kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
15 Jun 2014

(VÍDEOS) Así fue la liberación de Isma y Miguel, presos políticos

Escrito por  Shangay Lily
Valora este artículo
(0 votos)
La tarde de ayer viernes fue un tiovivo de emociones. No, no me refiero al casposo partido de fútbol que volvió a mover los peores resortes nacionalistas, racistas, machistas y clasistas en pos del negocio, me refiero a la liberación de dos de los muchos presos políticos que tenemos en este país...

...  Isma y Miguel fueron puestos en libertad en Alcalá Meco tras casi tres meses de cárcel sin pruebas.

A mediodía la noticia de su puesta en libertad corrió como la pólvora por las redes sociales y entre los movimientos sociales. Un grupo liderado por las incansables Madres Contra la Represión y la Red Solidaria Antirrepresiva (los grupos que han apoyado todo, porque la Comisión del 22M no ha sido precisamente ejemplar) nos dirigimos rápidamente hacia la cárcel de Alcalá Meco.

Nuestro miedo era que les liberasen antes de que llegásemos para evitar la formación del grupo, pero fue exactamente al contrario: tras hablar de las 16.30 como hora inicial de salida, nos tuvieron esperando casi cuatro horas. El innecesario aire de prepotencia que manejan los funcionarios en las cárceles hizo la espera mucho más pesada. Con continuos puyazos avisando de que no podíamos estar tantos reunidos, o que no deberíamos estar tan contentos, y repetidas amenazas de que nos echarían en cualquier momento, finalmente pudimos esperar a la salida de nuestros compañeros.

Su salida fue anunciada por la aparición de un nutrido grupo de policías que parecía prever la salida de Osama Bin Laden con todo ETA reagrupado. Pocos minutos antes de la salida un funcionario, más amable que el “cínico de la sonrisita” como llamábamos al que se dedicaba a pasear a nuestro lado advirtiéndonos de posibles infracciones continuamente, susurró un “ya salen” que nos sirvió para prepararnos.

Aunque nos habían insistido en que no se podía grabar (llegaron a intentar decirnos que ni en la calle podíamos grabar), pude grabar la emocionante salida de estos jóvenes (hasta que “cínico sonrisitas” vino a decirme que no podía). Este es el momento en que Miguel, de verde, muy emocionado, e Isma, de rojo, igualmente emocionado aunque más entero a pesar de sus 18 años, salen a la libertad tras casi 3 meses encerrados sin pruebas.

Las razones de la liberación no han sido explicadas, aunque sabemos que son consecuencia de la desatrosa vista que evidenció una ristra de contradicciones, incoherencias y falta de pruebas que abochornó a los jueces hasta el punto de no poder mantener a los dos presos politicos más tiempo. Destacaría del surrealista juicio, como guionizado por los Hermanos Marx, me cuentan, en el que un fiscal intenta robarle las acusaciones al otro (golpear con la señal de tráfico a un policía) y se ponen a discutir “esa es mía, no me la quites, majo” frente al atónito juez, o la presencia de todos los sindicatos de policía como acusación.

Isma salió coreando con todos un precioso “que viva la lucha de la clase obrera” que nos emocionó a todos. Es curioso que a sus 18 años estuviese tan entero y generoso. Nos abrazó a todos y nos dio las gracias por el apoyo uno a uno.

Miguel salió mucho más emocionado, llorando profusamente, y dando las gracias a todos, sorprendido por la presencia de tantas personas esperándole. Una persona noble y excepcional (igual que Isma).

Se derrumbó entre los brazos de su madre y los de todos nosotros. Un momento duro. Las lágrimas le brotaban sin parar, confundiéndose con su sorpresa ante el apoyo y el torbellino de sensaciones que debía estar viviendo al poder ser libre de nuevo tras casi tres meses de inexplicable encierro.

Pero los cánticos orgullosos de sus compañeros y compañeras le transmitieron la resolución de seguir luchando y protestando a pesar de estos injustos castigos. Me habría gustado ver a Cifuentes allí a ver cómo explica su intervención en este triste episodio de privación de libertad sin justificación alguna a pesar de los reiterados intentos de policías y superiores de inventar “pruebas” o “testimonios” que se han ido evaporando como la niebla artificial en un escenario teatral.

Miguel estaba muy afectado y pasaba de los abrazos de su madre a los de sus compañeros (igualmente emocionados) o de su perro. Es un crimen que a un joven, buena persona, se le destroce la vida para intentar cubrir los montajes desde dentro de la policía (descontenta por saberse abandonada por los altos mandos).

En medio de la algarabía y la indignación, tuve la suerte de darle un fuerte abrazo para intentar trasmitirle el apoyo de tantísimas personas que no dejaron de enviarme mensajes de admiración a ambos pidiéndome que les dijese que el pueblo está con ellos.

Mientas Blesa chulea a todo el estado español de mano de su amigo Aznar y Rodrigo Rato hace lo propio, a estas personas se les ha castigado por salir a manifestar pacíficamente su solidaridad con los oprimidos. Chicos jóvenes que en lugar de mirar al otro lado se interesan por los débiles, los desahuciados, los humillados, y a cambio reciben un castigo brutal e injustificado.

Seguiremos luchando a pesar de vuestra chulería. ¿Vamos a seguir tolerándolo? ¿Vamos a seguir más atentos a un circo llamado fútbol mientras nos roban en lugar de acudir en masa a las puertas de estas cárceles, de la que va a encerrar a Carmen y Carlos por el mero hecho de formar parte de un piquete informativo, o de los 5 de Barcelona o de tantos presos ideológicos que están encerrando para cercenar la respuesta ciudadana a su saqueo?

http://blogs.publico.es/shangaylily/2014/06/14/asi-fue-la-liberacion-de-isma-y-miguel-presos-politicos/

Medios

Modificado por última vez en Domingo, 15 Junio 2014 09:51

Comments  

+2 #1 Lía Bruno 2014-06-15 20:56
Gracias por el video, que ha dejado llegar la emoción que se ha sentido, cuando los liberaron!!

Ha traspasado los mares y los océanos, pues se ha sentido de este otro lado toda la emoción contenida. Ojalá vivamos pronto algo parecido en Granada con la liberación de Carmen y Carlos. Vaya toda mi solidaridad para con ellos.
Lía/Argentina

You have no rights to post comments