciones lo que se consiguen, como ocurrió en Barcelona, romper una manifestación multitudinaria y hacer que en las próximas las familias o personas de más edad ante la posibilidad de estas acciones dar por acabada su presencia en las mismas.

La derrota de los huelguistas y su criminalización se la han servido en bandeja al capital y a sus políticos, los que destrozaron objetos, en lugar de sumar personas. Los vencedores lo saben y ahora sacan pecho, nosotros vemos sus técnicas de manipulación desplegadas y en marcha su capacidad de manipulación, es patética, pero el problema es la mayoría de los ciudadanos ¡No! Y sin el pueblo trabajador no cambiaremos el mundo. E

Hoy el amigo David  David Fernàndez en vilaweb en su artículo “Gasolina al fuego” lo explica con claridad y Vicent Partal director de ese mismo medio también. Su dignidad, igual que la de todos los que trabajamos en la información veraz y progresista es  absoluta y sus argumentos irrefutables, pero para que sirvan sino llegan a los ciudadanos/as y sobre todo no llegan a cierto activismo que aún no entiende como es la lucha de clases en el siglo XXI. ¡Quién gana la opinión pública gana la batalla! Un ejemplo reciente es el de Euskal Herria (triunfo de Bildu y Amaiur) o hace mucho menos Andalucía (avance considerable de IU). Allí ya se han esforzado por derrotarlos, criminalizarlos, ridiculizarlos, pero no hay quien pueda con la gente y más y mejores resultados obtendríamos si dedicaremos nuestras fuerzas a sumar y no ha dividir.

Ahora viene una nueva vuelta de tuerca se pretende mostrar como nuevo, algo viejo: Equiparar vandalismo a terrorismo. Se pretende exhibir una contundencia ejemplar para con los díscolos. Por cierto los jóvenes de la AEP y uno de una asamblea de barrio encarcelados de forma preventiva (como hacía en la dictadura con los comunistas o anarquistas cuando el dictador criminal, Franco visitaba una ciudad) nada tienen que ver con incidentes violentos ni de quema de nada.

Propaganda capitalista en estado puro, meter el miedo en el cuerpo a la sociedad: que vienen los violentos, no los que bombardean países, no, los que protestan en las calles, y además todos equiparados todos iguales ya sea el 99% pacifico o el 1% violento. No quieren ni pueden afrontar los problemas reales el capitalismo en España ha dejado tirados a más de la mitad de los jóvenes que ni tienen trabajo ni lo van a tener en este sistema, en los próximos meses u años, ni con reforma ni sin reforma.  Más propaganda que soluciones. Impotencia y odio al pueblo eso es lo que demuestran estas autoridades políticas. Hay que derrotarlos, debemos ganarles las elecciones, echarlos del poder y ¡Si se puede!

Para acabar sólo citar al amigo David, que nos demuestra la locura del poder: “Hace 12 años (desde el 2000) cuando Ángel Acebes (PP) introdujo el artículo 577 en el Código Penal. Con idéntico argumento que ahora: combatir la violencia urbana [...] ya se dijo entonces desde el mundo jurídico que era un texto que convertía el delito de terrorismo en una puerta abierta a toda clase de abusos y atropellos por parte de la justicia. El paso siguiente fue cerrar Egunkaria. “El redactado del artículo 577 es abierto y sencillo: contra 'aquellos que, sin pertenecer a organización terrorista, y con el fin de subvertir el orden constitucional o de alterar gravemente la paz pública' participen de múltiples actos ilícitos. 'Aquellos que sin pertenecer' ¿Es cualquiera? Jurídicamente, sí: aquellos que no son terroristas serán terroristas. Abismo y deriva: juguetes del Poder. Gasolina al fuego” […] Como inútil es un Código Penal que es 'el más duro de la UE', según Pérez Rubalcaba. Y que nos ha llevado al mayor número de presos justo cuando más bajaban las tasas de los delitos. Paradójico. Pero en la sociedad del espectáculo, la disrupción urbana de los barullos hace cotizar el miedo a la alza.

¿Fernández Díaz no ha leído el Código Penal que el PP modificó el 2000? ¿Felip Puig no conoce el artículo 577? ¿Qué clase de responsables políticos líquidos tenemos? No aprender del pasado reciente es, a además de ridículo y sintomático, muy peligroso.

También lo dice Vicent Partal: “Un principio básico de la democracia es que la ley es la misma para todo el mundo. Y se ha de aplicar del mismo modo a todo el mundo. Si el voto no es universal y las leyes no son iguales para todo el mundo simplemente no hay democracia. Y este es un tema con el cual más vale no jugar.

Quienes estén dispuestos a defender seguridad frente a libertad y justicia, ni son delos nuestros no son demócratas `pues harán que se pierdan las tres cosas. Las gentes de izquierdas y progresistas de verdad no podemos permitir esta deriva dictatorial, nos va en ello el futuro no solo político sino también nuestra propia existencia y la posibilidad de construir una democracia real ajena los Guantànamo a los que nos quieren llevar los enemigos de la humanidad. Como decía mi viejo profesor de física un ácrata acérrimo (que diría los frnaquistas): el autoritarismo (que es fascismo) ¡Siempre acaba mal!

Ultima modificacion el Martes, 03 de Abril de 2012 09:09


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio