kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
22 May 2012

Arriba España, muy arriba, justo al ladito de Carrero Blanco Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)
Reflexión sobre el "odio" que algunos creen que se tienen hacia el Estado Español y todos sus ciudadanos debido a los silbidos al monarca, al himno y a la bandera. No solo son personas independentistas lo que están en contra de los símbolos, sino todo aquel que odia el fascismo.

Entramos en la eterna controversia pro-España, anti-español, patriota, apátrida, nacionalista, independentista…

Otra vez más, y por qué otra razón sino que el fútbol (Parece que único motor de la pluralidad del Estado Español, y único capaz de sacar un debate a cada calle y cada bar de este país), vuelve a salir a la palestra el asunto del himno y la bandera gracias a unas declaraciones a las que ya nos tiene acostumbrados la frígida de Esperanza Aguirre, que parece más interesada en utilizar el fútbol como cortina de humo que en dar la cara por los números rojos y las cifras de endeudamiento de la comunidad madrileña.

Salen hordas de españoles indignados, de patriotas que a este paso parece que van a hacer acampada en la Plaza del Sol de Madrid, para asegurarse que la imagen de su España no se vea manchada por los silbidos al himno y al monarca, cuando ya se ve bastante manchada por las acciones de la banca privada que nos hace temer un corralito y un crash económico sin precedentes en el estado español, por los políticos corruptos, el dinero negro, las malversaciones de fondos y la especulación financiera.

Todo esto, se debe a la interiorización y la politización de los medios de información con un mensaje subliminal que se lleva décadas reproduciendo en este país gracias a los Holdings financieros. “Los que silban son gente que odia España, que desean la muerte de españoles, que desean su desaparición”… y a saber que sarta de burradas más se oye por ahí y que se extienden en el boca a boca, y acaban acogiéndose como una verdad entre el populacho. Para comprender todo esto hay que hacer un análisis histórico y social de causas y consecuencias, de opresores y oprimidos, y de que mientras unos camparon a sus anchas durante 50 años (Que se dice pronto), otros debían mirar al suelo, y ser objeto o más bien objetivo de las órdenes del estado central fascista. Pues es normal, que al “salir” de esta opresión (En teoría que no en la práctica, conocidos son los casos de los altos cargos del poder ejecutivo, jurídico y legislativo que siguieron manteniendo dichos empleos con sus correspondientes infraestructuras, y que han provocado una opresión constante hasta el día de hoy en España, de la que en varias ocasiones incluso la propia Unión Europea y por otras Organizaciones Internacionales que no tienen precisamente una ideología de izquierdas se han hecho eco) sientas desprecio hacia todo aquello que suponga mantener esta represión, o que represente a esos fantasmas del pasado y por qué no del presente. Para todo aquel que crea que me equivoco con esto, ¿Por qué se dice que uno si va con la bandera de España por Euskadi se encuentra en una situación de peligro, y cuándo uno ha ido con la bandera española de la República por ese mismo ámbito geográfico, no ha tenido ningún tipo de altercado?, pues muy sencillo, porque la monarquía, la bandera y el himno, son cosas que se impusieron a través del Bunker, del franquismo y sus despojos, mientras que en esa época de los años 30, donde cabe recordar que Euskadi, Galicia, Cataluña y demás, pertenecían al Estado Español, no se llevó a cabo una política de represión, y el Presidente del Gobierno, el Presidente de la República, el himno y la bandera, fueron votados por todos y todas. Por lo cual, me parece que la teoría del odio hacia España per se, no se sostiene.

Quizá, lo que sí se tenga sentido, es que, el odio no es hacia España, sino hacia ESTA España, hacia una España burguesa, donde para que Emilio Botín sea rico, tiene que haber según Unicef 2.200.000 niños viviendo en la pobreza en nuestro país, un dato que asusta (http://www.lne.es/sociedad-cultura/2012/05/21/millones-viven-umbral-pobreza/1245220.html?utm_source=rss). Donde, para que el monarca se vaya a cazar un elefante gracias a nuestros impuestos y a las participaciones de empresas privadas (Un claro caso de nepotismo económico que una persona con cargo vitalicio en el Estado, tenga acciones y participaciones en empresas con intereses en el suelo del país donde tiene poder político), tengamos que flexibilizar los despidos. Un país donde el susodicho rey, salga dando el discurso de Navidad diciendo que todas las instituciones deben estar subyugadas a la ley, cuando él mismo no puede ir a la cárcel según dice la Ley Magna, gracias a que no todos somos iguales bajo el código penal. Nosotros somos solo súbditos a los que representa.

También, este odio quizá se deba a que se llevan durante años sacando leyes que han impedido, no ya independizarse a ciertos sectores geográficos, sino la creación de partidos político no burgueses (Gracias a la Ley de Partidos que el propio colegio de abogados Cataluña definió como ilegal e insostenible) que poseen como fin la autodeterminación de los pueblos, que es algo muy diferente a un nacionalismo. El pueblo debe elegir por sí mismo, porque él es el único capaz de declarar y reconocer su propia identidad, el resto, son solo opresiones, ataduras e impedimentos. Ahí radica el problema, lo demás es solo sensacionalismo, es solo hablar por hablar.

Pero vaya, que a nadie le sorprenda dicho hablar por hablar, como he comentado antes, todo esto es solo consecuencia de la interiorización de mentiras y propagandas, y posterior asimilación por parte de nuestro cerebro, un cerebro que hace cientos de miles de operaciones sin que nosotros lo percibamos. Por ello discursos patrióticos, clasistas, y de paz, pero por supuesto para sus intereses, se nos lanzan de una u otra manera día a día, hora a hora, minuto a minuto. Es como esa frase de “Todos los muertos valen lo mismo”, una frase tan cierto en la corteza de la frase, como falsa en sus interioridades y vergüenzas. Por supuesto que un muerto, es un muerto, aquí o en Indochina, sobre todo para la familia, pero no es menos cierto, que no es lo mismo un muerto  de una persona que intentaba instaurar una tiranía del miedo y del terror, que el cadáver de una persona que formaba parte de la defensa de un gobierno que ha sido votado por los ciudadanos, en un sistema electoral junto y que forman parte de instituciones que intentan lograr una igualdad entre ciudadanos. No, no es lo mismo, no hay que quedarse con la corteza del árbol para llegar a la verdad. De la misma manera, aplicando este tipo de discursos, que no lo mismo un Nazi, que un Red Skin, porque unos buscan combatir a las personas que son distintas a las de los nativos o plebeyos que llevan siglos viviendo en España, de manera violenta para perpetuar una especie única y superior, y otros buscan combatir a aquellos que buscan llevar a cabo ese tipo de separatismo y violencia, y que no poseen ningún tipo de persecución por parte de un cuerpo de policía que intenta perpetuar el sistema (Teoría del Superhéroe de Nietzsche)  que rige actualmente y que superpone a los poderosos por encima de los “parias”.

Por supuesto, este es un discurso que la burguesía extiende con gusto a través de sus gigantescos tentáculos, porque en primer lugar, el discurso de todos los muertos valen igual, y la guerra civil era una guerra de hermanos, les beneficia a la hora de no ser señalados con el dedo como asesinos, genocidas y opresores de un fascismo perpetuado durante décadas. Es una manera de librar el cuello, de cerrar heridas, unas heridas que tienen sus marcas, y donde las pruebas son claras, pero parece que no hay fiscal ni juez con ganas de juzgarles, y cuantos más años pasen y más esfuerzo haya que llevar a cabo en la memoria, más cerca se está de que el crimen prescriba. Y en segundo lugar, esa mal versión sobre Sharps y Nazis les viene que ni pintado, por un lado porque mantienen al enemigo en el ostracismo, en el miedo y desconocimiento de las masas, que es realmente el mayor enemigo de este colectivo, y por el otro, porque los Nazis se sienten muy a gusto siendo los perros de presa de la burguesía, siendo mal vistos por el público en general cuando se enfundan sus bomber y sus botas, pero siendo respetados y apreciados  mientras llevan camisas Raph Laure, cinturones con la bandera de España, y vaqueros ajustados. Más aún cuando estos, se declaran partidarios del voto útil hacia partidos de derechas, ya que están viendo como las políticas de estos partidos de derechas son cada vez más cercanos a los programas electorales de Falanges, Españas 2000, Democracias Nacionales y demás chusma, debido a que la derecha, la mal llamada “derecha moderada” cada vez es más derecha que nunca, más opresora, más misógina, más homófoba, más xenófoba, más fascista, pero eso sí, igual de burguesa que antes (Ya que no se podía ser más).

En conclusión, si se quiere conocer la realidad, la tangible, la que se puede tocar, la que no da lugar a meras interpretaciones, hay que huir del discurso central, del mensaje que hace que la inmensa mayoría de conciudadanos sean un mar de ignorantes políticos, de caldos de cultivo de cerebros manipulados que te sueltan hoy frases como “Hay que respetar los himnos”. No disculpa, yo no puedo respetar el himno de un país burgués, con un monarca resultado del fascismo, con unas instituciones que son semillas de plantas que crecieron y se desarrollaron gracias al franquismo, de una bandera y una banda sonora que son el recuerdo de una época de genocidios y de un sin fin de injusticias hacia la autodeterminación del pueblo que ni yo ni tú votamos, sino que fueron resultado de un chantaje llamado Transición, donde la pregunta era o todo o nada (Más bien, nada o nada), y que en consecuencia nos ha llevado a esta situación tan miserable.

Yo no soy anti-español, pero no puedo sentirme identificado por un sistema opresor, fascista y burgués. Cuando esto cambie, sí me encontraré quizá en situación orgullosa de decir “Viva España”, o cualquier otro tipo de proclamas. Hasta entonces, “Arriba España”, muy arriba, justo al ladito de Carrero Blanco.

Mesi, de Creadores de la Memoria. 

Modificado por última vez en Martes, 22 Mayo 2012 19:22

Comments   

0 #6 Mesi 2012-05-23 20:00
Gracias a ti por dar tu opinión.

Un saludo.

Música y Revolución
Quote
0 #5 6deos 2012-05-23 17:27
Mesi,
Lo imaginaba.
Estupendo articulo.
Gracias.
Salú y Libertá
Quote
0 #4 Mesi 2012-05-23 15:21
Usé Populacho... porque me quedaba sin sinónimos para Pueblo y ya había utilizado bastante los conceptos de lucha obrera, y busqué un término diferente. En ningún momento va en contra del "pueblo llano" que es el que tiene el poder, la voz y la decisión. ;)
Quote
+1 #3 6deos 2012-05-23 14:22
Yo sí soy Anti€$pañol y anti todo lo que representa la Criminal €$pañistan, dentro y fuera de las fronteras €$tatal€$ en este y en otros momentos de la historia.

Y algo de razón lleva Kayeta, pero apunta mal a los culpables.
Si es verdad que los inicios del nacionalismo catalán y vasco lo impulsan burguesías reaccionarias, esas mismas que en el timo de trancisión no reconocían el derecho de autonomía a las demás naciones, según ellos no históricas.

Pero indudablemente no son ese tipo de NaZionali$ta$ los que promueven la pitada al Gorrón, de hecho aunque no lo digan en voz alta estos NaZionali$ta$ siempre se han llevado muy bien con sus homólogos de €$pañi$tan.Su Dio$ los cria y ellos se juntan

Mesi,
Me ha gustado mucho tu articulo, tan sólo señalarte que aunque probablemente no utilices la palabra populacho con desdén, queda algo feo.
De todas todas siempre estaré con El Populacho, que es infinitamente mejor que ser un Déspota Ilustrado.

Salú y Libertá
Quote
0 #2 Kayeta de Orujo 2012-05-22 22:08
¿Andalucía no es una nación histórica?
¿Asturias tampoco?

Vamos, no nos jodan.
Quote
-10 #1 Kayeta de Orujo 2012-05-22 22:07
Lo que es verdaderamente indignante es que se reivindique únicamente a las selecciones gallegas, vasca y catalana, volviendo una vez más al corporativismo norteño y el de las naciones históricas vs regiones.

Mi pregunta es: ¿NACIÓN HISTÓRICA DE QUÉ? ¿Cataluña es una nación histórica? ¿POR QUÉ?

Todos los nacionalismos nacen en el mismo periodo de tiempo, la diferencia de esos tres con el andaluz o el asturiano, es que estos dos ultimos son nacionalismos para defender a las clases pobres, mientras que los tres corporativistas vasco, gallego y catalán, son tres nacionalismos originarios de las 3 peores y más reaccionarias burguesías junto con la española.

¿Qué solidaridad internacional practica el BNG, ERC o Amaiur? No la veo por ninguna parte.

CORPORATIVISMO
Quote

Add comment


Security code
Refresh