kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
08 Feb 2013

Algunos crímenes de las Multinacionales en Colombia Destacado

por Revista Cambio Total
Viernes, 08 de Febrero de 2013 13:17
imagen Matiz imagen Matiz
La Drummond llegó a Colombia en los años 80 y desde entonces se ha caracterizado por cometer crímenes contra el pueblo. Igual cosa han hecho siempre las multinacionales que llegan al país a robarse los recursos naturales de los colombianos y para hacerlo impunemente contratan paramilitares...

[Cambio Total].
  

La Drummond llegó a Colombia por allá en los años 80 y desde entonces se ha caracterizado por cometer crímenes contra el pueblo colombiano. Igual cosa han hecho siempre las multinacionales que llegan al país a robarse los recursos naturales de los colombianos y para hacerlo impunemente contratan “sicarios” –narco-paramilitares antes y neo-narcoparamilitares ahora- para que adelanten la “guerra sucia contra los sindicalistas y trabajadores que luchan por sus reivindicaciones.
 
Hemos hecho una corta compilación sobre algunos de éstos crímenes, los cuales no han sido óbice para que esas multinacionales continúen operando en nuestro país. Ello demuestra el “sentido de patria” de la oligarquía en el poder y de todos sus presidentes, ministros, congresistas, jueces y militares. 
 
Esa política asesina ha dejado el asesinato de los sindicalistas, sabiendo que los sindicatos son una de las instituciones de un país que se llame “democratico”. El Cinep nos ilustra al respecto:
 
“De 123 sindicalistas asesinados en 1998, el 80 por ciento era de colombianos...
Para el Cinep, "el número de 4.785 víctimas sindicalizadas, objeto de violaciones de derechos humanos entre 1984 y 2010 –de las cuales 3.000 fueron en la modalidad de homicidios–, es una cifra escalofriante en cualquier latitud del mundo”. (Crímenes contra sindicalistas).
_______________________________________________________________________________
 
Veamos:
“Investigación penal por la participación de los directivos de la multinacional Drummond Jean Jakim, Garry Drummond, Agusto Jiménez y Alfredo Araujo, en el asesinato de los sindicalistas de Sintramienergética, Valmore Locarno Rodríguez y Víctor Hugo Orcasita Amaya, ordenó a la Fiscalía General de la nación el Juzgado Once Penal del Circuito Especializado de Bogotá”.(Colombia. Investigar a los directivos de la Drummond, ordena juzgado especializado).
 
“Alias Tolemaida aceptó la responsabilidad por el asesinato de dos sindicalistas de la Drummond, que protestaban por la mala comida que les daban en la mina de La Jagua de Ibirico”
______________________________________________________________________________
“Un ex comandante paramilitar, que trabajó para la multinacional del carbón estadounidense Drummond Company, aseguró ante una corte federal de Alabama que fue testigo de cómo la empresa patrocinó el asesinato de vecinos del campamento minero en Colombia que se negaban a vender terrenos por donde pasaría el ferrocarril de la compañía.

La explosiva declaración de Libardo Duarte, alias Bam Bam, en la que involucra también a políticos y militares en complicidad con la Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), fue aportada al proceso civil la semana pasada por Terry Collingsworth, abogado de las víctimas en Estados Unidos, que están reclamando por el pago de una indemnización.
 
Duarte, quién está preso en Bogotá, afirmó además que en noviembre pasado el presidente de Drummond en ese país, Augusto Jiménez, le prometió dinero a uno de los acusados de los asesinatos a cambio de desvincular a la empresa de los crímenes”.
_____________________________________________________________________________
“Ese nuevo capítulo podría incluir a varias multinacionales.
 
Iguarán ha ordenado la investigación de la multinacional bananera Chiquita Brands y a la empresa minera estadounidense Drummond.
 
Iván Cepeda, un defensor de los derechos de las víctimas de los paramilitares, considera que no se puede aceptar la excusa de que algunas empresas pagaron para que las protegieran de las guerrillas de izquierda.
 
Chiquita acordó en marzo pagar $25 millones para resolver un caso con el Departamento de Justicia estadounidense y admitió que su filial en Colombia pagó $1.7 millones a paramilitares.
 
La Fiscalía colombiana investiga el papel de Chiquita en el caso de un embarque de 3,000 fusiles que entraron ilegalmente al país y que fueron a parar a las manos de los grupos paramilitares. Varios políticos colombianos han solicitado la extradición de los ejecutivos estadounidenses para que sean juzgados en este país.
 
Chiquita, por su parte, se ha defendido asegurando que los pagos fueron hechos únicamente para proteger a sus empleados.
 
Iguarán, sin embargo, ha calificado esos desembolsos como pruebas de "una relación criminal''.
Los legisladores estadounidenses han tomado nota y la semana pasada el congresista demócrata William Delahunt pidió una investigación a Chiquita y Drummond.
 
Drummond ha sido demandada por los familiares de tres líderes sindicales asesinados en el 2001, quienes aseguran que la compañía le pagó a un cabecilla paramilitar por los asesinatos”.
 
_______________________________________________________________________________
 
“Asesinado otro sindicalista petrolero participante de la asamblea para presionar el pliego de peticiones alconsorcio español Masa Acciona; el movimiento de protesta de los 500 trabajadores, mantiene paralizada la construcción del oleoducto a Arauca desde hace 20 días”. 
 
http://stopsecrets.ning.com/profiles/blogs/asesinado-otro-sindicalista-en-colombia-terror-paramilitar-para
___________________________________________________________________________
 
“La multinacional Coca-Cola, por ejemplo, desde principio de la década de los noventa viene siendo señalada por el Sindicato Nacional de la Industria de la Alimentación (SINALTRAINAL) [1] como responsable de cegar la vida a por lo menos 14 miembros de su agremiación, entre ellos 7 miembros del sindicato de la Coca-Cola y, de igual modo, propiciar el desplazamiento forzado de varias decenas de sus miembros, lo que incluye, por supuesto, el exilio de un par de trabajadores sindicalizados. Varios de los sindicalistas asesinados fueron ultimados mientras se estaban negociando pliegos de peticiones y diversas voces no han dejado de señalar como responsables de dichos crímenes al paramilitarismo en complicidad con los organismos del Estado.

Entre los sindicalistas asesinados desde 1992 hasta acá se encuentran: José Gabriel Castro (1992), José Manco David (1994), Luis Enrique Gómez (1995), Isidro Segundo Gil (1996), José Libardo Osorio (1996), Alcira Herrera Pérez, esposa de Isidro Gil (2000) y Oscar Darío Soto, en Montería, Córdoba (2001). Y ello para no mencionar el allanamiento de sedes sindicales y también las reiteradas amenazas contra familiares y miembros del sindicato.

 
Rafael García, el exinformático del DAS y quien prendiera el ventilador de la parapolítica y ahora confidente de la Fiscalía, denunció en mayo de 2006 que Augusto Jiménez, Presidente de la Drummon en Colombia había dado a Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, la friolera de 200.000 euros con el objeto de que procedieran contra los mencionados sindicalistas. Pese al proceder de la Drummond y a lo contado por Rafael García, la corrupta justicia colombiana expresada en el juez instructor del caso archivó el mismo por la razón que ya todos conocemos: falta de evidencia.
 
... en el año 2003 el entonces responsable de la INTERPOL, Coronel Henry Rubio, entregó un informe a Jorge Noguera, Exdirector del DAS [acusado por haber puesto a este organismo al servicio de los paramilitares] y en donde le ponía de manifiesto el caso de los más de 3000 fusiles que la Chiquita Brands a través de su filial había introducido por el puerto de Turbo, de amplio manejo paramilitar como sabemos desde mediado de los años 90. La postura de Noguera, se señala en diversos espacios, fue la de entorpecer la investigación y evitar que se conociera en profundidad los nexos de la Chiquita Brands [Banadex] y el fortalecimiento económico, político y militar del proyecto paramilitar en Colombia. Visto todo lo que ha acontecido en el país con la parapolítica y los cada vez más incontrovertibles fundamentos de los señalamientos que pesan sobre Jorge Noguera, resulta obvio pensar que lo que se ha buscado y buscó desde el DAS y desde el gobierno mismo fue que este repudiable hecho no saliera a flote.
 
http://colombiacontaminado.blogspot.se/2012/04/multinacionales-paramilitarismo-y.html
 
 
La Red Voltaire tiene en su portal un apartado sobre el accionar de las Multinacionales en Colombia:
 
Multinacionales

Chiquita Brands

 
Hilando delgado
por Álvaro Delgado
 
Hilando Delgado
por Álvaro Delgado
 
Paz y conflicto
por Colectivo de abogados José Alvear Restrepo
 
Tribunal Permanente de los Pueblos
por Observatorio Social de Empresas Transnacionales
 
Como vemos las Multinacionales tienen como política inmiscuirse en los asuntos internos del país y contribuyen “bondadosamente” en los planes de guerra que les son recetados desde Washington a los mandatarios colombianos para que ellos –Multinacionales y empresarios colombianos- puedan seguir usufructuando impunemente nuestras riquezas naturales (Ver: El papel de las Petroleras en el Plan Colombia).
 
Históricamente han sido relevantes no sólo los crímenes contra los trabajadores colombianos, sino también los crímenes contra la salud y los crímenes ecológicos adelantados por estas Multinacionales. Ha olvidado alguien el crímen por el uso del DDT que la companía decía era “inocuo para el uso humano” y 20 años más tarde se encontró el depósito del DDT en las células humanas, afectado así la salud de los colombianos? Ha olvidado alguien el uso de Glifosato –el cual se sigue usando impunemente-, para asperjar los “cultivos ilícitos” y la utilización del hongo Fusarium sp?
 
Hoy vemos un nuevo crímen de la Multinacional Drummond contra el mar y los habitantes de Santa Marta y toda Colombia. La deriva de la forma de embarque del polvo de carbón en los puertos colombianos va causando que el carbón se deposite en el fondo del mar conllevando a la muerte de la vida submarina en la zona. Hoy es el puerto de Santa Marta, pero no será igual en Puerto Bolívar de la Guajira?
 
Quién vigila que las compañías Multinacionales cumplan las exigencias ambientales que las autoridades respectivas y los defensores de los derechos ecológicos hacen para evitar la muerte de los puertos, de la vida submarina y terrestre y de los colombianos? En dónde están las autoridades asignadas para tal efecto? 
 
No será que todo aquel que ejerza realmente su papel recibe el premio enviado por las Multinacionales de dos “plomos” disparados por los neo-narcoparamilitares?
 
Quién dijo “esta boca es mía?

--
Publicado por cambio total en CambioTotalRevista el 2/08/2013 01:52:00 a.m.

Ultima modificacion el Viernes, 08 de Febrero de 2013 13:35


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio