kaosenlared.net

sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
26 Mar 2012

La visita del Papa a Cuba pudiera favorecer tendencias del cambio positivo Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)
Todo lo que se haga por la reconciliación, el respeto a las diferencias, el amor al prójimo, la protección de los desvalidos, la equidad y la justicia social, en Cuba, es positivo.
El Papa Benedicto XVI, Jefe de la Iglesia Católica y del Estado Vaticano, llega a Cuba el 26 de marzo, para una visita oficial hasta el 28, invitado por el gobierno y como peregrino en el 400 aniversario de la aparición de la virgen de la Caridad del Cobre. Ofrecerá dos misas, en Santiago de Cuba y La Habana, se reunirá con el Presidente Raúl Castro, y posiblemente con Fidel, así como con los obispos cubanos.
 
Ya, en viaje al continente americano y refiriéndose a Cuba, el Papa manifestó: “Hoy está claro que la ideología marxista tal como fue concebida, ya no responde a la realidad,  porque no tiene respuesta para la construcción de una nueva sociedad”. (Ecclesia Digital).
 
Es verdad: el marxismo, tal y como fue concebido para su aplicación por el socialismo intentado en el siglo XX, nunca respondió a la realidad como demandaba Carlos Marx, sino a intereses de grupos de poder y no ofreció una nueva sociedad alternativa al capitalismo.
 
Aquel conjunto de dogmas políticos y económicos, -sobre el papel del estado, la “clase obrera”, el partido, el sistema político de gobierno, la conducción de la economía, las formas de propiedad y distribución de la riqueza-, “doctamente” manualizado como “marxismo-leninismo”,  se “inventó” por el estalinismo,  para justificar las desviaciones en que incurrió el proceso revolucionario ruso-soviético. Y luego se intentó imponer como sistema de “regularidades” al resto del movimiento revolucionario.
 
Igualmente, tal “marxismo”, nunca ofreció un modelo de nueva sociedad, pues el mantenimiento del trabajo asalariado y la excesiva estatización, no cambió la esencia del sistema capitalista de explotación y solo lo movió del control privado, al estatal. Para Marx, la nueva sociedad pasaba por la abolición del trabajo asalariado y la extinción del estado.
 
El Ministro de Relaciones Exteriores respondió el mensaje y dijo que el gobierno está dispuesto a escuchar y a intercambiar con el sumo pontífice. Pudo decir otras cosas; pero al menos, se trata de una disposición. El partido-gobierno dispuesto a dialogar con el jefe del imperio que nos bloquea por medio siglo, o con el jefe de la Iglesia Católica de Roma, debería mostrar la misma disposición en relación con otros cubanos con visiones diferentes.
 
Hoy es ampliamente reconocido, incluso por el propio Presidente, que el modelo económico paternalista estatalista y centralizado, engendrado por aquel conjunto de concepciones, debe ser superado; pero los enunciados no pasan de “actualizarlo” y de reconocer la necesidad de una “mayor democracia” al sistema político correspondiente.
 
Y, desgraciadamente, las limitadas y dirigidas discusiones verticales, alentadas desde el partido-gobierno han sido insuficientes para lograr que los cubanos nos hayamos puesto de acuerdo sobre los objetivos a conseguir y el camino a emprender. Algo que reclama la cada vez más compleja situación actual.
 
Siempre que tiene lugar un acontecimiento de estas características, en cualquier país del mundo dónde una parte del pueblo está descontenta –por las razones que sean-, se producen demostraciones en ese sentido. Cuba no está siendo la excepción. Todas las partes deben actuar pacíficamente,   respetarse y  respetar los intereses de los demás.
 
Llamar a la concordia y favorecer el entendimiento no implica desconocer el déficit social, económico y político del modelo presente, en que la disidencia trata de centrar la atención papal.
 
Las peores fuerzas del imperialismo y la reacción, que buscan analogías donde no las hay,  estarían interesadas en que la visita del Papa creara una situación convulsa, para capitalizar en función de sus intereses.
 
Los partidarios del inmovilismo, los que quisieran obstaculizar el inevitable progreso de la socialización y democratización del poder económico y político, tratarán de utilizar la visita para demostrar que todo está bien aquí y nada hay que cambiar. 
 
El partido-gobierno ha pedido que no se politice el evento, algo muy difícil de lograr en un país donde el discurso gubernamental diario y el de sus medios oficiales ha politizado desde la educación y la salud pública, hasta la alimentación, el deporte, la ayuda a los desvalidos y las relaciones laborales, filiales y humanas en general.
 
Mejor, debería aspirar a que transcurra sin incidentes desagradables, omitiendo toda reacción violenta ante eventuales manifestaciones pacíficas y respetuosas diferentes. Con eso demostraría cordura y vocación democrática; aunque desaliente –al mismo tiempo- las que puedan instigar a la violencia  y a la creación de un clima de inestabilidad que ponga en peligro la vida de feligreses y de ciudadanos en general.
 
Los camorristas en las extremas deben ser llamados a capitulo y nadie, dentro ni fuera del gobierno cubano, olvide que éste es el máximo responsable de que la visita transcurra en paz para todos.
 
Ya nos enteraremos, o no, de lo que el Papa trate con los obispos católicos y con el estado. En cualquier caso, esperemos que la madurez política general del pueblo cubano, la disposición mostrada por el gobierno-partido ante la visita papal, junto a la sabiduría acumulada por la Iglesia Católica, contribuyan –de alguna manera- al fortalecimiento de las tendencias que favorezcan los cambios positivos en la presente coyuntura. 
 
La doctrina social de la Iglesia favorece el diálogo, la reconciliación, el respeto a las diferencias, el amor al prójimo, la protección de los desvalidos, la equidad y la justicia social. Todo lo que se haga en esa dirección en Cuba, es positivo.
 
Bienvenido a Cuba, su santidad, el Papa Benedicto XVI.
 
Socialismo por la vida.
La Habana, 25 de marzo de 2012.
 
 
Modificado por última vez en Martes, 27 Marzo 2012 00:34

Comments   

-3 #5 Eduardo Rojas 2012-03-27 15:27
Lo que trascribo a continuación es una grosera mentira de Campos, una calumnia, un extrema deformación de la Verdad.
A partir de algo que jamás ocurrió, pretende justificar la reinstalación del capitalismo en Cuba.
Ya está claro que Campos es el Gorbachov cubano.
Progresivamente, si es que Kaos autoriza a este traidor a seguir publicando, iremos profundizando en detalles.

Si Campos dijera que la suya es una postura socialdemócrata que pretende impedir que los jefes del PCC se roben la propiedad estatal, yo no tendría ningún problema.
Pero el traidor dice que lo suyo es socialismo, con lo cual ataca frontalmente la lucha de los trabajadores por su liberación. Eso obliga a enfrentarlo, mostrar que es el verdadero socialismo y cuales son las diferencias que tiene con el aún traidor Campos. Porque pronto ya no será traidor, sino que un desembozado capitalista, desplegando de los peores anticomunismos.

-

Es verdad: el marxismo, tal y como fue concebido para su aplicación por el socialismo intentado en el siglo XX, nunca respondió a la realidad como demandaba Carlos Marx, sino a intereses de grupos de poder y no ofreció una nueva sociedad alternativa al capitalismo.

Aquel conjunto de dogmas políticos y económicos, -sobre el papel del estado, la “clase obrera”, el partido, el sistema político de gobierno, la conducción de la economía, las formas de propiedad y distribución de la riqueza-, “doctamente” manualizado como “marxismo-leninismo”, se “inventó” por el estalinismo, para justificar las desviaciones en que incurrió el proceso revolucionario ruso-soviético. Y luego se intentó imponer como sistema de “regularidades” al resto del movimiento revolucionario.

Igualmente, tal “marxismo”, nunca ofreció un modelo de nueva sociedad, pues el mantenimiento del trabajo asalariado y la excesiva estatización, no cambió la esencia del sistema capitalista de explotación y solo lo movió del control privado, al estatal. Para Marx, la nueva sociedad pasaba por la abolición del trabajo asalariado y la extinción del estado.
Quote
0 #4 Eduardo Rojas 2012-03-27 05:39
Como el traidor Campos permanentemente insiste en que se le escuche, a continuación trascribo las lecciones que aprendió China del hundimiento de la Urss.

Si atendemos a las lecciones aprendidas por los chinos, el PCC y el gobierno cubano por ningún motivo deben ceder al traidor Campos.

-

http://nodulo.org/ec/2011/n112p15.htm

20 de mayo de 2011

Cuatro lecciones del derrumbe de la Unión Soviética

por Liu Shulin

Una oleada de reformas se diseminó por los estados socialistas en los años 80. Sin embargo, como siempre habrá mayor riesgo de caer cuando se corre que cuando se camina, las reformas en los países socialistas pronto demostraron su vulnerabilidad intrínseca.

Las lecciones derivadas de los errores cometidos por el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) tienen valor para China, que hoy está experimentando su propia reforma.

En primer lugar,
el Partido no debe renunciar a su liderazgo del país durante las reformas. El PCUS, aunque había estado plagado por la corrupción en alto grado, habría podido resucitarse. Pero al calor de la “Glasnost,” el PCUS había perdido su control sobre la intelectualidad, los círculos académicos y la prensa.

En segundo lugar,
la reforma no debe abandonar el principio de la propiedad pública como fundamento económico. La propiedad pública socialista ha determinado la naturaleza del socialismo y garantizado el autosostenimiento de la población. Es también la parte más sustancial del sistema socialista. En tanto se mantenga la posición de la propiedad pública, perdurará la base de los países socialistas, sin importar cómo procedan las reformas.

El 1 de julio de 1991, el Soviet Supremo de la Unión Soviética aprobó una ley de privatización, según la cual las empresas propiedad del gobierno se podrían convertir en empresas colectivas o de accionistas, y podrían ser vendidas o subastadas.

En el mismo mes, el líder soviético Mijaíl Gorbachov escribió a la cumbre del G7 para informarles que durante los primeros dos años del plan, 80 por ciento de las empresas medianas o pequeñas serían vendidas a individuos, tras lo cual se promovió la modalidad de empresas privadas masivas.

La privatización generó la clase privilegiada y produjo la diferenciación de clases en la Unión Soviética, lo que podía conducir solamente a dos resultados: un agudo reajuste del país debido a la transformación sufrida por la política del partido gobernante, o a una sociedad que reaccionara con ira ante la nueva realidad.

En tercer lugar,
la reforma no significa simplemente negar a los líderes anteriores. Nikita Jruschóv denunció a José Stalin en el “discurso secreto” de 1956. Y desde entonces la corriente antiestalinista perduró por varias décadas en la Unión Soviética, y condujo a las consecuencias desastrosas de negar la historia de país, hasta desembocar en la oposición al sistema y las metas del comunismo.

Sin embargo, la mera negación del pasado no ayuda a solucionar el problema. Durante las reformas de los años 80, Gorbachov cambió el rumbo de la Unión Soviética acudiendo a un denominado “nuevo pensamiento.”

¿Cuál era el propósito último de la reforma? ¿Debe la reforma persistir en los principios del socialismo? Al respecto, Gorbachov sólo demostró una ceguera total.

En cuarto lugar,
la reforma no debe descansar en potencias externas. EEUU nunca cambió su meta de intentar la “transformación pacífica” de la Unión Soviética y otros países socialistas. Tomó medidas para aplicar la presión ideológica sobre dichos países, mientras que los líderes de la Unión Soviética que apoyaban las reformas no tomaron ninguna precaución.

Gorbachov se preocupaba de recibir la evaluación y alabanza de EEUU, y sus esfuerzos de promover la Glasnot, Perestroika y una supuesta “autonomía cultural” se encaminaban todos a obtener el apoyo de EEUU.

Por otra parte, se afirma que cuando los militantes de línea dura le propinaron el fallido golpe de estado, en 1991, lo primero que hizo Gorbachov fue llamar a EEUU, y sólo abandonó su arresto domiciliario después de solicitar instrucciones al presidente de EEUU.

Resulta comprensible que mantengamos contactos con los países occidentales bajo la situación de apertura, pero es necesario mantener una mente sobria y tomar precauciones eficaces. (Pueblo en Línea)
Quote
-2 #3 Eduardo Rojas 2012-03-27 05:24
Poco a poco se van aclarando las extrañas cosas que ocurren en los artículos de Campos.

En la medida que transcurren los artículos, son más notorias las diferencias entre los cuatro disidentes que escriben en Kaos.

Atendiendo exclusivamente a la posición política, Campos es el único que sin fallar causa indignación por sostener posiciones contrarias al interés de la clase obrera.
Igualmente, en los métodos que utiliza, indigna que mienta, actúe como demagogo e inclusive intente aprovechar en su beneficio las matrices de opinión creadas por el imperio.

-

Progresivamente he ido identificando que el KKE se ha posicionado como referente de fidelidad al verdadero socialismo, el de Marx. Por eso me decidí a investigar sobre el KKE y, efectivamente el KKE está liderando a los PC en la fidelidad al socialismo de Marx.

Encontré que el KKE ha publicado dos "Colecciones de artículos y contribuciones" con abundantísima información que tomará tiempo ir citando para desenmascarar a Campos
En base a esos antecedentes, se aclara el por qué de la indignación y deja de ser necesario mantener la denuncia artículo por artículo.
Ahora está claro que Campos es un traidor, que sostiene las mismas posiciones que los traidores que denuncia el KKE: los kruschevistas (escisión 1956), los gorbachovistas (escisión 1991), los eurocomunistas (escisión 1968), el actual Partido de la Izquierda Europea (anticomunista)

Libro 1
COLECCIÓN DE ARTÍCULOS SOBRE TEMAS ACTUALES DEL MOVIMIENTO COMUNISTA
Link1
jcb-cochabamba.blogspot.com/2010/11/coleccion-de-articulos-del-kke-partido.html
Link 2
www.forocomunista.com/t8429-libro-articulos-del-kke-sobre-el-mov-comunista-intern-pdf-y-sobre-la-construccion-del-socialismo-en-el-s-xx

Libro 2
TEMAS ACTUALES DEL MOVIMIENTO COMUNISTA
COLECCIÓN DE ARTÍCULOS Y CONTRIBUCIONES
-2-
Link
jcleon.superforos.com/viewtopic.php?t=3511&sid=baba9078d49aaadfa0aac3e2da06a708

-

Campos es muy diferente a los otros disidentes, es el único que se podría calificar de traidor.

Ahora está claro que cuando Campos dice que ha logrado que el PCC acepte alguna de sus proposiciones, es algo muy preocupante. Insinúa debilidad de ideas en el PCC, un acercamiento a los que, históricamente, primero renegaron de principios marxistas y luego terminaron el el bando de la burguesía y el anticomunismo.
A Campos, ni un tantito así, debiera ser la consigna del PCC y el pueblo de Cuba.

No es de extrañar que este artículo de Campos esté en las antípodas, antagonice con aquel de Francotirador.
Quote
+4 #2 Octavio Alberola 2012-03-27 01:12
No, Pedro, la "doctrina social" quizás; pero la Iglesia sólo se ha puesto del lado del "diálogo, la reconciliación, el respeto a las diferencias, el amor al prójimo, la protección de los desvalidos, la equidad y la justicia social", cuando las ciscunstancias la han obligado. No creo que sea necesario recordar la Iglesia en los tiempos del fascismo o cuando Pinochet...
Mira la historia y verás que siempre acaban juntos: Estado, Capital e Iglesia.
Esa es la "dirección" en la que se inscribe el viaje del Papa a Cuba.
¿Cómo puedes, Pedro, decir que eso es positivo? ¿No sabes que la "reconciliación" para ellos es para compartir el Poder? ¿Qué es lo que ganará el pueblo?
Quote
-3 #1 Erazmo 2012-03-27 00:57
en 1998 y 2007 el papa de la pedofilia (juan pablo II, el complotador contra juan pablo I), vino a Cuba y un minuto después de partir olvidado era, ese grotesco polaco protector de depravados como maciel o de violadores de menores como los sacerdotes irlandeses y yanquis, y que en la 2° gm fue un soplón de los nazis era un títere del imperialismo, viajó y hoy nadie lo recuerda como un suntuario u otro artilugio de consumo eso es el papado.

Ahora este atorrante, ex miembro de las juventudes hitlerianas y convenientemente papa, sirve al momento del imperialismo en el mundo pero su poder cada vez más frágil y desprestigiado, Cuba sufre tal cual desde hace 53 años la arremetida imperialista, ahora es la guerra suave al fracasar la violenta y es una buena prueba de fuego, no hay que eludir el enfrentar y ello porque en frente está lo más deleznable e ignorante del lumpen humano, así se plantean las cosas campitos, Cuba es la tierra de humanos libres-demócratas-solidarios y vos soís afortunado sin merecerlo en el basural miamero estariaís debajo de los deshechos que cubren la miseria creciente del yanqui.
Quote

Add comment


Security code
Refresh