kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
15 Abr 2012

Chile. Isapres (salud privatizada): Las verdaderas dictadoras de la salud legalizadas Destacado

Escrito por  María Cristina Prudant
Valora este artículo
(1 Voto)
El año pasado alcanzaron más de 68 mil millones de pesos. Además, los mismos dueños de las isapres lo son de las clínicas que atienden a los cotizantes.

Siempre están en el “ojo del huracán” producto de sus prácticas comerciales. Las ganancias de estas empresas son exorbitantes y desde 2009 han aumentado en 260%. El año pasado alcanzaron más de 68 mil millones de pesos. Además, los mismos dueños de las isapres lo son de las clínicas que atienden a los cotizantes.

Desde el año 2009 las utilidades de las isapres han aumentado en 260%. O sea, crecieron de 26 mil millones a 68 mil millones de pesos el año 2011, en que se incrementaron en más de 33% las ganancias. Se supone que esto es producto del incremento en los ingresos operacionales, administración y ventas. También tiene que ver el aumento de los planes y de cotizantes nuevos durante el año pasado.

Al parecer, para los dueños de las isapres estas cifras no son buenas y este año decidieron, nuevamente, reajustar los planes de los cotizantes. El solo anuncio hizo que muchos pusieran “el grito en el cielo”. Sobre todo porque el sector fijó en 2,4% el alza, lo que es refutado por muchos.

Es así como el Colegio Médico reaccionó y precisó que el alza real de los precios de la salud en las isapres llega al 6,8%. Así lo aseguró el presidente del organismo, Enrique Paris: “Las isapres, por ley, reajustan sus planes automáticamente según el IPC, entonces esto también es un cierto engaño”. Recalcó que “el alza real es de 6,8%” y que “el alza de los salarios no es de esa magnitud y eso hay que transparentarlo”.

Paris explicó que “hemos postulado, en conjunto con el doctor José Concha, que es el presidente del Departamento de Estudios del Colegio Médico, que el plan sea solidario y que la gente que no pueda pagar sea bonificada por el Estado, incluso por los empleadores o por un fondo común solidario, que se utiliza en países como Bélgica”.

Del mismo modo dijo que “insistimos en que no debe sacarse a la gente mayor ni a las mujeres en edad fértil. Además que los jóvenes tienen que pagar un poco más que los viejos, porque ellos también van a ser viejos”.

Cabe consignar que, a pesar de que el Tribunal Constitucional desde 2010 mediante un fallo limita la aplicación en isapres de las tablas de factores de riesgo para incrementar los precios según el sexo y la edad de los usuarios, en la práctica continúan aplicándose. El fallo sostiene que las diferencias por edad y género no deben ser determinantes para establecer los precios.

Según datos de la Superintendencia de Salud, la tabla de factores de riesgo hace que, por ejemplo, un hombre de 65 años pague 141.128 pesos mientras que uno de 32 años cancela, por el mismo plan, una tarifa promedio de 33.600 pesos, es decir, cuatro veces más.

En el caso de las mujeres la discriminación en esa tabla empieza antes de los 20 años, ya que para los hombres el factor riego es de 0.70 y para las mujeres de 1.55. A medida que la mujer cumple años, sube la diferencia. Por ejemplo, de 30 a 35 años el factor riesgo para el hombre es de 1.00 y para la mujer de 3.30. Las cifras hablan por sí solas.

“Círculo vicioso”

Enrique Paris aludió a los dichos del director ejecutivo de la Asociación de Isapres: “Rafael Caviedes por primera vez reconoce que hay un porcentaje de holdings que son dueños de las isapres y de las clínicas. Esto está absolutamente prohibido en otros países más desarrollados, porque es obvio que una persona no puede ser atendida en el mismo lugar o con los mismos propietarios a quienes paga el plan de salud”.

“Es un círculo vicioso perverso que hay que corregir”, aseveró el presidente del Colegio Médico.

En tanto el senador Guido Girardi (PPD) dijo a Cambio21 que “las isapres son instituciones que tienen utilidades millonarias y excesivas sobre la base de abusar y de no entregar una contraprestación adecuada”.

El parlamentario recordó que”la Ley de Isapres se hizo en dictadura y la elaboraron los mismos que después fueron los dueños éstas y, por ende, adolece de todos los conflictos de intereses que pueden haber habido en dictadura, donde más encima el director nacional de salud en ese tiempo fue el primer dueño de isapre, fue el que hizo la ley y, por tanto, es un traje a la medida”.

Para Girardi, la Ley de Isapres “tiene cosas que son aberrantes. Establece un seguro de salud que no lo es, que tiene coberturas bajas. Uno paga el 7%, hace un prepago y más encima en la mayoría de los planes al momento de tener que pagar la clínica o los exámenes hay que pagar adicional, un copago. Muchas veces cuando tienes enfermedades graves el copago que tiene que hacerse puede ser hasta el 40, 50 e incluso el 60% del costo de la prestación. Eso no es un seguro de salud, es como tener un auto y chocar y te digan que van a cubrir la puerta no más porque el resto no está cubierto. Después, son dueños de las clínicas, lo que es absolutamente inaceptable. Por lo tanto, no hay ninguna transparencia en el sistema”.

El alza real es de 6,8%

El ex superintendente de Salud y académico de la Universidad Andrés Bello, Manuel Inostroza, asegura que este año el alza real para los beneficiarios del sistema privado se traducirá en un 6,8%.

“Hay que recordar que en el sistema de isapre hoy el 95% de los planes están en UF. Por lo tanto, hay que considerar el reajuste nominal efectivo, que no es 2,4 sino que si uno considera el IPC del año pasado -que fue 4,4- estamos hablando de un reajuste del 6,8%”,explica.

Si bien las autoridades de salud esperaban un alza menor, Inostroza asegura que “había hecho estimaciones que perfectamente era plausible un reajuste promedio en torno al 1%, considerando que en los últimos dos años las utilidades de las isapres han aumentado en 260%. Esto quiere decir que pasaron de 26 mil millones de pesos el año 2009 a 68 mil millones de pesos el año 2011″.

“Claramente, este reajuste del 2,4%, a mi juicio, todavía está por sobre lo que era la capacidad de lo que ellas (las isapres) tenían, dadas las espaldas financieras acumuladas en estos últimos dos años, para haber respondido de mejor manera a sus afiliados”, añade.

Causas del alza

En cuanto a las causas de esta alza, el experto argumenta que “siempre cuando hay reformas en el sistema de isapres -así ocurrió también el año 2004, 2005, previo a la aprobación de la ley larga de isapres y de la implementación del Plan Auge- éstas tienden a hacer incrementos de precios por sobre la tendencia normal, como una manera de establecerse de algún resguardo financiero previo a la incertidumbre que puede generar la aprobación de una reforma. Por ejemplo, hoy se está discutiendo el Plan Garantizado de Salud y, por lo tanto, tiendo a pensar que, frente a esa incertidumbre, hacen un sobreajuste de precios”.

Respecto de los mecanismos que debieran aplicarse para evitar alzas sustantivas en los precios de los planes de salud, Inostroza añade que “lo que hay que entrar a regular y a reformar es cuáles son los incentivos que tienen las isapres para bajar los costos”.

Para ello, propone “mejorar la cobertura de las acciones de promoción y prevención, mejorar las coberturas de la atención ambulatoria que hoy día está en el 28% de copago, y tal vez bajarlas a menores porcentajes, para que, al incrementar la cobertura de prevención y de acción ambulatoria, se reduzcan las tasas de hospitalización innecesarias que hoy tiene el sistema privado de salud”.

Desde la otra vereda, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, salió al paso de las críticas al sistema privado de salud, diciendo que “consideramos que el haber entregado este IPC efectivamente actuó como una señal muy potente para la industria y eso motivó, en nuestra opinión, que las isapres reajustaron sus precios sólo en 2,4 por ciento en comparación al 6 por ciento que habían hecho el año pasado”, aseguró.

Víctimas de la legislación

Para justificar las alzas, el director ejecutivo de la Asociación que reúne a las prestadoras de salud privadas, Rafael Caviedes, aseguró que “las isapres han sido víctimas de una mala legislación que se hizo el año 2005″.El senador socialista e integrante de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, Fulvio Rossi, salió al paso de Caviedes: “Para ser víctimas y ganar 140 millones de dólares… me gustaría ser también ese tipo de víctima. Aquí la cosa es bien simple: las isapres no tienen por qué reajustar sus planes más allá del IPC y eso queda en evidencias con las utilidades que tienen”, expresó.

Caviedes, por su parte, añadió que “en el último tiempo se ha producido una judicialización en materia de alzas de precio. Tenemos aproximadamente 20 mil juicios por reclamos que se han producido, pero eso es como tapar el sol con un dedo”.

En este sentido, han surgido ONGs y otras organizaciones que ayudan a los cotizantes para que sus planes de salud no sean alzados. Conocido es el caso del contador y profesor Waldo Albornoz, quien sufre de esclerosis múltiple y que se vio obligado a pelear en los tribunales para que se le mantuviera el mismo plan de salud cuando descubrió que tenía la enfermedad.

Dado el éxito que tuvo creó la ONG Ganasalud, a través de la cual ha llevado a la justicia miles de casos. “Todo lo que dice con modificación del precio base o del costo del plan de salud, todas han sido ganadas. El año pasado cerraron del orden de las 25 mil causas que tramitó la Corte de Apelaciones de Santiago y en tiempo y forma todas son ganadas”, destacó en diálogo con Cambio21.

Albornoz explicó que “el trámite no es engorroso y han ido aumentando exponencialmente los casos desde hace cinco años, cuando se tramitaban en la Corte alrededor de 1.000 a 1.500 recursos, por lo que ha sido importante el crecimiento en términos de las personas que reclaman y hacen valer sus derechos. Pero, en el fondo, sigue siendo marginal dentro del universo de la cantidad de cotizantes. Son un millón 400 mil afiliados y reclaman 25 mil, que es muy marginal. Entonces, quizás eso hace también que las isapres sigan incrementando los planes, porque la cantidad de personas que reclama es nada”.

A su juicio, las personas no lo hacen “por no prestarle atención, eventualmente por no creer en la efectividad del mecanismo o bien por tiempo y más allá de tener la intención no la materializa. Con los años el costo del plan de salud adquiere relevancia para todos”.

Como contrapartida, Caviedes aseguró que “los costos médicos suben en Chile y en todos los países del mundo, por sobre lo que crece la economía, por sobre lo que crece el índice de precios generales de un país y este fenómeno en definitiva tienen que enfrentarlo las isapres año a año”.

Una cuchufleta sanitaria”

En el marco del alza en el precio de los planes, el integrante de la comisión de Salud del Senado Mariano Ruiz Esquide, señaló que el sistema de isapres es “una cuchufleta sanitaria” y que, por lo mismo, es fundamental que se modifique el modelo en su conjunto.

“Focalizar el problema en las cifras porcentuales de aumento en los planes, como lo ha mencionado el Colegio Médico… es más bien irrelevante, porque el modelo es que está auténticamente fracasado”, dijo el legislador.

Además, el parlamentario de la región del Biobío, indicó que “hoy la salud es prevención, tratamiento y recuperación, pero las isapres sólo resuelven la curación y no tienen prevención… y la rehabilitación es ocasional”.

“Cómo puede ser bueno un sistema de salud que después de 20 años no resuelve los problemas de los chilenos”, agregó.También, Ruiz Esquide insistió en que es una estafa legalizada e hizo un llamado al Gobierno a comprometerse con la salud de los chilenos del sistema privado y del sistema público.

“El cambio del sistema de isapres no lo hizo la Concertación y, al parecer, tampoco lo va a hacer este Gobierno, porque según la solicitud que hicimos para saber quiénes son los propietarios de las isapres, está apareciendo que es un muy buen negocio para mucha gente en Chile, por lo tanto, este Gobierno, que es de derecha, que es de gerentes… es muy difícil que vaya a probar la idea de desarmar el sistema”, concluyó

Mujeres discriminadas

Las mujeres son objeto de discriminación en las isapres, tema que se ha discutido en diversas instancias pero sin resultados positivos. Los planes son más caros para quienes están en edad fértil, las que son solteras con hijos, o las que tienen muchas cargas. También para las que son mayores.

Esta discriminación por sexo contraviene derechos y principios consagrados en la Constitución, en el Código del Trabajo y también en la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, conocida como la Convención de la Mujer, ratificada por Chile en 1989, así como en la plataforma de Beijing.

La diputada del PPD Adriana Muñoz califica a las isapres como “un sistema injusto, casi una estafa nacional. Sobre todo hacia las mujeres hay una gran discriminación en los planes de salud, en los costos, en el tipo de cobertura y muchas de las que tienen muchos hijos no son incorporadas a estas instituciones, se las rechaza. Entonces, hay una institucionalidad hoy representada por las isapres que no solamente estafa a todos los que se incorporan, sino que también discrimina profundamente a las mujeres”.

En relación al alza de los planes, la diputada dijo a Cambio21 que “es inconcebible. Después de ver la gran cantidad de ganancias de las Isapres en los últimos años uno realmente no entiende cual es la razón de seguir insistiendo en esta alza de los planes de salud, sobre todo para las mujeres, porque se nos considera riesgosa por el tipo de prestaciones que necesitamos por el hecho de dar a luz a los hijos”.

Por último, advirtió que “hay que seguir denunciando que esta es una gran estafa, que hay un sistema discriminatorio hacia las mujeres con la recarga de los planes. Como mujer me siento más discriminada que el resto de los chilenos”. 

 La diputada, Marcela Sabat (RN) denunció que fue objeto de discriminación por su isapre, ya que su plan de salud fue reajustado en 5,9%, el que catalogó de “un abuso” y algo “completamente arbitrario”.

La legisladora anunció que interpondrá un recurso de protección en contra de Colmena por el alza. Lo concretará junto a un grupo de mujeres para que no les suban el precio de la prima y señaló que “hay que considerar que nosotras siempre somos las más afectadas y que pagamos más por estar en edad fértil. Esto es un castigo para la maternidad”.

Añadió que “con las inmensas utilidades que tienen las isapres, y la mía sale en primer lugar de las ganancias, ese beneficio se debería traspasar a los usuarios”.

Guía para objetar el alza

Las isapres subirán nuevamente los planes de sus afiliados y hay quienes no están dispuestos a aceptarlo. Existen varios sitios en Internet que ayudan gratuitamente en este trance. Aquí le entregamos una guía que le puede servir.La normativa legal que regula a las isapres (Ley Nº 18.933, modificada por la 20.015) les permite adecuar sus precios, siempre que tal modificación se base en hechos objetivos y por razones comprobadas.

Dado que el aumento del valor de la cotización mensual afecta directamente el patrimonio personal y, con ello, es vulnerada la garantía constitucional del derecho a la salud y de propiedad, el cotizante tiene la facultad de interponer un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones respectiva.

Al acogerse el recurso de protección, se garantiza al afiliado de isapre que su actual plan de salud mantendrá el mismo valor y prestaciones contratadas. Para realizar el trámite es necesario que cuando el cotizante reciba la carta certificada en que se le comunica el alza de su plan de salud, denominada “Carta de adecuación”, interponga la acción judicial correspondiente, dentro de los 30 días siguientes a su recepción.

Para ello es importante que además conserve el sobre en que fue enviada la carta, pues en ella aparece la fecha de envío desde cuando corre el tiempo en que puede cursarse la demanda.

Esta gestión judicial no tiene costo alguno para los afiliados, ya que es la isapre la que debe asumirlos por haber incurrido en un acto ilegal y arbitrario. El afiliado sólo debe concurrir a firmar el escrito con la acción judicial, trámite que no dura más de 30 minutos.

Modificado por última vez en Lunes, 16 Abril 2012 10:44

You have no rights to post comments