kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
19 Abr 2012

Dionne Bromfield

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
A veces sueño también con ser ejemplo para gente joven, quiero mostrarles que también ellos pueden conseguir lo que se proponen si tienen fe en ellos mismos.

De 16 años, nacida en Londres, ahijada de Amy Winehouse y con la que Bromfield cantó a los 11 años un dueto que se convirtió en hit en You Tube. En el 2009 publicó su primer álbum y acaba de aparecer su segundo “Good For The Soul”

Bromfiel tuvo un sueño:

Durmiendo en mi cuarto en penumbra abro los ojos y veo que alguien está a los pies de mi cama. Es Amy, mi madrina. Estoy confusa y algo espantada, pero si está muerta, ¿cómo puede ser?, pienso. Amy mi mira, me infunde coraje: “Sigue con tu carrera”, dice, “no tengas miedo, no dejes que te confundan, será magnífico, tienes que seguir adelante, ser constante y creer en tus posibilidades”. Se que no puede ser real, pero la veo y la oigo, siento su presencia. Me embarga una sensación muy rara pero también confortante, que tras despertarme sigue ahí.

Creo que los sueños tienen un significado profundo. No puedo dirigirlos, me invaden y me dicen qué es importante en mi vida. Desde la muerte de Amy sueño muy a menudo con ella. La echo muy en falta y desearía que estuviera conmigo. No sólo fue mi madrina, fue una gran hermana y mi consejera. Y aun cuando en la realidad ya no le puedo pedir consejo ni abrazarla me resulta agradable oír su voz.

Estos sueños me producen la sensación de que sigue estando ahí, a mi lado, que cree en mí y me poya. Y eso es importante para mí. Poco antes de una actuación me enteré de su muerte y, a pesar de todo, salí al escenario. A Amy le gustaba cantar, actuar, así que salí y canté, fue mi tributo por ella. Ella hubiera hecho lo mismo por mí.

Tras su muerte me produjo dolor ver continuamente su cara en la publicidad y oír su voz. Me hubiera gustado que todo terminase. Pero entonces comprendí la importancia que tuvo para mucha gente en el mundo y que tenían derecho a despedirla. Hoy me alegro cuando oigo en las radio sus canciones y veo en las revistas su foto. Es bonita su recuerdo aun cuando físicamente ya no esté.

Sueño una y mil veces que tuve una infancia y juventud normal. Mi primer álbum lo hice con 11 años. Desde hace tiempo trato con gente bastante mayor que yo. Tuve que crecer rápidamente. Las expectativas a las que me veo expuesta me producen a veces angustia. Pero ni puedo ni quiero ser la nueva Amy. Soy una muchacha de 16, a veces me gustaría hacer la idiota, propasarme, hacer rabiar a los mayores… Pero en mi oficio hay poco espacio para esto, hay que dedicarle gran parte de la vida. Pero en esos momento me digo, por una posibilidad como la tuya, por una carrera musical suspiran  muchos chavales, jóvenes y mayores. Además la mayoría de las veces paso muy bien, me agrada y me gusta. Así que no me puedo quejar. A veces sueño también con ser ejemplo para gente joven, quiero mostrarles que también ellos pueden conseguir lo que se proponen si tienen fe en ellos mismos.


Modificado por última vez en Jueves, 19 Abril 2012 10:12

Add comment


Security code
Refresh