kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
30 Abr 2012

Fortress Europe no reduce, sino desplaza la migración Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Los migrantes que no entran, siguen existiendo, porque siguen existiendo los problemas de raíz. La responsabilidad histórica y actual de las migraciones africanas tiene Europa, y sin embargo se atrieva a negarle la integración tan terminantemente, que muchos migrantes acaban a destino Sudamérica

Europa lleva la responsabilidad de una crisis humanitaria,

causada por sus propias leyes, una crisis humanitaria al frente de su casa, una crisis que esconde tras discursos xenófobos, políticas de marginalización, intimidación, estigmatización e invisibilización de los migrantes. Gracias a la desinformación por parte de los medios de comunicación masivos, estas políticas encuentran amplio apoyo en las sociedades europeas. Así mientras crece el número de migrantes muertos, desaparecidos, detenidos, deportados, indignados, crecen el racismo y la xenofobia en Europa y crece el poder de partidos políticos de orientación ultraderecha y neoliberalista, corruptos, que fortalecen algunos pequeños grupos de poder, sobre todo los relacionados con los medios de comunicación masivos, los cuales como hemos visto operan para la alimentación de la opinión pública de estas políticas. Según los reportes de la organización Fortress Europe, al menos diez mil personas han perdido la vida tratando de llegar a Europa, otras organizaciones multiplican este número por tres. Esto es una crisis que se extiende con las operaciones migratorias europeas a partir del Tratado Schengen1, con el cual se creó lo que se denomina también “Fortress Europe” – “Fortaleza Europa”, que básicamente implica la militarización de las fronteras en ultramar, hasta incluso en África, y la sistematización de las políticas migratorias de rechazo. Como formula la ADPHA2, esto es “un triunfo de la Europa Fortaleza, (y) una derrota para los derechos humanos” (2011:78).

Mencionamos como primer y principal agresor de los derechos humanos al grupo Frontex, la agencia a cargo de la seguridad fronteriza en Europa. En concreto, las acciones de Frontex violan el derecho de no devolución (non-refoulment) y el derecho que tiene todo migrante a un trato individual de su historia (nos referimos a los casos de operaciones de deportación o negación colectivas). Aparte, por su naturaleza como organismo con recursos castrenses es una institución sin credibilidad para manejar gestiones migratorias. Así, la autonomía de este organismo asombra, teniendo en cuenta que el tema de la migración en Europa toma tanta importancia a nivel social y político. Y así el aumento exorbitante del presupuesto asusta, porque mientras el alcance de las responsabilidades de Frontex en relación a los derechos humanos sigue sin clara determinación, los recursos financieros que tiene esta agencia disponible crecieron de 6.280.202 Euros en el año 2005 a 87.917.000 Euros en 2010, es decir, Frontex tiene a disposición casi 15 veces más recursos que desde el inicio de sus operaciones en el año 2005, y las autoridades aun no reconocen si deben o no respetar los derechos humanos, como ejemplifica APDHA: “¿Frontex no tiene que respetar los derechos humanos? Así, en octubre de 2010, una comunicación de Frontex para el Parlamento Europeo afirma que el respeto de los derechos humanos por la agencia (…) se encuentra totalmente incluido en sus actividades. Pero, en paralelo, el mismo mes de octubre, el director de Frontex declaró que el respeto de los derechos humanos no está a cargo de la agencia sino de los estados miembros.”3 (2011: 28).

La Directiva de Retorno, también llamada Directiva de la Vergüenza es el segundo instrumento de operaciones. En tres años de negociaciones unilaterales europeas, se estableció este sistema para mitigar la “inmigración ilegal”, y creó mecanismos de detención, de deportación (también para menores), expulsión, prohibición de reingreso, entre otros. Viola el derecho a la familia: las políticas de admisión generan irregularidades y hasta separaciones familiares. Viola la dignidad humana en sí: las detenciones son prolongadas, las condiciones de detención inhumanas, y si no fuera suficiente, más adelante esperan los centros de asilo, lugares marginalizantes, ghettos. Es decir, si una persona llega a Europa a pesar de la presencia de FRONTEX, a pesar de las políticas de rechazo, y es acogida, es dirigida hacia el estigma migrante, hacia la vida del migrante que lo espera a partir de ahí.

En tercer lugar mencionamos la internacionalización de estas políticas migratorias,  Marruecos y Mali siendo los países instrumentos por excelencia para las operaciones de autoridades migratorias europeas, con lo cual viola el derecho a la salida de un país, y en segundo lugar la posibilidad de pedir asilo. En todo esto no nos podemos olvidar de que Europa sigue siendo autor y co-autor de la miseria en África mediante la coacción económica incesante sobre los mercados locales.

En comparación: la migración africana hacia América Latina, caso Argentina

La migración africana hacia América Latina se empezó a intensificar especialmente desde entonces. A partir del año 2004, los medios de comunicación en Argentina informan esporádicamente acerca de migrantes africanos. Títulos como “Por la calle y con la piel negra”4 (Página 12, 22 de marzo de 2009) y “Once: La pequeña Dakar de los nuevos inmigrantes”5 (Clarín, 21 de octubre de 2009) representan la mezcla entre estereotipificación e ignorancia con la cual mayormente se opera el discurso en los diarios. Segundo, conforma una estrategia migratoria frente al escenario migratorio en Europa que presentamos anteriormente. En base a entrevistas a migrantes, voceros de la sociedad civil y representantes de instituciones públicas que se enfocan en el trabajo con la población migrante, determinamos varios escenarios migratorios, las cuales mostramos a continuación.

El primero es el caso de personas que, arribaron como polizones en buques, desconociendo de su destino, generalmente especulando que iban a llegar a las costas europeas o estadounidenses. En marzo del año 2010, Carolina Podestá (representante del ACNUR en Buenos Aires), afirma al diario online “Periodismo Humano” en una entrevista: “Los muelles fluviales de Buenos Aires y Rosario en el Río de la Plata, principales puertos argentinos en las rutas comerciales transatlánticas, constituyen la habitual vía de entrada marítima”, aunque la portavoz de ACNUR apunta que “muchos africanos desconocen el destino final al embarcarse y sufren un “gran descontento y confusión” al arribar a Sudamérica en lugar de a Europa o Estados Unidos.” (Periodismo Humano, 22 de marzo 2010).

Otros entrevistados señalaron que Argentina es su país de tránsito, aunque la entrevista con Mohammed, muestra cuán largos y complejos se vuelven los caminos del migrante como efecto de las políticas restrictivas. La obtención de una residencia argentina y poder tramitar más fácilmente una visa en Europa es uno de los sueños de los migrantes, otro es la reunificación con familiares en Europa. Es decir, no solamente son los caminos que se alargan extremadamente, sino también crece la necesidad de adquirir conocimiento legal profundizado, incluso acerca de las relaciones entre terceros países: “Yo en un mes me voy para Inglaterra. Mi mamá estuvo viviendo como veinte años allá, tiene documentación.

Así es más fácil para mí irme para allá (…). Una Libra vale como dieciocho Pesos, entonces ahí está, yo quiero hacer algo de plata, para mandar a la familia que está allá (en África). Si sigo acá, es imposible.”6 Su conocido Ahmad, expresa que tiene planes de migrar hacia Noruega: “Mi hermano está allá, me dice “veníte”. Acá estoy hace años y cada vez hay más (vendedores ambulantes de joyería). En principio éramos algunos pocos, pero ahora, Mirá! Entonces en verano voy a ver si puedo ir a Mar del Plata, ganar algo de dinero para irme con mi hermano.”7

Otro proceso es la elección de Argentina como país destinatario alternativo a los países del primer mundo, como Europa o América del Norte. “Yo quería salir legalmente, yo estuve estudiando no soy, no soy ¿cómo se dice? No quería salir ilegalmente. Yo buscaba salir legalmente con los papeles, seguir mi estudio hasta terminar en Europa, pero por mala suerte los europeos son muy cerrados, son muy cerrados; por eso, yo tenía la suerte de conocer que no hay problema de acá, de Argentina, unas personas que hacen las cosas, trámites para salir para ir a Argentina.” Las palabras de la persona entrevistada nos permiten ver la dificultad de legalización para el migrante: muestra en primer lugar la estigmatización de ser “ilegal” y las inmensas dificultades para poder entrar y “legalizarse” en Europa, y contrasta ese conocimiento con su experiencia con las políticas migratorias blandas en Argentina.

No es solamente la problemática legal, sino también los costos migratorios que llevan a tomar la decisión de ir hasta Argentina: es el simple hecho de que el coyotaje es mucho más barato. Según un reporte del Global Migration Group, se llega a pagar para el traslado clandestino de una persona unos 6500 US Dólares desde África a Europa y para nuestra región 2200 US$8 (GMG: 2005).

(...)

Resumiendo, es evidente que la clandestinidad de la migración hacia Argentina para pedir refugio implica riesgos altísimos para la salud física y emocional de los migrantes. El hecho de que el cruce del Atlántico es un “trayecto más largo y en peores condiciones todavía que las habituales rutas hacia la Unión Europea, tradicional destino migratorio junto a Estados Unidos.” (Camino 2010), el ACNUR manifiesta de que “no sabemos cuántos (ACNUR), pero muchos mueren en el trayecto” (Camino 2010)9.

La crisis migratoria en Europa, y una de sus consecuencias.

 

 

1 Tratado que determina el territorio común europeo y las responsabilidades de los Estados
miembros y las autoridades europeas en relación al resguardo de este territorio
2 Fuente: Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. “Derechos Humanos en la Frontera
Sur 2010-2011”. 2011. p.78

3 Fuente: Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. “Derechos Humanos en la Frontera
Sur 2010-2011”. 2011. p.28

4 http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-121917-2009-03-22.html
5 http://edant.clarin.com/diario/2009/10/21/sociedad/s-02023496.htm
6 Entrevista realizada a Mohammed L., el día 26 de junio de 2010.

7 Entrevista realizada a Ahmad M., el día 26 de junio de 2010.
8 El reporte para el Global Migration Group se publicó en abril de 2005, año en el cual
recién se notaba un significativo y desde entonces creciente aumento de solicitudes de refugio
de personas africanas por parte de las autoridades en la Argentina, con lo cual
podemos deducir que los costos se han aumentado desde la publicación. Para ver
el informe completo, por favor véase el siguiente link:
http://www.gcim.org/attachements/GMP%20No%2031.pdf

9 Fuente: Camino, A. “Africanos en Argentina”. Periodismo Humano. 29 de marzo 2010.
http://periodismohumano.com/migracion/inmigrantes-argentina.html

 

Para acceder a la ponencia completa, presentada en Noviembre 2011::

http://es.scribd.com/doc/91802193/La-crisis-migratoria-en-Europa-y-cambios-en-los-flujos-migratorios-en-el-caso-de-Argentina

Modificado por última vez en Lunes, 30 Abril 2012 12:38

You have no rights to post comments