kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
14 Abr 2012

La VI cumbre sin Cuba, sin Correa y con Chávez. Destacado

Escrito por  jose antonio medina ibáñez
Valora este artículo
(0 votos)
Estados Unidos reza para que concluya el movimiento “chavista”, la exclusión que ha impuesto a la desoberanizada Colombia para impedir la presencia cubana en la VI cumbre de las Américas no ha dejado dudas del rechazo norteamericano hacia todo lo que no secunde su estilo de vida y democracia.

Muy posiblemente la reciente decisión Argentina de crear con YPF Repsol una empresa mixta, haya llevado a muchos analistas y curiosos de la política latinoamericana a relacionar el echo con el proceso venezolano.

Sin embargo tantas han sido las noticias que nunca lo fueron y las que lo fueron que nunca se consideraron como tal, que la recién y dramática intervención del líder bolivariano en una misa a su salud, pasó inadvertida salvo las frases mesiánicas donde le imploraba vida a Jesús. La interesada desatención mediática internacional sobre la salud del líder barinés ha escondido más los deseos de su desaparición política del escenario mundial que la de su pronta recuperación.

Estados Unidos reza para que concluya el movimiento “chavista”, la exclusión que ha impuesto a la desoberanizada Colombia para impedir la presencia cubana en la VI cumbre de las Américas no ha dejado dudas del rechazo norteamericano hacia todo lo que no secunde su estilo de vida y democracia.

Venezuela sólo ha dicho que la próxima vez no asistirá a estas cumbres si no está Cuba, en otros momentos el tan hábilmente respondón presidente venezolano ahora nos parece lento; el país más revolucionario de América Latina simplemente debió haber hecho lo de Ecuador: No asistir.

El mensaje norteamericano es claro: la continuidad de la revolución bolivariana debe desaparecer y la enfermedad del presidente Chávez les viene de perlas.

Internamente, la razón política ha impuesto la inconsistencia científica de los líderes rojos, rojitos  que señalaban como “habladores de paja”  a los intelectuales venezolanos y extranjeros que exigían una mayor presencia de nuevos dirigentes políticos dentro del movimiento que ya muchos bolivarianos no llaman revolucionario.

Hoy el delicado estado de salud del líder barinés no le permite estar en condiciones físicas y psicológicas para disputar las elecciones presidenciales venezolanas más importantes de los últimos 54 años y esto lo sabe la contrainteligencia norteamericana y el mismo Chávez.

Sin duda que la cuota de responsabilidad del presidente venezolano y su afán de protagonizar  la reciente historia continental  le exige un mayor esfuerzo cuando parece que su movimiento está más arrinconado en cuanto al número de votos que pudiera lograr en octubre de este año, pero el error de no haber preparado nuevas figuras parece no haberle sido de gran ayuda a sus ahora asustados y desolados sacristanes. De repente se les ha impuesto su propio devenir político más que revolucionario.

Si Hugo Chávez decidiera no presentarse a las elecciones presidenciales, ¿quién le sustituiría? Y si perdieran las elecciones ¿tomarían el mismo camino de los otrora adecos y copeyanos: Miami, Madrid o, ahora Cuba? ¿Quién tiene la fuerza suficiente para continuar en la brecha? Lo que ha quedado dicho, lamentablemente, por uno de esos acólitos hoy toma mucho peso: Con Chávez todo, sin Chávez, nada.

Dentro de todo este escenario donde EEUU intenta retomar la influencia pérdida, donde el cáncer se cura y reaparece y donde existen cientos de miles de venezolanos que no se creen el cáncer del comandante, otros miles lo explotan formando grandes caravanas de fervor al culto de la persona, no del movimiento, empeñándose en lo que el mismo Chávez está empeñado, en creer: Él únicamente, sin él no hay la mejor sociedad posible.

Modificado por última vez en Sábado, 14 Abril 2012 20:00

You have no rights to post comments