kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
30 Abr 2012

El modelo al que nos quiere llevar Wert: Estudiantes endeudados Destacado

Escrito por  Kaos. Internacional
Valora este artículo
(0 votos)
Protestas en EEUU ante el creciente problema de la deuda estudiantil, que supera por vez primera el billón de dólares...

IDOYA NOAIN/Prensa

Las pegatinas, blancas y rojas, no llevan nombre. Solo un: ñHola, mi deuda esO, y un espacioen blanco que se llena con cifras escritas a mano: 14.000 dólares, 24.000 dólares, 47.000 dólares, 100.000 dólares. Detrás de cada uno de esos números hay una historia, como la de Cara, que cinco años después de graduarse en Indiana intenta sin mucho éxito deshacerse de los 40.000 dólares que tomó prestados para estudiar literatura, y hoy, con un trabajo en un restaurante, a duras penas tiene para hacer frente a esas obligaciones, sobrevivir en Nueva York y pagarse el alquiler.

Cara es uno de los varios cientos de personas que el miércoles participaron en la plaza de Union Square en una de las manifestaciones organizadas en 20 ciudades de EEUU para marcar el día en que la deuda estudiantil en el país alcanzó, según algunas estimaciones, el billón de dólares (unos 755.000 millones de euros). Es más de lo que todos los estadounidenses deben a todas sus tarjetas de crédito. El tema preocupa hace tiempo a expertos y estudiantes y graduados (y sus padres), pero ahora ha entrado de lleno en la agenda política.

El ejemplo de Obama

El 1 de julio expira el acuerdo político firmado en el 2005 que limita al 3,4% el tipo de interés que pagan los estudiantes que financian sus estudios con créditos avalados por el gobierno federal (entre el 80% y el 90% de quienes piden crédito para ir a la universidad). Si no se llega a un pacto en el Congreso, ese interés subirá al 6,8%, el doble, y es lo que empezarán a pagar los 7,4 millones de estudiantes que, según los cálculos, buscarán financiación con esos créditos. Y el consenso no se avista.

Los republicanos quieren sacar los 4.500 millones de euros que costaría mantener los tipos como están de un fondo para salud preventiva creado por la reforma sanitaria del presidente Barack Obama (a la que han declarado la guerra). Los demócratas, mientras, proponen eliminar ventajas fiscales en las aportaciones para la seguridad social y los planes de sanidad de propietarios de altos ingresos de empresas privadas, o eliminar subsidios para compañías petroleras y de gas natural.

Tanto el presidente como el que será su rival republicano en noviembre, Mitt Romney, se han mostrado favorables a mantener los tipos bajos. Obama ha dedicado tres discursos esta semana al tema de la deuda estudiantil, recordando que él y la primera dama, Michelle Obama, acabaron de pagar los préstamos con los que fueron a Harvard, Columbia y Princeton hace solo ocho años. Muchos ven electoralismo en las declaraciones de los candidatos, pues sabido es que el voto joven puede ser determinante en las urnas (Obama lleva ventaja de 17 puntos sobre Romney en las encuestas entre los votantes de entre 18 y 29 años).

La calle reclama algo más que la congelación de los tipos. En Union Square, David, que mientras prepara su doctorado ya ha acumulado 15.000 euros de deuda (por debajo de la media de 20.000 que adquirieron los estudiantes estadounidenses el año pasado), aseguraba que ñel ideal sería la condonación de la deuda y una educación pública económicamente accesibleO. Reconociendo lo utópico de la propuesta, planteaba que al menos se dieran pasos, como el de ñpermitir que la gente con deuda estudiantil pueda declararse en bancarrota, aunque sea la última opciónO.

El problema del paro

Salvo contadas excepciones, la ley no admite desde el 2005 esa medida de protección (que sí está garantizada para cualquier ciudadano que no puede afrontar otros tipos de deuda). El impago es una realidad y una amenaza creciente, especialmente cuando cerca de dos millones de licenciados universitarios están en el paro y millones más tienen infraempleos. El 27% de los graduados tienen créditos ñdelincuentesO (al menos retrasados un mes en los pagos) y cinco millones de personas han entrado en impago. Con las cargas de la deuda en el historial crediticio, pasos como lograr una hipoteca se convierten en saltos a menudo imposibles.

La dimensión del problema no se le escapa a nadie, y aunque el banco de la Reserva Federal de Nueva York reduce a 656.000 millones de euros la deuda estudiantil, la institución reconoce que el 15% de los estadounidenses deben esos préstamos y que dos terceras partes de esa deuda están en manos de menores de 30 años. El coste medio anual de pagar universidad y alojamiento en EEUU es de algo más de 22.000 euros en un campus público y de algo más de 29.000 en uno privado.

Comments   

+1 #1 Eté Dazton 2012-04-30 18:31
No te parece interesante que lo mejor que está pasando es lo malo que tu señalas.
Históricamente está demostrado que las crisis en el régimen de producción de mercancías que se inicia con la Revolución Industrial a finales del siglo XVIII en Inglaterra es la consecuencia directa del colapso entre las relaciones sociales de producción, con las relaciones sociales de cambio –lo producido por abundancia, no logra su realización en el mer-cado, es decir, convertirse en dinero, capital poten-cial–, además las crisis de sobreproducción requie-ren de un tiempo para darles solución. La primera crisis en la historia del capitalismo estalló en el año de 1825 a unos treinta y cinco años del inicio de la era del capitalismo industrial, manifestándose en la concurrencia de mercancías. Para darle solución a la misma, la clase dominante en contra de su prin-cipio de individualidad, se vio obligada a la con-centración de capital como fuerza social produc-tiva(**), y se le nominó capital por acciones. Cons-truyéndose con él: El ferrocarril, el correo y el telé-grafo; su salida fue la expansión del mercado. Las siete subsiguientes crisis de sobreproducción, para las salidas se concentraba capital como fuerza so-cial productiva y se expande también el mercado. La concentración de capital se denomina cártel y trusts; el monopolio –fusión del capital bancario con el capital industrial que estaban separados–. Luego las crisis que aniquila la era colonial del mercado cautivo del capitalismo y la forma del re-parto colonial, se solventó con la destrucción de las fuerzas productivas (los medios productivos y los hombres que los ponen en funcionamiento) –la I y la II Guerra Mundial– dándole cabida posterior-mente a la concentración de capital a través de las Corporaciones, conocidas como Transnacionales. Como vemos la Ley de la acumulación se cumple con el estallido de cada crisis y su consecuente so-lución. En la etapa actual del capitalismo, tomando la palabra de los teóricos burgueses: La globaliza-ción, ha acelerado la concentración de capital de forma brutal, veamos los datos que aporta “Fortune Magazine”, la revista de más prestigio sobre eco-nomía en los Estados Unidos, en la que, en una edición del año de 1954 se señala que existían cua-trocientas sesenta y cuatro General Trading Com-pany (dato tomado del texto de Domingo A. Rangel “La revolución democrática burguesa en Venezue-la”). Que pasan a concentrarse en 1989 a ciento ochenta y nueve; estipulándose que producían entre trescientas y cuatrocientas mil mercancías diferen-ciadas (recavado del “Informe a los países no ali-neados” de Fidel Castro Ruz 1989). Y para el año 2000, se han concentrado a setenta, produciendo entre ochocientas y novecientas mil mercancías cada una (Tomado de un informa emitido por la C.N.N. en español). La cúspide de la pirámide so-cial está conformada por la Hidra de los setenta clanes familiares que planifican y orientan el con-trol de la economía en el mundo. La crisis de hoy es la de mayor duración en el tiempo(***) y la más profunda. Nótese su progresión par: Ocho, dos ¿y…, ahora?.
Quote

Add comment


Security code
Refresh