kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
14 Ene 2013

México: La reforma educativa. Fondos y transfondos

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
¿En qué momento de éste orden impuesto la Educación Pública ha amenazado con romper o destruir lo ya establecido? En ninguno, ya que dicha educación es, al entendimiento de algunos, la mejor forma de tratar de perpetuar la opresión.

 

[Parte I]

El mundo se viene abajo a causa de un sistema insostenible que con artimañas ha aguantado y que con mucha dignidad hemos soportado, pero, el sistema tiene un arma principal, aquello con lo que ha sido posible sostenerse de tal manera. Me refiero a la escuela.

La escolaridad, como elemento de un Estado, sirve en el discurso oficialista para formar ciudadanos, mismos que podrán trabajar reparando el Statu quo. La educación, entendida como el adoctrinamiento dentro de las escuelas, es un importante recurso que el sector dominante usa para seguir esclavizando.

¿En qué momento de éste orden impuesto la Educación Pública ha amenazado con romper o destruir lo ya establecido? En ninguno, ya que dicha educación es, al entendimiento de algunos, la mejor forma de tratar de perpetuar la opresión. Los programas, los contenidos, incluso lxs maestrxs, forman un brazo pacificador, mismo que con discursos de fondo oscuro se ataca de vez en cuando, es decir, de manera “oficial”, los sindicatos son parte del Estado, viven de su comodidad y por ende, dificilmente atentarian contra el, no confundir esto, con pequeñas prácticas dentro de un sindicato, de grupos que se interesan por la construcción de un mejor vivir.

La educación, bonita palabra, magnifica expresión, lo que nos hacen creer que necesitamos para desarrollarnos en un mundo deshumanizado, sin ella no puedes esperar nada de la sociedad, pues la sociedad espera que tú estés “educado” para ser un buen ciudadano. Para esto cada cierto tiempo bajo el nombre de “Reforma educativa” se pretende crear las nuevas situaciones de trabajo en la escuela, estudiar para trabajar se ha convertido en una condición tanto en países ricos como pobres. Es ahí en donde nace una necesidad de los presuntos dueños del planeta, tener cada vez más eficientes trabajadores, los cuales, no critiquen ni ataquen el Régimen.

A este proceso de eficientar la educación, le han nombrado como “calidad”. La duda surge en el momento en que nos ponemos a pensar, si es una educación de calidad o si debe haber calidad en la educación, aunque ambas parecieran aterrizar en lo mismo, podemos separar una de otra en el sentido de que la primera se refiere a los propósitos de la educación y la segunda a los servicios que se le puede dar a la educación. De cualquier modo, ninguna de los dos viene a ser una solución a la crisis si sigue proviniendo del problema.

Hace un mes aproximadamente en México se acaba de aprobar otra reforma educativa, con visiones no nuevas, pues en otros países (con el mismo gran fracaso que pasará aquí) ya habían reformado sus sistemas educativos, con el atinado uso del concepto de “calidad”, ¿en qué momento, esta calidad podrá mejorar las condiciones de vida de la población?

¿Mejorar la educación? ¿En qué sentido? ¿Para qué? ¿Para que la calidad? ¿En qué la calidad? Será acaso que en verdad se pretende cambiar las condiciones de vida de muchas personas, cuando pensamos en calidad, desde el otro punto de vista, el que pudiéramos usar y quizás defender, tener una educación de calidad, pero de calidad humana, es necesaria una educación diferente, ya no como adoctrinamiento, una educación que redima la condición humana.

Este punto, en el que se puede plantear una educación que desobligue a todos de ser esclavos, atemoriza a los grupos dominantes, si bien es cierto, que en la educación pública no se pretende deshacer la estructura, es, una puerta abierta (aún) para que se pongan en práctica ciertas pedagogías alternativas, humanas, consientes, comunales, ya que no cuentan con la supervisión directa de algún burgués, ya que no cuentan con la rectitud que puede exigir un sistema privado.

Por eso, la actual reforma tiene como principal fin, impulsar la privatización de la educación, para que sean empresas y otros sectores privados los que administren la educación y supervisen el cumplimiento de las “normas estándares” para que producir trabajadores, el golpe final a la educación, más allá de ser o no buena, superando el hecho de que la educación pública sea una extremidad más de las instituciones que defienden al Estado, la idea de privatizar la educación y encima, como lo acaban de hacer, agregarle el concepto de “calidad” tiene que ver con los procesos educativos, tiene que ver con la mecanización del aprendizaje.

Ellos como buenos empresarios, ven a la educación como inversión, como un proceso de producción, como la manufactura de trabajadores que no puedan objetar, por falta de opinión, no por que no sean capaces, sino porque no se les dio la oportunidad de ejercerla.

La privatización de la educación es un atentado contra la pluralidad, contra la diversidad, no me imagino como el sector privado podría ofrecer condiciones de desarrollo para los pueblos de México, sin duda sería una severa guerra contra ellos, todavía más de lo que han resistido en la educación pública.

Pero permitir la privatización implicaría (no es ninguna sorpresa) crear más o perpetuar las escuelas de ricos y escuelas de pobres y hacer ajena a toda la población que no pueda pagar el ingreso a una escuela.

¿Cómo podría entonces la educación privada dotar de los elementos necesarios para el desarrollo humano? Si la educación pública difícilmente lo hacía, ahora resultara nulo este propósito,  aún que es cierto que existen otras prácticas pedagógicas estas podrían ser marginadas más, incluso criminalizadas (si, aún más). En este momento es necesario, defender la educación pública, no porque sea buena, ni por que sea la mejor, defender el principio que le da el acceso a todos es lo más importante, después, construir una pedagogía diferente, practicar pedagogías diferentes, en la que la población, los maestros, re signifiquen su posición, su determinación y sobre todo re significar a la educación.

¿Qué educación queremos? Debe ser una directriz para orientar el trabajo, desde luego implica un trabajo de conciencia, un trabajo humano, diferente, alternativo, critico, transformador. Un trabajo que se puede hacer con  o sin educación pública o privada, entender que la educación pública no es para alinear masas, sino que es para que todxs, podamos ser partícipes del proceso social en el que estamos inmersos.

Con Letras; Redefinir el sentido de la educación, sus propósitos, entender que no es la oposición al progreso, pero, si a la proposición de pretender una “calidad” solo para tener trabajadores más eficaces. Con malas Hierbas se cubre el camino educativo, la presente reforma, una intención privatizadora disfrazada de progreso, los medios de comunicación #Televisa y #TvAzteca, el gobierno, los grandes empresarios juegan un papel significativo para desprestigiar la defensa de la educación pública.

@Masta_CI_

Modificado por última vez en Martes, 15 Enero 2013 06:49

Comments  

0 #1 Hugo Peralta 2013-01-14 23:46
Definitivamente la reforma educativa es un tema que puede ser muy delicado y que tiene muchas cosas por analizar. Mientras tanto creo que podríamos dar atención a las acciones que nos benefician como la apertura de nuevas instituciones educativas en Pachuca y el crecimiento de la matricula para carreras técnicas y licenciaturas.

You have no rights to post comments