kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
18 May 2012

Los Lunes al Sol

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Si el diablo existe -pensó-, dios existe, o sea, no hay muerte, somos inmortales, el alma puede ser vendida en excelentes condiciones, jejejejeee!

 

El hedor de crisis, descomposición del capitalismo?*

Agonizaba un alto cargo de la banca anciano y poderoso, los banqueros mueren cumplidos muuuchos años, ya que nunca tienen accidentes laborales ni problemas de dinero, comen bien, y fornican hasta la madrugada, lunes incluidos, eso es lo que canta su espíritu gallo para poder sentirse por encima de la banca y de la chusma, perro o yayoflautas. Este, el personaje en cuestión, estaba muy triste sabiendo que iba a morir, ya que nunca había pensado para él tal cosa. Como no era bobo no creía en Dios, diooosss...!, y claro, le fastidiaba tener que marcharse de este mundo, donde tan bien le había ido. Tanto mente, espíritu, como sus bolsillos estaban siempre ocupados de dinero. Pero no así su cuerpo que estaba cada vez mas y más frío y entumecido. Como ya saben, era muy listo, la muerte no formaba parte de su ego, pensaba por el contrario que eso era cosa para pobres. Pero, ayyyyy ahora que la veía cerca, por ni se sabe que misterios de la vida que no tenía en cuenta su poderoso don dinero, el “pobre” poderoso pure o pureta se encontraba horrorizado por tal desprecio, dios le castigaba, ¡ala, por no creer en mi!, ayyyy, ayyyyyy.

Así es como poco a poco supo que en cualquier momento la palmaria: pero, lo que no sabía, era que justamente en ese día que estaba pensando en su destino fatal un diablo visitador, tosco, vulgar y muy feo, se le presentaría de repente en su casa disfrazado de cura. El banquero que de purito rico era tan listo tan listo, sorpresa!, se dio cuenta de inmediato de la envergadura de dicha visita. Si el diablo existe -pensó-, dios existe, o sea, no hay muerte, somos inmortales, el alma puede ser vendida en excelentes condiciones, jejejejeee!. Mientras mantenía el banquero estas reflexiones internas, el diablo que aparentemente parecía indiferente y hasta aburrido, miraba la habitación lujosa de la mansión sin sorpresa ni admiración, y claro, tal comportamiento preocupó al viejo banquero que le ofreció asiento mientras pensaba: Que aspecto tan repugnante tiene, que hocico, que dientes, que rabo tan sucio y feo.

 

No me lo imaginaba a usted así.

¿Cómo?, -preguntó el visitante.

Así de feo, tan guarro.

Que tontería.

Era lo mismo que escuchaba siempre que visitaba a los mortales de esa categoría, no le preocupó. El banquero temeroso, no obstante, para quedar bien le ofreció un whisky.

 

Gracias, no bebo.

Le respondió el diablo, distorsionado, por el carca poderoso de forma dentuda, morruda, con un buen rabo sucio y feo, que al instante le dice indiferente:

 

Usted está ya muerto.

(y una lluvia de pétalos cae sobre el diablo cubriéndole hasta el rabo de rojo)

Que bobada esta diciendo... estoy vivo, completamente vivo!

¿Bobada?, usted está bien muerto! Y, ya es hora de tomar una decisión sobre usted! Este es un asunto muy serio.

(nueva bocanada de pétalos frescos termina de cubrir con pasión al diablillo altivo)

Pero... ¿cómo puede decirme que estoy muerto, si le estoy hablando?

Hay dios mio la paciencia que hay que teneeerrr con estos poderososSS! Usted está en el apeadero para coger el tren.

¿En la estación?

Así es, en la estación.

Entiendo... pero, entonces, ¿dónde está mi cuerpo? Es decir yo, ¿dónde estoy yo?

En el cuarto de al lado, lo están preparando para la faena.

Vaya costumbres mas bobas.

Eso no es asunto mio. No hay tiempo que perder, los banqueros oléis muy mal. Así que basta ya de tantas preguntas, va ha tener que escucharme con atención.

El diablo con tono de aburrimiento de tener que explicar siempre la misma cantinela a estos importantes, expuso al banquero dos opciones: Morir definitivamente era una, la otra era mas peculiar, que siempre creaba desconfianza. El anciano era libre de elegir una de las dos. La primera es la nada, el silencio, el vació, capup.

 

¡Dios mioooo!, ay dios mio perdoname eso me llena de terror!

No es para tanto hombre, se trata del eterno descanso, no duele!, además así dejará de estresarse imponiendo siempre su “Yo” “Yo” “Yo”... sencillamente, ¡plas!, se extinguirá como un azucarillo en agua.

(a forma de taparrabos quedaron los pétalos, dando sobre sus cabellos un aspecto de corona, el embrujo ensalzó su cuerpo)

No, nooooo! -gritó desesperado el banquero.

Eso es el reposo, descanso perfecto!

Ya yo he descansado toda mi vida!, pero viviendo, como me ha dado la gana, me oyó, viviendo!

El diablo encogió sus hombros estrechos y peludos de entre aromáticos pétalos rojos, y se lanza a bocajarro a explicar la otra opción al acalorado banquero...

 

Tranqui! Voy a explicarle ahora la segunda opción; se trata de la vida eterna.

¡Esa me gusta mas!

En el infierno.

¡Ya no me gusta!

Usted que ha hecho a muchas personas pasar un infierno de narices en esta vida, vaya no le gusta! Lo siento es la opción, ahora le toca a usted, pero eternamente. Al fin y al cabo es vida!, de que puede quejarse, no le faltarán distracciones, podrá conocer a otras personas de su calaña, conservará su “Yo”, yo, yo, yooooo.

¿Y el sufrimiento?

¡Bah! Tanta preocupación por el dolor, será miedica el que presumía de valentón! Venga, déjese de boberías, a todo se acostumbra uno! Con el tiempo es como un hábito. Precisamente de eso es lo que se queja la mayoría en el infierno.

¿Hay mucha gente allí?

¡Estamos a tope!, con tanto canalla en la vida... y encima se quejan!, quieren nuevos tormentos más duros, que les de marcha, siguen chillando y protestando contra la rutina.

¡Que absurdo!

Si, si, estoy de acuerdo. Nuestro maestro les ha sugerido que inventen ellos mismos sus propios tormentos, sus propias torturas, y, ahí andan devanándose los sesos en busca de nuevos y exquisitos martirios, los poderosos sois muy originales, muy modernos... usted ya me entiende, pero no alarguemos la cosa. Tiene que decidirse, no aguanto más el olor de la banca, me provoca nausea.

(una explosión de luz irradia los pétalos y eriza al diablillo: humo, movimiento, ruido, una multitud de “perros y yayoflautas” irrumpe en la calle)

Y, en ésto que el banquero se puso a pensar, viendo tan absorto y campechano al diablo, que se atrevió a preguntarle:

 

¿Que me sugiere usted?

El diablo frunció el ceño y dijo...

 

Ah, no... no espere eso de mi, para que luego se cague en mis muertos. No, no, nada de eso, ni hablar de consejillos.

No puedo más, tengo miedo, esto es una crisis.

Que manera tan ridícula de hablar tiene esta gente, lo siento!, está por encima de mis limitadas capacidades.

Mójese hombre, mire que me está usted cayendo bien!

¡Para nada, ni hablar, he dicho!

Si es así... no quiero ir al infierno.

Muy bien. Es su decisión. Sólo tiene que firmar aquí.

(en este preciso momento un pájaro surge cantando entre el tupido manto de pétalos rojos)

El banquero, ya con la pluma en la mano, entre suspiros y reproches, dijo:

 

Claro, para usted es muy fácil, un simple trámite, pero para mi...

Cuando firmaba desahucios no lo pensaba tanto.

Presté al tema mi mayor atención, pero los desahucios a mi no me afectaba!, por favor oriénteme, sea compasivo, ¿con qué se atormenta en el infierno, con fuego?

Pues si, aunque no sólo con fuego eh!, a no, hacemos la bañera, descargas eléctricas, tormento chino, japonés, tailandés... También tenemos dias libres.

¡Que maravilla, dias libres!

Si tenemos un convenio de lo mas moderno. Tampoco se atormenta los domingos y dias feriados, incluso los sábados sólo se trabaja hasta el medio día.

¡Pero que bien, fenomenal hombre!, ¿y en las fiestas, decía usted...?

No se trabaja en navidad, semana santa, carnavales, 1º de Mayo... y un mes de vacaciones en verano.

Vaya, vaya... qué generosos, gracias, gracias...

Nada de generosos, el convenio es sagrado.

Entonces... -dijo el banquero en voz alta- ¿es la nada, o la vida eterna?

¡La nada o la vida eterna! -dijo el diablo imponiendo la voz para zanjar la situación.

En eso, que don dinero, vio que lo conducían al cementerio. Cuando pasaban delante del gran banco central donde había ejercido de director, algunos empleados compungidos, llorosos, agitaban pañuelos y banderitas del FMI. Y, encima llovía, y llovía, y el banquero indeciso se le saltaban las lágrimas, él, que nunca había llorado ni por su madre...

 

Decídase de una vez, no aguanto su olor, -dijo el diablo asqueado.

¿Puedo firmar con los ojos cerrados?

Los ojos bizcos del diablo lo miraron atravesados con desprecio.

 

A mi, como si firma con el culo.

El banquero tomó la pluma, cerró los ojos, y... no bien hubo firmado, abrió los ojos y miró:

 

¡Ayyyyy, que hice! -gritó horrorizado, y lanzó con rabia la pluma al suelo.

Ay!, ¡Ay!, ¡Ay!.... jaaaaaajaaaaa -se le oyó al pícaro diablillo contento y, se marchó feliz, huyendo del hedor de la pudiente banca del FMI.

Así fue como el banquero, voló derechiiiito a la vida eterna. El infierno en llamas fogoso le esperaba.

 

Dicen que la clase obrera ha muerto...

¡Viva el capitaaalll!

Gritan estómagos agradecidos que va desde el enriquecido en política hasta un peón de ayuntamiento. Y, se suceden las descargas sobre las concentraciones de protesta del 15M, “por si resurge la clase obrera”. Se aporrea como en tiempos de la industria en esplendor: Astilleros de Cádiz, de Asturies, Galiza, Euskadi donde sí estaban las mazmorras llenas de obreros concienciados forjados al calor de la fragua.

Bajo la lluvia, el viento y los pétalos, surgen alegres más pajarillosflautas.

 

*Antxonnnn! Que, ya puedes salir, Franco a muerto!, y Antxon ya disecado por las balas que le batieron en los montes, dice a su compañera:

No creas en paparruchas maitía deja deja, vaya a ser que me vuelvan a matar... Yo, ¡los lunes al sol!

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

Modificado por última vez en Viernes, 18 Mayo 2012 19:43

Comments  

+2 #15 Maité Campillo 2012-05-24 15:44
Gallu!!!, te quiero más que a la virgen de Begoña y de Aranzazu juntas, ene!!! Politena!!!, ja,ja,ja,jaaaa... mila esker compa, hermano mío... con vos y el Flako, respiro mejor. Sois las alas que mueven mis sentimientos (ya tu sabes mi 'amol'). Cuentan, “perroflautas, yayoflautas, y otros rojos de esos apodados por el fascio “con rabo” (entre los que me incluyo), con lo mejor de los vientos de libertad; dinamitan cultura al caminar, pluma, canto, efervescencia revolucionaria. Aligero la mecha entre las piedras, y bajo del cerro explosivos contra la crisis que mata y enferma a los seres de nuestro mundo: Corazones de fuego donde prenden vuelo las abejas. Ahí radica el espíritu, ya tu sabes, nuestra farándula; célula antioxidante sobre el esplendor humano de los abrazos de un día cualquiera entre los míos desterrados, miles de kilómetros nos acercan.
PD.
Nada novedoso sería decirte, Gallu, “la historia es la historia...” (jajaja). Y, porque es mejor morir bajo el Sol que olvidar el daño bajo el crudo invierno.
Maité
+3 #14 Gallu 2012-05-23 19:28
Kaixo Maitetxu!!!!
Aqui me tienes como te prometí. Que maravilla poder leerte cada poco y disfrutar de esa manera tan tuya de contarnos las tristezas y alegrías de este loco mundo. Aunque a veces no lo parezca, sigo aprendiendo de tí, contigo, con vosotros...
Que feliz sueño ese de ver a un banquero cabrón sufriendo torturas y tormentos varios!!! Ese es el camino, sigamos por ahí...
Vida eterna al Capital!!! (pero bien churruscadito y a fuego lento)

Mila muxu Bilbotik!
+4 #13 Maité Campillo 2012-05-19 23:56
Sí, ahorita, tras oír esa voz que me habla en palabras escritas, ya siento el lunes con mucho más sol que nubes; se va tejiendo sobre mi cuerpo el personaje predestinado para ese ensayo. El espíritu de farándula internacionalista insurgente entró en mi, unos y otros personajes se han entroncado en mi vida bajo la dirección d`hilo de araña y técnicos de patica de hormiga; nuevo fondo, de ver y enfocar las cosas. Teatro como forma de vida, cine como historia, música como idioma universal, buenos amigos y hermanos de clase como lo mejor de la vida, y esta, como algo más que la impotencia. Enfoque de resistencia con la comunicación como cultura, bandera que agito. Con ella, por ella, para con la vida el sol insiste, nos dice que llegó el final. ¿Hasta dónde el ser humano se ha de arrastrar?... Beso a todos, con el fervor cual si fuera Camilo Cienfuegos, por darme la oportunidad de seguir sirviendo a esta dignísima causa. Espero que el optimismo demostrado en esta narración haya sido del gusto de mi admirada Alicia, la cual añoraba narrativas “con final feliz”. Hasta siempre, un honor sigan ahí, al lado de estas humildes reflexiones a forma de notas.
Maité
+2 #12 Conrado M. Rangel 2012-05-19 23:12
No me canso de admirar, compañera Maité, la belleza de su literatura y lo profundo de todo lo que dice. Pienso que así deben ser sus obras de teatro. Muchos de sus escritos pudieran convertirse en obras teatrales.

Y esto lo digo por sus artículos y comentarios porque en los dos demuestra mucho talento. La felicito de veras.

Un saludo muy afectuoso a los compañeros y compañeras Imanol, Haizea, Lía, Mirta Li, Carlos y Un Andalú. Que la vida les sea agradable a todos.
+6 #11 Maité Campillo 2012-05-19 21:24
He llegado a casa animada, y, me apetece escribirles a todos, sí, me siento feliz. Vieron lo encaprichada que se pone conciencia a la hora de castigar a los poderosos?

- Pero Antxon, estamos en democracia hombre!
- Ahí va la ostia Izaskun, parece mentira mujer!... intenta que los hijos rehabiliten la historia, y, que no se olviden de repoblar los montes, bai?. Al monte Izaskun, al monte!!!, maitía... ves las hojas del árbol que plantaste donde me batieron, bueno pues, observa bien lastana que señales envio a través de los lunes al sol. El Sol Izaskun, el sooolll!, comunica con ellas revitalizándome, hierben los sucesos mujer!, quieren contarnos cosas... vamos biotza ánimo, es la hora, que no se olviden los retoños, que no se olviden!!!

Mi consciencia se empeña, encamina sus pasos; como la cabra inteligente, tira al monte, al monte!!!, me dice y alerta para que visualicemos ese otro lado del mundo, dentro de él, un caserío, una casa, un apartamento, una chabola, un chamizo entre ríos y montañas, o en un barrio de ciudad monstruo “gueto” del capitalismo moderno...
Yo se, lo sé!, que abrirá la puerta de la casa de par en par porque así quiero creerlo; admiro el ser humano que sabe respetar tanto como amar. Unidos en esa interpretación como piedra filosofal, “Los Lunes al Sol”, para una eternidad. Sobre el que los corazones legendarios seguirán avivando de forma intermitente, las ascuas que mantienen en pie los azares impregnados de aroma de azahar. Es el caserío la raíz, la casa propia o la de sus padres la que me abre; es el corazón y su mente, potencia de amistad rebosando empatia en todo su consciente vibrar, desde donde asoman los ojos sus promesas de futuro, entre el verde de los pastos y un enjambre de miel oro derretida en sus pupilas.
Maité
+6 #10 Maité Campillo 2012-05-19 21:09
Si compas, ahí, zapateando para ahuyentar el capital del despotismo sobre tierra campesina se encontraba el aceitunero altivo en mi sueño... Y, sí, me dijo que habían acudido todas las mareas ante la vibración de su redoble percutido. Así mismo el aceitunero hermano, solidario llama a que los braceros tomen parte de la docencia se impliquen en ella, como forma de de superar técnica sobre tablas; se unan con las mareas en lucha de todos los colores: La Marea Roja, La Naranja, La Verde menta, Mareas de Plaza 15M, y más mareas revolucionarias... Dicen que uno de sus objetivos en educación es ampliar las ventanas de las aulas para poder ver el mundo!!! Y, es por ello que el aceitunero altivo solidario de mi sueño, insistió:
¡¡Vamos, ocupemos la tierra, la calle, el mar, la montaña, por el aula ventanas al mundo, a la vida, a las tierras que persisten en mano ajena descaradas, burlonas, derribemos los portones, las rejas, abajo los muros del latifundio hispano, gabacho, anglosajón, germano...
¡¡¡La tierra para el que la trabaja!!!

Se acercan los molinos de viento, el tajo y las aulas quedan vacías, se fusiona la lucha; de todos los confines de la tierra llegan. Abrácense!, achúchense!, que la calle se queda pequeña; la dignidad viste de fiesta el mar, ondea en sus aguas, colorea el mástil de sus barcos. Sobre él, batalla a muerte al capitalismo que pario esta 'crisis' que engorda a la bestia humana y estrangula a mi gente desprotegida. Vamos!, el suicidio no es la solución!!
-Que hay 'crisis'?...
¡¡¡QUE LA PAGUE LA OLIGARQUÍA FINANCIERA!!!
Maité
+6 #9 Imanol 2012-05-19 20:40
El comentario de mi amigo Jonay me ha dejado con mas rabia, con mas desprecio a estos jueces al servicio de los poderosos, en definitiva del fascismo.
Osea, que si alguien ocupa tu casa cuando tu no estás, te cambia la cerradura, tu ya no puedes entrar, y si lo haces tirando la puerta o llamando a un cerrajero el "ocupa" te puede acusar de ocupación ilegal de morada, ¡de tu propia casa!. Y, lo mas grave, puedes ir a la cárcel.
En cambio, si es un banco el que tira tu puerta, o cambia la cerradura, te roba los muebles, el perro, el gato y la planta de perejil "la justicia" colabora con el banco y tu a la calle.
Puro esperpento.

Saludos a todas y todos. Un beso a Lia.
+6 #8 Hipatia 2012-05-19 20:06
Teresa y Manuel, una pareja residente en Móstoles (Madrid), han vivido entre ayer y hoy un infierno. Ayer, al llegar a casa de la universidad, la mayor de sus dos hijas se encontró con que su llave no abría la cerradura; se la habían cambiado. Pegado en la puerta con cinta aislante había un folio escrito a mano donde les informaban de que se había procedido a ejecutar su desahucio.
"Por medio de la presente comunicamos que la comisión judicial ha practicado en el día de hoy la diligencia de lanzamiento acordada por el juzgado de primera instancia número 5 de Móstoles en procedimiento EJH 1150/10. La posesión de la vivienda se le ha dado a la parte ejecutante Cajamadrid (sic), y los bienes que se encuentran en el interior de la misma se consideran abandonados. El perro ha sido llevado a la perrera municipal".
Al lado, dos notas más, escritas también a bolígrafo: "Si quieren sacar el mobiliario que queda en la vivienda, pónganse en contacto con: Legazpi SA. Telf: 91 691 34 13 (Caja Madrid)". "Soy la vecina del 4ºC, me han comunicado que si queréis recuperar al perro debéis ir a la perrera municipal", decía la segunda nota.

No me sorprende que todos los banqueros huelan mal, y vayan derechitos al infierno. Aunque mejor demosle candela aquí.

Jonay, del Colectivo Hipatia
+5 #7 Un Andalú 2012-05-19 18:42
Que gusto leerte, Maite. Cuanta inteligencia e imaginación, y toda al servicio de la causa de los oprimidos y explotados. Ojala, tanta generosidad, te la devuelva la vida en forma de felicidad multiplicada por mil
+7 #6 Carlos Rivero Collado 2012-05-19 07:06
Brillantísima obra literaria, como siempre, de Maité, en que pone al rojo vivo la intrínsea monstruosidad del capitalismo.

Un saludo a los camaradas.

You have no rights to post comments