kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
16 Mar 2012

Bolivia. Urgente: Asesinan a la concejala Juana Quispe Apaza y la tiran a un río

Escrito por  Kaos. Bolivia
Valora este artículo
(0 votos)
Las organizaciones de mujeres denuncian este femicidio. Juana Quispe era integrante de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Indígenas y Originarias de La Paz Bartolina Sisa, una entidad afín al Movimiento al Socialismo

Feminicidio de la concejala Juana Quispe Apaza en Bolivia

Red ERBOL

Con manifiesto de repudio, rechazo y condena al feminicidio de la concejala Juana Quispe Apaza, del municipio de Ancoraimes, de la provincia Omasuyos del departamento de La Paz, se pronunció el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM). Apaza, además de dirigenta de las mujeres campesinas en la provincia Omasuyos, también fue una de las gestoras del proyecto de Ley Contra el Acoso y Violencia Política que se encuentra en  la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. Las investigaciones de la fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz presumen que el asesinato de la municipalista sería consecuencia de una venganza de orden político. Quispe, elegida como concejala por la agrupación ciudadana FSUTCLP-TK, e interpuso dos recursos de amparo contra todos los concejales y contra el alcalde de Ancoraimes, pues no se le permitía participar en las sesiones, señala CIDEM. Agrega que la justicia declaró procedente el recurso, ante lo que intentó habilitar a su suplente, pero tampoco se le permitió hacerlo, así que presentó un nuevo recurso  que también fue declarado procedente. La jornada nacional de acullico, el 12 de marzo, fue la última actividad pública en la que Juana Quispe Apaza participó, el pasado lunes, y al día siguiente apareció asesinada. Las investigaciones preliminares establecen que la concejala fue estrangulada. Su cadáver ha sido encontrado en inmediaciones del río Orkojahuira, en la ciudad de La Paz. Por tanto, el CIDEM, organización defensora de los derechos humanos de las  mujeres, exigió a las autoridades policiales, fiscalía y operadores de justicia que el asesinato de la concejala no quede en la impunidad.

Agencias

CRIMEN. El cuerpo de la concejal yacía cerca al río Orkojahuira. Como Juana Quispe Apaza, concejal del municipio de Ancoraimes, provincia Omasuyos de La Paz, fue identificada la mujer cuyo cadáver fue encontrado la mañana del martes en inmediaciones del río Orkojahuira.
El mayor Wálter Sossa, jefe de la División Homicidios de la fuerza anticrimen, dijo que es probable que el asesinato de la munícipe sea consecuencia de una venganza de orden político.
Juana Quispe Apaza, elegida por la agrupación ciudadana FSUTCLP-TK, interpuso dos recursos de amparo contra todos los concejales y contra el Alcalde de esa población, pues no se le permitía participar en las sesiones.
La concejal presentó el primer amparo el 5 de agosto de 2010 en contra de todos los concejales denunciando abusos físicos y verbales, además de que no se le permitía el ingreso a las reuniones del órgano deliberante.
La justicia declaró procedente el recurso, ante lo que intentó habilitar a su suplente, pero tampoco se le permitió hacerlo, así que presentó un nuevo recurso, el 14 de octubre de ese año, esta vez contra el Alcalde, que también fue declarado procedente.
Se conoció que ante los vejámenes que sufrió buscó apoyo en las organizaciones que agrupan a las ediles mujeres del país.
La jornada nacional de acullico. La última actividad pública de la malograda concejal fue su participación, el pasado lunes 12, en la jornada nacional de acullico.
Juana Quispe era integrante de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Indígenas y Originarias de La Paz Bartolina Sisa, una entidad afín al Movimiento al Socialismo, aunque no participó como candidata en las filas del oficialismo.
Las investigaciones preliminares de la Policía establecen que la mujer fue estrangulada, presumiblemente con un cinturón de color negro que fue hallado en un punto distinto al que fue abandonado su cadáver.
Se supone que el cuerpo de la infortunada fue arrojado desde la avenida Costanera, que conecta Villa San Antonio Bajo con Villa Armonía, en un barranco de unos 15 metros de altura con la seguridad de que sería arrastrado por el agua del río, cuyo caudal aumentó por las lluvias.
Sin embargo, quedó atrapado a un costado del lecho. Los vecinos de Miraflores denunciaron que una mujer yacía entre las piedras. Bomberos intervino en el lugar desde una gradería ubicada a la altura de la parte posterior del Hospital Obrero, en Miraflores.
La concejal Juana Quispe fue gestora del proyecto de acoso y violencia política de género al haber sufrido vejámenes y problemas en carne propia. El documento se encuentra actualmente en tratamiento por la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que lo pasará al plenario después de revisarlo y analizarlo.

http://eju.tv/2012/03/mujer-asesinada-y-botada-a-un-ro-era-una-concejal/

Este mensaje ha llegado hoy de la feminista dominicana, Yuderkys Espinosa

Qué tristeza me invade el conocimiento de la noticia del asesinato de la hermana Juana! 

A Juana Quispe tuve la oportunidad de conocerla y entrevistarla en Bolivia el año pasado. Una mujer de temple, decidida, de esas a la que tener una voz le costo una vida. Comprometida con sus hermanas y con su pueblo no paró de enfrentar el patriarcado en su versión "original", ni al feminismo en su versión de clase y neocolonialismo. Ella tenía otra fórmula de cómo hacer el cambio de la condición de las mujeres de su clase. Todavía sigo intentando conciliar mis experiencias y mi visión previa del mundo con lo que ella y otras de su mismo origen intentaron enseñarme (yo una hija afro-mestiza de un barrio pobre de Santo Domingo, blanqueada por la educación y la ilusión de llegar a ser alguien a través de ella).

Esta muerte se suma a la de Domitila Barrios ocurrida esta misma semana, esa mujer boliviana, militante, ama de casa, madre, condenada a ser la "esposa de un minero" (como ella misma se nombraba), y que supo decirle a las feministas de mediados de los años 70 la diferencia de clase que separaba a las mujeres. Ante el silencio casi total de nuestro feminismo norcentrado quiero recordarla y hacerla parte de nuestra construcción de genealogía.

Domitila fue, por suerte del destino, la escogida para "representar" a Bolivia en el Foro de "la sociedad civil" ante la Conferencia Internacional de la Mujer del 75, realizada en México. Estando allí, supo enfrentar a la misma Betty Friedman y a las delegaciones feministas de países latinoamericanos presentes que le negaban la palabra propia. Incitada a que abandonara su discurso colectivo y de clase y que hablara de su condición como mujer supo decir ante la tribuna que no había mucha diferencia entre las dos cosas: 
"Muy bien hablemos de nosotras dos. Si me permiten, voy a empezar. Señora, hace una semana que yo la conozco a usted. Cada mañana usted llega con un traje diferente y yo no. Cada día usted llega peinada y maquillada como quien tiene tiempo de pasar por una peluquería bien elegante y puede gastar buena plata en eso; y, sin embargo, yo no. Yo veo que cada tarde usted tiene un chofer esperándola a la salida; y sin embargo, yo no... estoy segura que usted vive en una vivienda bien elegante, en una barrio también elegante ¿no? [...] ahora, señora, dígame: ¿tiene usted algo semejante a mi situación? ¿Tengo yo algo semejante a la situación de usted? Si usted y yo no nos parecemos, si usted y yo somos tan diferentes, nosotras no podemos, en este momento ser iguales, aun como mujeres ¿no le parece?".

Podemos no estar de acuerdo en todo con algunas de sus posturas, como muchas no estamos de acuerdo con las posturas de algunas renombradas feministas locales o del norte... la diferencia, la gran diferencia es que su nombre, sus palabras y su vida apenas nos resuena, a la gran mayoría del feminismo latinoamericano le es indiferente, mostrando el poco valor de su obra y de su lucha para nuestro feminismo blanco, burgués, euronorcéntrico. 

Ay este feminismo que universaliza la experiencia de "las mujeres" (sic) y tan lejos ha estado y está de encarnar aquello que promete... 

La vida de Domitila, como la de Juana apenas valen una tesis de maestría o doctoral de alguna antropóloga feminista bien intencionada; mientras los libros, los números especiales de revistas, las fotocopias y pdf de artículos, investigaciones de tesis, presentaciones, sobre De Beauvoir, Butler, De Lauretis, Preciado, Wittig, Amorós, Lamas, Lagarde, Vargas, Braidotti... se acumulan en los anaqueles de nuestras bibliotecas y de nuestras computadoras portátiles. Mientras éstas últimas son nuestra cita obligada, o la lectura necesaria "para hacerse feminista" o para aprobar una materia de estudios de género, la experiencia y el pensamiento de mujeres como Domitila o Juana, siguen siendo la falta, como mucho el margen o la anécdota, como mucho el testimonio, que aparece de vez en cuando, muy de vez en cuando, para tranquilizarnos la conciencia y justificarnos en nuestra pretensión... para muchas de "nosotras", ellas representan apenas la
 señora que nos limpia la casa o cuida nuestros hijos e hijas (mientras vamos al mitin del 8 de marzo) y que parece que nada tiene para decirnos o enseñarnos.

Sin la intención ya de apelar a esa idea remanida de la "sororidad" entre mujeres - una sororidad que siempre construida entre algunas puesto que siempre fue parte desde el mismo afan universalizador de la experiencia de "las mujeres" obviando las imposibilidades fácticas y materiales de construcción de una unidad basada en el género, no puedo sin embargo dejar pasar estas muertes-asesinatos; material, en un caso; simbólico, en el otro.

En su honor, en su memoria, por siempre!

 
Yuderkys Espinosa Miñoso

feminicidio: asesinaron a la Concejala Juana Quispe de Bolivia

Viernes 16 Marzo 2012

Desde la Red “Por Agendas Locales de Género” nos unimos al repudio, rechazo y condena del asesinato de la concejala Juana Quispe.
Compartimos el Comunicado que nos acercan nuestras compañeras de ACOBOL al respecto:
“La Asociación de Alcaldesas y Concejalas de Bolivia lamenta comunicar el deceso de la que en vida fue concejala por el municipio de Ancoraimes de la provincia Omasuyos del departamento de La Paz la Sra. Juana Quispe Apaza.
La Asociación se solidariza con los familiares y allegados de la víctima quien fue asidua asistente a los diferentes talleres y capacitaciones de ACOBOL, institución que en su momento recibió las quejas y el testimonio de la concejala que fue víctima de acoso y violencia política.
La Sra. Juana, quien en vida manifestó haber sufrido maltratos por parte de los concejales y el Alcalde de su población, presentó dos amparos denunciando  abusos físicos y verbales, y según información proporcionada por la víctima, en reiteradas ocasiones no le permitieron ejercer sus derechos políticos.
Este se convierte en un hecho lamentable que enluta a ACOBOL y sus 9 asociaciones departamentales, y además es un precedente nefasto, debido a que los informes preliminares policiales presentados por la División Homicidios de la fuerza anticrimen, manejarían la hipótesis de que este fue un asesinato por venganza de orden político.
La Concejala fallecida se convertirá en un símbolo de lucha por la no violencia contra las mujeres que ejercen sus derechos políticos, y su muerte no debe quedar impune.
El proyecto de Ley contra el Acoso y Violencia Política en Razón de Género actualmente se encuentra en tratamiento por la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que después deberá pasar al plenario para ser revisado y analizado”.

Modificado por última vez en Viernes, 16 Marzo 2012 18:46

You have no rights to post comments