kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
13 Abr 2013

Participa en la Campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar 2013. Apuesta por un gasto militar del 0%

por Grupo Antimilitarista Tortuga y otros colectivos
Sábado, 13 de Abril de 2013 21:50
El más elemental sentido común nos dice que hay algo que no necesitamos para nada: el ejército. La institución militar no nos aporta nada como sociedad, al margen de las consideraciones éticas que no cabe dejar de hacer nunca sobre su existencia.

Propuesta del Colectivo kaosenlared

Si decides participar en la campaña y objetar la declaración de tu renta, ingresa el dinero que hayas deducido al proyecto social de tu elección. Cuando presentes la declaración, acompáñala de una copia del documento que certifique que has realizado esa donación (como un recibo bancario).

Como puedes hacer el ingreso de ese dinero en proyectos o colectivos sociales, te recordamos que Kaos en la red es uno de ellos. Así estarás contribuyendo también con la financiación de nuestro proyecto. 

Puedes depositar a nombre de Col·lectiu Kaosenlared en la CAJA DE ARQUITECTOS: 3183 4100 18 0001172148

 



¿Qué es la OFGM?
Es la no disposición a colaborar con el Estado en los gastos de preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar, desobedeciendo activamente en el momento de realizar la declaración de la renta (IRPF). Consiste técnicamente en aprovechar la declaración del IRPF para desviar una parte de la totalidad de nuestros impuestos a un proyecto que trabaje en la defensa de un progreso social solidario.

¿Quién puede objetar?
Cualquiera, ya seas trabajadora, parado, estudiante o no hayas trabajado nunca, y da igual si te sale a pagar o a devolver, siempre que no hayas realizado ya la declaración (confirmando el borrador, por ejemplo).

¿Que cantidad puede objetar?
Desde 1€ hasta... Cada persona decide lo que quiere/puede objetar. Aparte del hecho simbólico de la objeción, la entidad receptora recibirá una sustentación para poder desarrollar su labor (cosa que cada día es más difícil, por cierto....).

¿En qué tradición y estrategia política se encuadra?
La OFGM es una campaña de Desobediencia Civil pura, y como tal se encuadra en la tradición y estrategia de la Noviolencia.
La Noviolencia es estilo de vida, modelo de sociedad hacia el que se quiere caminar y método de lucha revolucionaria. Se basa en valores como: verdad, legitimidad, coherencia entre medios y fines, horizontalidad y respeto máximo a la persona humana sea cual sea el rol social que desempeñe.
La Desobediencia Civil es una herramienta de la Noviolencia. Consiste en desobedecer y quebrantar pública y colectivamente una ley o norma que se considera injusta buscando su superación por la sociedad. La DC no busca la represión, pero la asume cuando llega e intenta rentabilizarla como medio para llegar a la conciencia de la mayoría de personas de la sociedad. Campañas conocidas de DC fueron las de Gandhi en la India, pero también la Objeción de Conciencia-Insumisión en el Estado Español fue una exitosa campaña de DC.
La OFGM es una DC sencilla de hacer, y al alcance de casi cualquier persona debido a su bajo nivel de riesgo. Precisamente por ello facilita la circulación del discurso antimilitarista y noviolento en la sociedad.

¿Se hace en otros estados?
Desde hace décadas, en estados como Alemania, Holanda, Canadá, EE.UU, Francia, Italia, etc. se organizan campañas de OFGM. El tipo de campaña depende mucho de las realidades del Movimiento Pacifista de cada estado. En unos, la OFGM está orientada a la lucha antinuclear, en otros, en cambio tiene un fondo más antimilitarista.

¿Por qué es necesaria hoy día?
Es necesaria en tanto y en cuanto siga habiendo guerras y sigan existiendo los ejércitos. Sin embargo en nuestro Estado se hace más acuciante que nunca crear iniciativas ciudadanas que paren el desaforado crecimiento de los presupuestos militares y la creciente vocación belicista de los sucesivos gobiernos.
El ejército en el Estado Español, actualmente y cada día más, ya no está para “defender la integridad del Estado” sino que se emplea en unas y otras guerras de invasión justificadas bajo diversos pretextos, pero en las que subyacen siempre intereses económicos. Es lo que podemos ver en intervenciones en Magreb y Oriente Medio (Iraq, Afganistán, Libia...) en las que el interés claro y en algunos casos confeso es participar en el negocio del petróleo en las últimas décadas de explotación de este recurso. En misiones como la del Océano Índico, en las que se busca favorecer tal o cual sector económico español. en este caso el pesquero. O en actuaciones más “periféricas” (Haití, Bielorrusia, Congo, Líbano...) donde se colabora con los intereses geoestratégicos de EEUU a cambio de ventajas para multinacionales españolas (Repsol, Endesa, Unión Fenosa, Telefónica, BBVA, Banco de Santander...) en su penetración en mercados y fuentes de materias primas.
El ejército español, que se ha profesionalizado hasta ser una especie de ejército de mercenarios, es cómplice (cuando no ejecutor directo) de muertes de civiles, de violaciones de derechos humanos, de saqueo de países pobres etc. El militarismo español está en auge.
Por otra parte -como veremos más abajo- el gasto militar no deja de crecer y cada vez obtiene una cantidad mayor de dinero en los Presupuestos Generales del Estado en detrimento de otras partidas.

¿Cual es su finalidad política?
El fin de la OFGM es la total eliminación de los ejércitos, la investigación militar y el entorno militar industrial mediante una reducción progresiva de los gastos militares. Haciendo OFGM mostramos el rechazo social que tiene el gasto militar en particular y el militarismo en general, al mismo tiempo que nos solidarizamos con otras luchas por el progreso social que se dan en nuestra sociedad.

¿Adónde va el dinero desviado?
Con el dinero desviado se promueve el trabajo por la Paz, la justicia social, la cooperación para el desarrollo, la mejora del medio ambiente, los derechos humanos, el apoyo a luchas transformadoras en otros estados etc. Con este dinero se consigue hacer realidad proyectos que no reciben subvenciones, proyectos que permiten seguir trabajando por una sociedad más justa y equitativa.

¿Cómo calculamos el porcentaje de Gasto Militar español cada año?

Estudiamos las cifras que hace públicas cada ejercicio el Ministerio de Economía y Hacienda a la hora de presentar los Presupuestos Generales del Estado y luego las cotejamos con lo realmente gastado al final de cada año.

Sin embargo, establecer este cálculo no es fácil. El Presupuesto Militar está disperso y camuflado entre las partidas de diferentes ministerios, y además al final de cada año se acaban gastando mucho más de lo presupuestado. Otro problema es determinar qué es exactamente “Gasto Militar” en una sociedad cada vez más controlada y militarizada.

Tras analizarlo detenidamente, en Alternativa Antimilitarista-MOC seguimos proponiendo también este año dos cifras de Gasto Militar:

1.- “Gasto Militar”, más estricto y reducido, que sólo computa partidas claramente relacionadas con las Fuerzas Armadas (en millones de euros):

- Presupuesto del Ministerio de Defensa: 6.316,44
- Organismos Autónomos del Ministerio de Defensa: 1.095,30
- Aportaciones a instituciones militares extranjeras: 14,95
- Partidas para investigación militar del Ministerio de Industria: 582,77
- Intereses sobre la deuda generada por el Gasto Militar: 1.170,18
- Clases Pasivas Militares: 3.344,35
- Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS): 577,52
- Dirección General de la Guardia Civil (Institución que forma parte de las Fuerzas Armadas), Formación y Cuerpos de Reserva: 2.733,52
- Diferencia entre inicial y final: 2.836,76

Sumando estos capítulos, tenemos un resultado de 18.671,79 millones de euros. Lo cual supone un 5’16 % con respecto al total de los Presupuestos Generales del Estado.

Información obtenida del Centre Delàs

. . .

2.- Una segunda cifra que incluye realidades de nuestra sociedad que, a nuestro parecer, suponen una intrusión de formas y valores de lo militar en la misma. A este segundo cálculo le llamaremos “Gasto Militar + Control Social”, e incluye las siguientes partidas (en millones de euros):

- Todas las anteriores: 18.671,79
- Diferentes partidas de Interior (Cuerpo Nacional de Policía, Instituciones Penitenciarias...): 5.502,63 millones de euros
- Porcentaje de intereses de la deuda atribuibles al Cuerpo Nacional de Policía y gasto penitenciario: 386,19 millones de euros
- Clases pasivas (Cuerpo nacional de Policía y carceleros): 145.36 millones de euros
- Gasto carcelario de Catalunya: 377,42 millones de euros
- Gasto en Seguridad en Catalunya: 1.025, 48 millones de euros
- Gasto en Seguridad en Euskadi: 639,53 millones de euros
- Gasto en Seguridad en Navarra: 54,65 millones de euros
- Gasto en Seguridad en Canarias: 27,27 millones de euros

Sumando estos otros capítulos, el resultado es de 27.532,62 millones de euros. Lo que supone un 7,6% % de los Presupuestos Generales del Estado.

Desglose policías autonómicas:

- Policía canaria: 25’29
- Catalunya (excluye tráfico): 879
- Navarra: 87’26
- País Vasco (excluye tráfico): 659’74

Información obtenida de elaboración propia (Tortuga)

Datos computados sobre el presupuesto ejecutado. (Nota. Dado que el gobierno no ofrece información actualizada para todas las partidas del desfase entre lo presupuestado y lo finalmente gastado a final de ejercicio, se ha aumentado la cifra de las partidas carentes de datos en un porcentaje extraído haciendo la media del desvío de los años anteriores).

Resumen

Propuesta de Alternativa Antimilitarista-MOC de porcentaje de Gasto Militar ejecutado en 2012:

Gasto Militar: 18.671,79 millones de euros (5,16% de los presupuestos)

Gasto Militar+Control Social:27.532,62 millones de euros (7,6% de los presupuestos)

Gasto Militar por persona en 2012: 588,10 euros

No necesitamos un ejército: Gasto Militar 0%

Texto actualizado para la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar del año 2013

No necesitamos un ejército. Gasto Militar 0%

Según se hace más aguda la crisis, las personas cada vez estamos más familiarizadas con los conceptos de la economía. Deuda, prima de riesgo, liquidez, y especialmente una palabra: recortes.

La tijera del gobierno, empujada por los capitales de dentro y de fuera, parece no tener freno. Las diversas administraciones estatales, sean del partido político que sean, reducen gastos aquí y allá. Se frenan todo tipo de inversiones, se adelgazan las plantillas, se disminuyen los sueldos. Incluso se tocan sectores tan sensibles como la salud, la enseñanza obligatoria o las pensiones. Ello va de la mano de una mayor presión que estrangula y saquea a la población a base de subidas de impuestos, la connivencia con el aumento de precios de la energía y empeoramiento legal de las condiciones del trabajo asalariado y autónomo.

Este tsunami de ajustes parece que al final ha llegado a inundarlo todo. ¿Todo? No. Hay una institución que siempre ha resistido y resiste a cualquier tipo de recorte. Se trata del ejército.

Una vez más, el militar es el gasto que menos decrece. Ayudado por la poción mágica de la opacidad y el camuflaje en mil partidas, así como por el desajuste entre lo que se presupuesta y lo que en realidad se gasta.

Es evidente que en un ambiente tan oscuro y reservado resulta fácil el trasiego de sobres con las correspondientes comisiones. Quizá sea esta la razón que hace irreductible al gasto militar. Quizá por eso el ministerio de defensa esté dirigido por un traficante de armas, más dedicado a viajes comerciales que a otra cosa.

En este contexto en que nos encontramos, las personas de la sociedad hemos tomado mayor conciencia si cabe de cuáles son nuestras necesidades. Tenemos claro, por ejemplo, que aspiramos a una vivienda digna, a la educación para nuestros hijos o a un sistema de salud que funcione. Otro debate será si todas o algunas de esas cosas las podríamos gestionar directamente sin pasar por el estado y las multinacionales. Eso se puede pensar y discutir. Sin embargo el más elemental sentido común nos dice que hay algo que no necesitamos para nada: el ejército. La institución militar no nos aporta nada como sociedad, al margen de las consideraciones éticas que no cabe dejar de hacer nunca sobre su existencia. Si hay algo de lo que podamos prescindir es del ejército. Si hay algo que puede y debe ser recortado son las fuerzas armadas. Es hora ya de empezar a hablar de la abolición del ejército y de la recuperación para la sociedad de los recursos que devora.

Por todas estas razones, nuestra apuesta es por un gasto militar del 0%.

 


 

Texto actualizado para la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar del año 2014 (editorial de la campaña)

Control Social: El militarismo cotidiano

Cuando nos aproximamos al concepto de "militarismo" lo comprendemos, en una definición sencilla, como el conjunto de recursos coactivos que el poder dedica a defender sus privilegios y perpetuarse. El ejército, o lo que sería más propio denominar "complejo militar-industrial", es su rostro más conocido. La mayoría de analistas de unas y otras ideologías no dudarán en considerar el importante papel que los ejércitos de los países "potencia" desempeñan en el mantenimiento del status quo económico mundial.

Si cuerpos militares del estado español están desplegados en algunos escenarios bélicos de países en desarrollo, tal realidad está en relación con el interés comercial del gran capital peninsular (bancos, energéticas, empresas de infraestructuras...) Esos despliegues son causantes de muerte en forma directa. Nuestros soldados efectivamente disparan sus armas sobre seres humanos. Pero también de forma indirecta, a consecuencia de las relaciones injustas y las formas de vida míseras que contribuyen a establecer y mantener.

Esta realidad, que no deja de ser llamativamente escandalosa por mucho que los gobernantes traten de disfrazarla, a menudo nos lleva a pensar que el ejército concentra toda la capacidad mortífera del poder. Que no es así se lo pueden preguntar, por ejemplo, a los familiares de las más de 40 personas que en 2013 fallecieron, la mayoría en circunstancias poco claras, estando detenidas por los diversos cuerpos policiales del estado español, u ocupando celdas en sus prisiones.

Año tras año las policías españolas son acusadas por organizaciones internacionales de reconocido prestigio, la mismísima ONU entre ellas, de torturar a sus detenidos con la complicidad de la clase política. La brutalidad policial es alentada desde el poder, que cuenta con un aparato judicial, forense y mediático a su disposición para que los cuerpos represivos del estado puedan ejercer toda la violencia que convenga al poder, sea o no legal. Encubrimientos políticos, e incluso indultos si se requiere, a policías condenados en firme por torturas y maltratos. Personas que fallecen o que pierden ojos tras ser agredidas con materiales antidisturbios que, lejos de proscribirse, son adquiridos en cantidades industriales por el gobierno.

El militarismo policial y carcelario cada año cuesta muchas vidas. Lo mismo se ahorca un preso -según la versión oficial- cuya autopsia se prohibe a médicos independientes, que muere una persona en plena calle por una paliza de policías exaltados, que se ahogan casi dos decenas de inmigrantes en la frontera bajo las balas de fogueo y de goma de la guardia civil.

Son muertes y sufrimientos que suceden a nuestro alrededor, en nuestra cotidianeidad. Y que podríamos sumar a la represión de menor intensidad de quienes reciben fuertes multas por manifestarse, de quienes son detenidos y encarcelados como aviso a navegantes de que protestar puede costar caro. El control social, tan militarista como el propiamente militar, se infiltra poco a poco en todos los resquicios de la sociedad civil. Vigilancia -legal o ilegal- permanente, criminalización de toda disidencia, mayores atribuciones e impunidad a la actuación de las diferentes policías, los vigilantes de seguridad, aumento tras aumento de los castigos del código penal. En estos días se está tramitando una ley que se ha dado en llamar "mordaza", por lo que supone de recortes de derechos básicos y de aumento de las facultades de los cuerpos represivos para ejercer coacción y violencia. La escalada militarista represiva del poder no parece tener fin y, de no detenerse, nos aboca a un futuro de auténtica distopía.

La Objeción Fiscal al Gasto Militar no va a ser la acción política que nos saque las castañas del fuego en este momento tan delicado. Pero sí es una invitación a la esperanza. Un gesto sencillo que invita a recorrer el camino de la resistencia y la desobediencia a la injusticia. Hagamos Objeción Fiscal a todo militarismo y hagamos, además, todo lo que esté en nuestras manos para ir más allá de este sistema que se demuestra criminal e inhumano.



La Campaña del año pasado

Objeción Fiscal al Gasto Militar. Balance final de la campaña 2013 en el Estado Español

Cifras y balance de la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar 2013 en Alacant

Todo sobre la Campaña de OFGM 2013

- Histórico de datos de Objeción Fiscal al Gasto Militar

Y más cosas que se hicieron en la campaña del año pasado:

Objeción Fiscal en Oviedo (acción): http://www.grupotortuga.com/Objecio...

Cuñas radiofónicas para difundir la Objeción Fiscal al Gasto Militar: http://www.grupotortuga.com/Cunas-r...

Abierta una oficina de asesoramiento sobre Objeción Fiscal al Gasto Militar en Ciudad Real: http://www.grupotortuga.com/Abierta...

Vídeo de AA-Moc Las Palmas para la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar de 2013: http://www.grupotortuga.com/Video-d...

Presentada en Las Palmas la 30ª campaña de objeción fiscal a los gastos militares: 1983-2013: http://www.grupotortuga.com/Present...

Oficina en Bilbao. Rechaza tu declaración de la renta, ¡el MOC te la hace!: http://www.grupotortuga.com/Rechaza... y aquí: http://www.antimilitaristas.org/spi...

Acciones de denuncia del Gasto Militar realizadas durante el año 2013

"El ejército devora nuestros recursos".Tortuga protestó contra el gasto militar en un comedor social de Alacant: http://www.grupotortuga.com/El-ejer...

Más cosas

Éxito de la campaña asturiana de Objeción Fiscal al Gasto Militar: http://www.grupotortuga.com/Exito-d...

Una treintena de contribuyentes canarias se niegan a pagar la guerra con sus impuestos: http://www.grupotortuga.com/Una-tre...

Objeción Fiscal al Gasto Militar e Insumisión Fiscal de forma segura: http://www.grupotortuga.com/Objecio...



TODO EL MUNDO PUEDE HACER OBJECIÓN FISCAL AL GASTO MILITAR

El estado recauda impuestos durante todo el año a todas las personas de la sociedad, y lo hace de muchas formas, no solo mediante el IRPF. De este dinero destina una gran parte -588’10 euros por persona en el año 2012- para el ejército, la policía y la preparación de guerras.

La declaración del IRPF supone una magnífica oportunidad de recuperar este dinero y destinarlo a un fin justo. Por eso te recordamos que:

- Cualquier persona, tenga o no ingresos, tenga o no nómina, esté o no dada de alta, puede hacer la declaración de Hacienda y reclamar este dinero al estado para desviarlo a un proyecto alternativo por la Paz.

- La declaración te puede salir a pagar, a devolver o de cuota cero. En todos los casos puedes objetar.

- Si la declaración te la mandan ya hecha o te la hace alguien con un programa informático, siempre puedes copiar manualmente los datos a un impreso en papel –añadiendo tu objeción- y presentarla en Hacienda o en el banco.

¿Cómo se hace exactamente la objeción?

Te proponemos dos maneras de hacerla:

- Cuota fija: teniendo en cuenta que el estado ha destinado este último año 588’10 euros por persona para fines militares, ésta podría ser una buena cantidad a objetar.

- Cuota abierta: Dado que el estado tiene tantos medios de recaudar nuestro dinero, resulta complicado determinar cual ha sido la cantidad exacta que nos ha cobrado a lo largo de todo un año. Sin embargo la OFGM es, ante todo, una acción pública y colectiva de denuncia al militarismo y una interpelación a la sociedad. Es mucho más importante el hecho de objetar que la cantidad objetada; por ello, cualquier cantidad, por pequeña que pueda ser, es válida.

En ambos casos es muy fácil:

a.- Haz la declaración de la renta hasta llegar al apartado de “Retenciones y demás pagos a cuenta” Tacha uno de los subapartados que no utilices y escribe encima: “Por Objeción Fiscal al Gasto Militar”. En la casilla añade la cantidad que vas a objetar (la cuota fija de 588’10 euros o cualquier cuota abierta que hayas decidido).

b.- Termina normalmente el resto de la declaración, sin olvidar que el “Resultado de la declaración” tiene que verse disminuido -si es “a pagar”- en una cantidad igual a la cantidad objetada o que la cantidad a devolver -si es “a devolver”- tiene que verse aumentada también en dicha cantidad.

RECUERDA:

- La declaración te puede salir a pagar, a devolver o de cuota cero. SIEMPRE te puedes declarar persona objetora y RECLAMAR el dinero de tus impuestos que se destina al gasto militar y desviarlo a un proyecto alternativo por la PAZ.

- Puedes utilizar el programa P.A.D.R.E., la página web de Hacienda, una gestoría o la cita previa para hacer les cálculos generales de tu delaración, pero SIN ENTREGARLA. Traslada los números manualmente a un impreso, calcula tu objeción y, ahora sí, entregala a Hacienda o preséntala en el banco.

PARA LAS DOS OPCIONES:

- Cuando acabes la declaración, ingresa la cantidad de tu Objeción Fiscal al Gasto Militar en el proyecto alternativo que hayas elegido. Pide que en el concepto del recibo que dan en el banco aparezca “Objeción Fiscal al Gasto Militar”

- No olvides adjuntar a tu declaración el justificante del ingreso. Viene bien también quedarse con una copia del mismo.

- Es conveniente que adjuntes también un escrito dirigido al Delegado de Hacienda manifestando los motivos de tu Desobediencia Civil.

- MUY IMPORTANTE: Escríbenos diciendo que has hecho Objeción Fiscal al Gasto Militar para que tu acto pueda participar de una campaña que es colectiva.

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Correo postal: MOC-ELX c. ametler 26, pta 7, 03203 Elx, Alacant.

Para cualquier duda: 630 84 65 11 (Paco), 661 14 55 64 (Adrián).

Vídeo tutorial para realizar la Insumisión Fiscal

Juan García y la Objeción Fiscal al Gasto Militar (vídeo)


NUEVO DOCUMENTO CON PROPUESTAS ESTRATÉGICAS:

Objeción Fiscal al Gasto Militar e Insumisión Fiscal de forma segura


Principales dudas al hacer la OFGM

-  ¿Puedo hacer OFGM si la declaración de hacienda me sale a devolver?
Sí, ya que el estado en cualquier caso me ha recaudado dinero al practicarme retenciones y/o mediante otros impuestos y fórmulas. Ahora le pediré que me devuelva lo que me corresponda en el IRPF más el porcentaje del dinero que me han retenido que se corresponde con el gasto militar.

-  ¿Y si no tengo que declarar, o el resultado de mi liquidación es cero?
Aunque no haga falta declarar por no haber llegado a los ingresos mínimos, siempre se puede hacer la declaración y reclamar a Hacienda la parte proporcional de lo que me han retenido o cobrado mediante otras fórmulas distintas al IRPF que se corresponde con el gasto militar, la cuota fija de 538 euros, o aquella que deseemos. Actuaremos de la misma forma en el caso de que nuestra liquidación sume la cantidad cero.

-  ¿Qué pasa si la declaración me la mandan hecha para que la firme y la envíe por correo?
Puedo no firmarla y hacerla normalmente, rellenando el impreso que yo mismo adquiera y presentándolo en el banco o en la Delegación de Hacienda.

-  ¿Qué se hace si la declaración me la hacen con un programa informático?
Pedirle a quien te la haya hecho que no la envíe. Lo mejor es que te la imprima. Te la llevas a casa y copias manualmente todos los datos -añadiendo el cálculo de la OFGM tal como lo hemos explicado antes, más el recibo de tu ingreso y la carta al Delegado de Hacienda- a un impreso que habrás adquirido en un estanco o en Hacienda. No olvides modificar la cantidad final para que realmente exista una objeción fiscal. Luego la presentas tú en Hacienda, o en el banco.

-  ¿Si Hacienda rechaza mi objeción, qué puedo hacer?
Sólo en algunos casos Hacienda detecta -o se da por enterada- de que la Objeción ha tenido lugar. De todas formas conviene tener presente que puede ocurrir. Cuando Hacienda nos hace una declaración paralela suele “reclamarnos” el dinero que no hemos pagado o el que nos ha devuelto de más. ¿Qué podemos hacer?:
1.-Podemos no hacer nada y ahí acaba todo: hemos pagado nuestros impuestos normalmente y además hemos apoyado solidariamente un proyecto social.
2.-Podemos hacer un Recurso de Reposición ante la Delegación de Hacienda.
3.-Si no nos lo estiman podemos hacer una Reclamación Económico-Administrativa ante el Tribunal Económico - Administrativo Regional (TEAR).
4.-Y por último, en caso de que también nos lo desestimen, podemos hacer un Recurso Contencioso-Administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia correspondiente.

NOTA: es importante tener claras tres cosas:

a.-Que los recursos tienen muy pocas posibilidades -por no decir ninguna- técnico/jurídicas de prosperar.
b.-Que el colectivo que te propone hacer la OFGM no necesariamente va a prestarte apoyo jurídico en el supuesto de que Hacienda rectifique tu autoliquidación (en el supuesto de que te reclamen el dinero).
c.-Que los gastos de un recurso contencioso-administrativo son siempre superiores a la cantidad objetada ya que, aun en el supuesto de contar con algún abogado que se anime a hacerlo gratis, no suele ser tan fácil dar con un procurador que quiera hacer lo mismo. Así las cosas, no tiene sentido recurrir si no es en el marco de una campaña política que utilice el recurso cómo altavoz para la difusión de la campaña.

-  ¿A qué sanciones me arriesgo?
La liquidación provisional suele ser una declaración paralela que, como tal, no tiene por qué contener intereses ni recargos de apremio.
Si no pagamos cuando nos reclaman, la administración puede exigir intereses contados desde el último día hábil para presentar la declaración hasta el día en el que la cantidad objetada se pague. No siempre se exigen - ya que las cantidades suelen ser pequeñas - pero legalmente pueden hacerlo y, de hecho, lo hacen si ha transcurrido mucho tiempo.
Si, pese a haber recibido la declaración paralela, no hemos pagado en el plazo que se nos ha indicado, la administración puede iniciar el Procedimiento de Apremio. En tal caso, a los intereses de demora se le sumarán los recargos ejecutivos o de apremio. El porcentaje de los recargos de apremio varía, aumentando el tipo (%) conforme va avanzando el procedimiento administrativo de apremio.
Además de intereses de demora y recargos ejecutivos o de apremio, la administración podría imponernos una Sanción por haber cometido una Infracción Tributaria. No obstante, la multa debería ser pequeña porque, en principio, debe imponerse en relación a la cantidad objetada. Esta multa puede recurrirse, y ya tenemos algún caso en el que los tribunales han dado la razón a algún objetor.

-  ¿Y si pagar los 588’10 euros o el porcentaje que me corresponde es excesivamente oneroso para mi economía?
En ese caso podemos hacer una Objeción "abierta", desviando solamente la cantidad que juzguemos que no supone un problema para nuestra economía: 50 euros, 30, 10... Habremos sumado una objeción más y con ella nuestra voz en contra del gasto militar.

¿Puede castigar la Ley a una organización por “inducir” a la Objeción Fiscal al Gasto Militar?
Dado que la Objeción Fiscal al Gasto Militar no constituye un ilícito penal -no está tipificada como delito ni como falta recogida en el Código Penal- sino, en el peor de los casos -en el supuesto de que se impusiera una sanción- sería un ilícito administrativo, no podría sancionarse penalmente a la organización como inductora.


Sr./Sra. Director/a de la Agencia Estatal Tributaria:

Con el pago de los impuestos contribuyo a financiar los gastos del Estado. Por razones de conciencia y tras un análisis del sentido del gasto militar en la sociedad, no puedo, no deseo colaborar con ese gasto, con la preparación de las guerras. Por ello, hago declaración expresa de mi condición de persona objetora de conciencia al gasto militar.

De acuerdo con ello, he ingresado .............euros en la cuenta de ........................ ............................................................., entidad o colectivo que interviene socialmente en un campo necesario para el verdadero progreso de la humanidad, lo que es la base para una verdadera defensa de una sociedad en Paz.

Como ya expuse más arriba, esta parte de mi impuesto que no trato de defraudar sino que desvío a un fin socialmente útil, corresponde al gasto militar español, por lo que les ruego procedan a descontar dicha cantidad de cualquier asignación presupuestaria relacionada con fines militares y no de ninguna otra.

Finalmente le invito a realizar la Objeción Fiscal al Gasto Militar, porque desobedecer las normas injustas es políticamente necesario, democráticamente saludable, éticamente exigible y además, como puede comprobar, está al alcance de cualquiera de nosotros/as. Porque las Guerras son un crimen contra la Humanidad, no en nuestro nombre, ni con mi dinero.

Atentamente, queda a su disposición,

Firmado:

En ............................., a .......de ................. de 2014


DESTINOS ALTERNATIVOS PROPUESTOS PARA QUE TUS IMPUESTOS CONSTRUYAN LA PAZ Y NO LA GUERRA.

Es posible que simpatices o formes parte de algún colectivo o iniciativa social que desarrolle una tarea solidaria, feminista, ecologista, vecinal, antimilitarista, antirracista etc. Construir un mundo posible que valga la pena pasa por fortalecer estas verdaderas “defensas” sociales como una alternativa a la supuesta “defensa militarista”

Te proponemos más abajo algunas realidades colectivas, que además de desempeñar una interesante labor social, promueven la práctica de la Objeción Fiscal al Gasto Militar. Estos destinos son de organizaciones de la provincia de Alacant. Puedes informarte, porque seguramente cerca de donde vives hay también asociaciones o colectivos horizontales que promueven la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar y que están propuestos como destinos locales en esas zonas del estado.

Puedes destinar el dinero de tu objeción a alguno/s de estos colectivos o a cualquier otro que elijas, incluso de otro país.

- See more at: http://www.grupotortuga.com/Campana-contra-el-Gasto-Militar#sthash.52g2o55q.dpuf

 



Propuesta del Colectivo kaosenlared

Si decides participar en la campaña y objetar la declaración de tu renta, ingresa el dinero que hayas deducido al proyecto social de tu elección. Cuando presentes la declaración, acompáñala de una copia del documento que certifique que has realizado esa donación (como un recibo bancario).

Como puedes hacer el ingreso de ese dinero en proyectos o colectivos sociales, te recordamos que Kaos en la red es uno de ellos. Así estarás contribuyendo también con la financiación de nuestro proyecto. 

Puedes depositar a nombre de Col·lectiu Kaosenlared en la CAJA DE ARQUITECTOS: 3183 4100 18 0001172148

 

 

 

Ultima modificacion el Sábado, 05 de Abril de 2014 21:59


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio