kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
18 Abr 2012

El Ejército de Mali manda a jóvenes al frente tras solo 15 días de entrenamiento Destacado

Escrito por  María Torrens Tillack
Valora este artículo
(0 votos)
Misioneros españoles denuncian el reclutamiento exprés de jóvenes para luchar contra la rebelión tuareg en el norte de Mali, mientras la situación humanitaria empeora.

 

 

“Decenas de camiones con más de 150 personas en cada uno llegan a Bamako [capital de Mali] cada día. Son cientos de personas que vienen huyendo del norte, por el conflicto y el hambre”, explica el misionero salesiano, Emilio Hernando. 

 “La gente cuenta verdaderas atrocidades de lo que está ocurriendo en el Norte: quema de casas, de campos…”, describe Hernando. El misionero explica que “el Ejército está reclutando a jóvenes para luchar. Les preparan en 15 días y al frente. Van a una muerte segura”.

 La rebelión tuareg en el Norte de Mali se suma a una sequía e inseguridad alimentaria ya de por sí alarmantes en el Sahel, ha apuntado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado (ACNUR), António Guterres, durante una visita a España.

 “En Mali ya están también militantes tuareg de otros países de la región”, advierte. “Es importante que se evite la generalización de este conflicto. La situación ya es suficientemente grave con la sequía”.

 Aunque Hernando habla de normalidad en el resto del país, la solución en el Norte no va a ser sencilla, ya que “están los tuareg, por un lado, y las facciones islamistas por otro”. 

 “Si nadie lo remedia puede ser que haya una guerra civil entre ambos bandos”, advierte, ya que está emergiendo un sentimiento patriótico ansioso por recuperar el Norte del país.

 “En el Norte, la situación es crítica. Se necesitaría un corredor humanitario para poder asistir a las personas”, añade el misionero. Guterres explica que ACNUR tiene graves problemas de acceso al norte de Mali. 

 Hay 220.000 malienses desplazados, la mitad dentro del país. Mientras tanto, en otros países donde también se mueren de hambre por la acuciante crisis alimentaria del Sahel (incluso comen hojas para sobrevivir), no paran de acoger a decenas de miles de refugiados: 45.000 en Mauritania, 32.000 en Burkina Faso (llegan 500 por día), 28.000 en Níger y en menor número en Argelia, según datos de ACNUR.

 “También hay problemas de seguridad alimentaria en los países de acogida. No pueden hacer solos todo el esfuerzo”, afirma Guterres a la vez que pedía más ayuda internacional.

 “Europa debería tomar ejemplo de los países desarrollados.Nunca hay solución humanitaria, siempre es política”, opina el Alto Comisionado de ACNUR.

Add comment


Security code
Refresh