kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
01 May 2012

Unes 10.000 presones na manifestación de CSI, CXT y SUATEA nel 1 Mayu

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Los organizadores informaron de la colocación de barricaes en Xixón, por grupos de presones paraes y precaries que reivindicaben el drechu a una vida digna

Llevamos dellos años viendo cómu cada Gobiernu que pasa a recoyer la so ración del peselbre, nun va a la gueta d’otra cosa que facer más grande esa descomunal estafa qu’intenten tapecer baxu´l nome de cris.

            Yá nun hai forma de cuntar la cantidá de millones d’euros que nos roben pa sanear les arques de la banca. El fraude fiscal yá non solo nun se persigue, sinon que s’amnistía. Y la economía somorguiada entama a tener un tamañu mayor que la economía llegal. Los ricos faen el so agostu y faen xorrecer la so riqueza.

            Demientres, el paru cébase cola clas obrera. La probitú y la probitú severa entamen a ser normales nes nueses cais y los drechos llaborales yá formen parte’l pasáu.

            Al empar, l’acosu y derribu a la Sanidá, la Educación y los Servicios Sociales, van facer que perdamos la nuesa salú, que los nuesos fíos y fíes nun puedan estudiar y que les presones con necesidaes dependan de lo qu’atopen na basoria. Los probes enxamás tienen ocasión de facer el so agostu; los probes namás pueden emprobecese más tovía.

            ¿Pétavos que demos datos?. Pues vamos dalos, porque datos, llaceriosamente, ye lo que nos sobra. Seis millones de paraos y paraes nel Estáu español. Cien mil n’Asturies. El 40% ya nun cobra nada y otro 30% cobra menos de 600 euros. Un millón setecientes mil families, 35.000 d’elles asturianes, tienen a tolos sos miembros en paru, más de la metada los y les pensionistes cobren menos de 600 euros, el 55% la mocedá ta nel paru, mediu millón de families yá perdieron les sos viviendes y una de cada cuatru presones (el 25% la población) ta na probitú.

            Nun hai disculpia. Tenemos de dar un pasu alantre na defensa los drechos obreros.

            La Reforma Llaboral del Gobiernu fae desapaecer el Drechu Llaboral pa imponer el Drechu Empresarial. Asina les coses, yá nun puede haber más concesiones, yá nun puede haber más negociaciones. Porque lo que ta en xuegu nun son meyores salariales o llaborales; lo que ta en xuegu son coses tan básiques comu’l nuesu pan, la nuesa salú, la nuesa cultura y el nuesu bientar. El nuesu y el de Los nuesos fíos y fíes.

            Asina de crudu ta’l panorama. Por eso, tenemos de dexar nidies dalgunes de les coses que tenemos de facer.

            La nuesa actuación nes empreses y centros de trabayu tien de ser d’una firmeza estraordinaria; tenemos de tornar cada puestu trabayu nuna trinchera que tenemos de defender cueste lo que cueste.

            A la defensa de los y les trabayadores, tenemos de xuncir la llucha de quienes nin siquier tienen drechos llaborales, de quienes nin siquier tienen una empresa onde trabayar y de quienes, magar tean un puestu trabayu, lo que cobren nin siquier merez el nome de salariu.

            Vamos al fondu la custión: seis millones de paraos y paraes son doce millones de brazos cruzaos que tienen de remangase, xunta’l restu trabayadores, pa entamar a ganar na cai lo que nos roben nos despachos.

            Y la esplosiva situación social que ta creándose, ta retrucándose dende’l Gobiernu con una escalada descomanada de la represión. La brutalidá policial, les detenciones arbitraries y la proliferación de fuertes sanciones económiques ensin sentíu nengún, desanicien, na práutica, tolos drechos y llibertaes ciudadanes. La nueva normativa d’orde públicu anunciada pol Ministru l’Interior, mándanos a dómines pasaes, qu’enxamás pensamos que podíen tornar.          Y comu yera d’esperar, la CSI, la CXT y SUATEA nun s’escapen d’esa represión. Identificaciones arbitraries, seguimientos policiales o sanciones de fasta 30.000 euros por actos tan “pelligrosos” comu facer pintaes, pegar cartelos o encender bengales, son los primeros pasos nuna política represiva que, ensin dubia, va dir endureciéndose col tiempu.

            Nesti escenariu, tenemos de dar una rempuesta decidida. Porque quieren despedinos, quieren dexanos ensin vivienda, quieren quitanos la nuesa salú, quieren tornanos en man d’obra analfabeta y, si protestamos, múltennos, golpéennos, detiénennos, encarcélennos y, llegáu’l casu, mátennos. Y esto ye, nin más nin menos, lo que ta pasando.

            Van echásenos enriba tiempos perdifíciles y la nuesa rempuesta nun puede ser un llaváu de cara asemeyáu al que tan ufiertando los nomaos sindicatos mayoritarios.

            Les nueses movilizaciones tienen d’algamar la firmeza y la contundencia afayaíces pa frenar los gravísimos ataques que la clas obrera ta sufriendo.

            Nun vamos dexanos llevar pol pesimismu, nun vamos cayer na desesperanza y, sobrotou, vamos dexar bien nidio que nun tenemos miéu, que nun nos dan miéu, que somos el pueblu, qu’hai muncha fuercia nel brazu d’esti pueblu y que vamos utilizar esta fuercia pa defender a la clas obrera.

¡PUXA’L MOVIMIENTU OBRERU!

PUXA LA CLAS OBRERA!

¡PUXA ASTURIES!

 

COMUNICADO DE CSI, CGT Y SUATEA EN EL 1 DE MAYO

            Llevamos varios años viendo como cada Gobierno que pasa a recoger su ración del pesebre, no busca otra cosa que hacer más grande esa descomunal estafa que intentan esconder bajo el nombre de crisis.

            Ya no hay forma de contar la cantidad de millones de euros que nos roban para sanear las arcas de la banca. El fraude fiscal ya no sólo no se persigue, sino que se amnistía. Y la economía sumergida empieza a tener un tamaño mayor que la economía legal. Los ricos hacen su agosto y aumentan su riqueza.

            Mientras tanto, el paro se ceba con la clase obrera. La pobreza y la pobreza severa empiezan a ser normales en nuestras calles y los derechos laborales ya forman parte del pasado.

            Al mismo tiempo, el acoso y derribo a la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, harán que perdamos nuestra salud, que nuestros hijos e hijas no puedan estudiar y que las personas con necesidades dependan de lo que encuentren en la basura. Los pobres nunca tienen ocasión de hacer su agosto, los pobres sólo pueden empobrecerse más todavía.

            ¿Queréis que demos datos?. Pues los daremos, porque datos, desgraciadamente, es lo que nos sobra. Seis millones de parados y paradas en el Estado español. Cien mil en Asturies. El 40% ya no cobra nada y otro 30% cobra menos de 600 euros. Un millón setecientas mil familias, 35.000 de ellas asturianas, tienen a todos sus miembros en paro, más de la mitad de los y las pensionistas cobran menos de 600 euros, el 55% de la juventud está en el paro, medio millón de familias perdieron ya sus viviendas y una de cada cuatro personas (el 25% de la población) está en la pobreza.

            No hay excusa. Tenemos que dar un paso adelante en la defensa de los derechos obreros.

            La reforma Laboral del Gobierno hace desaparecer el Derecho Laboral para imponer el Derecho Empresarial. Así las cosas, ya no puede haber más concesiones, ya no puede haber más negociaciones. Porque lo que está en juego no son mejoras salariales o laborales; lo que está en juego son cosas tan básicas como nuestro pan, nuestra salud, nuestra cultura y nuestro bienestar. El nuestro y el de nuestros hijos e hijas. 

              Así de crudo está el panorama. Por eso, tenemos que dejar claras algunas de las cosas que tenemos que hacer.

            Nuestra actuación en las empresas y centros de trabajo tiene que ser de una firmeza extraordinaria; tenemos que convertir cada puesto de trabajo en una trinchera que hay que defender cueste lo que cueste.

            A la defensa de los trabajadores y trabajadoras, tenemos que unir la lucha de quienes ni siquiera tienen derechos laborales, de quienes ni siquiera tienen una empresa donde trabajar y de quienes, aunque tengan un puesto de trabajo, lo que cobran ni siquiera merece el nombre de salario.

            Vamos al fondo de la cuestión: seis millones de parados y paradas, son doce millones de brazos cruzados que tienen que remangarse, junto al resto de trabajadores y trabajadoras, para empezar a ganar en la calle lo que nos roban en los despachos.

            Y la explosiva situación social que se está creando, está siendo contestada desde el Gobierno con una escalada desproporcionada de la represión. La brutalidad policial, las detenciones arbitrarias y la proliferación de fuertes sanciones económicas sin ningún sentido, hacen desaparecer, en la práctica, todos los derechos y libertades ciudadanas. La nueva normativa de orden público anunciada por el Ministro del Interior, nos manda a tiempos pasados, que nunca pensamos que podrían volver.

            Y como era de esperar, la CSI, la CGT y SUATEA no se escapaN de esa represión. Identificaciones arbitrarias, seguimientos policiales o sanciones de hasta 30.000 euros, por actos tan “peligrosos” como hacer pintadas, pegar carteles o encender bengalas, son los primeros pasos en una política represiva que, sin duda, irá endureciéndose con el tiempo.

            En este escenario, tenemos que dar una respuesta decidida. Porque nos quieren despedir, nos quieren dejar sin vivienda, nos quieren quitar nuestra salud, nos quieren convertir en mano de obra analfabeta y, si protestamos, nos multan, nos golpean, nos detienen, nos encarcelan y, llegado el caso, nos matan. Y esto es, ni más ni menos, lo que está pasando.

            Se nos vienen encima tiempos muy difíciles y nuestra respuesta no puede ser un lavado de cara semejante al que están ofreciendo los llamados sindicatos mayoritarios.

            Nuestras movilizaciones tienen que conseguir la firmeza y la contundencia necesarias para frenar los gravísimos ataques que la clase obrera está sufriendo.

            No vamos a dejarnos llevar por el pesimismo, no vamos a caer en la desesperanza y, sobretodo, vamos a dejar muy claro que no tenemos miedo, que no nos dan miedo, que somos el pueblo, que hay mucha fuerza en el brazo de este pueblo y que vamos a utilizar esa fuerza para defender a la clase obrera.            

¡PUXA EL MOVIMIENTO OBRERO!

¡PUXA LA CLASE OBRERA!

¡PUXA ASTURIES!

Modificado por última vez en Miércoles, 02 Mayo 2012 00:04

You have no rights to post comments