kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Mar 2012

1936. La derecha que apoyo al Gobierno del Frente Popular

por Eduardo Andradas
Sábado, 17 de Marzo de 2012 02:21
Manuel Portela Valladares Manuel Portela Valladares
El liberalismo clásico español se posiciono en Julio de 1936 con el gobierno de la Republica, primando su sentido democrático y por el de clase. La otra derecha reaccionaria y fascista se lo haría pagar en 1939.

A últimos de 1935 se forma la coalición electoral del Frente Popular en el estado español, que  alberga al Partido Unión Republicana de Diego Martínez Barrio,  considerado ideológicamente liberal-progresista, otro partido en principio en esta unión antifascista es el Partido Nacional Republicano de Felipe Sánchez Román, que abandona la conjunción al entrar en ella el PCE, este grupo  era una organización liberal-conservadora, que agrupaba a pequeños propietarios  y industriales y a profesionales por cuenta ajena. Esta formación se mantuvo leal al gobierno de la republica tras los sucesos golpistas del 18 de Julio y participo en alguno de los gobiernos que se crearon después.

Fuera del republicanismo de centro izquierda o moderado pero progresista, se encuentran tres partidos que apoyaron  y se posicionaron con el ejecutivo del Frente Popular y contra el golpe de estado monárquico-fascista. Primeramente el Partido Centrista, del presidente del gobierno durante Diciembre de 1935 y Febrero de 1936 Manuel Pórtela Valladares, que ya había sido ministro en el último ejecutivo  liberal antes del pronunciamiento militar del General Miguel Primo de Rivera en 1923.  El Partido Progresista Republicano fue el cambio de nombre de Derecha Liberal Republicana, organización política del presidente Alcalá Zamora y por último el Partido Republicano Conservador, escisión del primero dirigida por Miguel Maura y que ya habían apoyado a Manuel Azaña como presidente de la republica en deposición de Alcalá Zamora. De ideología aconfesional es lo que le separaba de otros grupos de la derecha española. A  ellas se deben sumar el Partido Nacionalista Vasco y la Unió Democrática de Catalunya de tendencia socialcristiana.

EL día  24 de Julio de 1936 el presidente del comité Nacional del Partido Progresista Republicano (Partido de Alcalá Zamora), el ex ministro Cirilo del Rio, remite una carta  en nombre de la dirección de la organización al gobierno de José Giral para mostrar adhesión a la legalidad republicana y oponerse al golpe de estado del 18 de Julio. Lo que le valdrá en 1939 ser  depurado por las autoridades fascistas de su carrera profesional como abogado que no podrá volver a ejercer. Lo mismo manifestaría el Partido Centrista y el Partido Republicano Conservador. 

Tanto diputados del Partido Conservador Republicano y del Partido Centrista participaron como grupo  parlamentario  en la sesión del 1 de Octubre de 1936 a modo de  minoría en la cámara.

Varios dirigentes de estos partidos apoyaron activamente al gobierno del Frente popular durante la guerra y otros sufrieron la represión franquista por oponerse pasivamente al golpe de estado del 18 de Julio:

Manuel Pórtela Valladares líder del Partido Centrista, asistió como diputado a las cortes republicanas, como ex presidente del Gobierno en 1935/36 fue la figura de la derecha más representativa en la zona “Roja” y ocupo cargos menores en la administración republicana en 1938. En 1939 tuvo que exiliarse en Francia y es apresado por la Gestapo, la España Franquista quiso su extradición para juzgarle quizás para ponerle el mismo destino que a Lluís Companys.

José Rosado Gil, diputado y que se mantuvo leal en los primeros momentos del golpe de estado al gobierno de Manuel Azaña y que llego asistir a la reunión de las cortes parlamentarias en Valencia el 1 de Octubre de 1936 en nombre del Partido Centrista de Pórtela Valladares. Decidió entrado 1937 marcharse a Francia y de allí semanas más tarde pasar a San Sebastián, a pesar de que escribió una carta justificando su actitud anterior y de posicionarse por escrito  con Franco, fue encarcelado y procesado por “Auxilio a la rebelión”  y condenado a muerte, pena que es rebajada por 20 años de cárcel en Julio de 1938 por las autoridades Fascistas.

José María Álvarez Mendizábal ministro en el gobierno de Pórtela Valladares (Diciembre de 1935-Febrero de 1936) se mantuvo con la legalidad republicana asistiendo a las cortes del 1 de Febrero de 1938. Se presento en el Partido Centrista  en las elecciones de Febrero de 1936 y había pertenecido al Partido Radical Republicano de Alejandro Lerroux.

Rafael Guerra del Rio.  Miembro del Partido Radical Republicano, ex ministro en los gobiernos de su partido con la CEDA, se posiciono con el gobierno del Frente Popular tras el alzamiento fascista del 18 de Julio. Asistió como diputado a las cortes del Gobierno de Juan Negrín,  su presencia en el parlamento fue critica por Dolores Ibarruri. Regreso a España desde el exilio a apoyar a la II Republica el 26 de Septiembre de 1937.

Felipe de Solá Cañizares diputado de la Lliga Regionalista Catalana (Conservador y regionalista), partido que mayoritariamente apoyo la causa Franquista. Felip de Solá asistió a la reunión de las Cortes en Valencia el 1 de  Octubre de 1937.

Miguel Maura  máximo dirigente del Partido Republicano Conservador, también acudió a la sesión de las cortes republicanas del 1 de Octubre de 1937 y apoyo la política de resistencia del Doctor Negrín e intento organizar una oposición republicana y democrática en el exilio Francés.  El golpe de estado le cogió estando en La Granja (Segovia) rápidamente conquistada por los facciosos, pudo escapar hacia Madrid, pero por su ideología derechista (Probadamente  democrática) partidas de milicianos de la CNT le buscaron para detenerle. El ministro Indalecio Prieto decidió enviarle en un avión a Francia y trabajo para la Citroën, donde permaneció hasta el 27 de Septiembre de 1937 que regreso al estado español.  Otro dirigente de ese Partido y diputado por Sevilla, Miguel García Bravo-Ferrer, que no participo en los planes y en el desarrollo del golpe de estado del 18 de Julio. Y a pesar de estar protegido por algunas amistades golpistas y hacer ostentación tardía a favor del alzamiento fascista, fue detenido y encarcelado durante una semana.

José Tomas Rubio Chavarri, perteneció al Partido Progresista Republicano de Alcalá Zamora, pero su cercanía a Pórtela Valladares le aproximo al Partido Centrista.  El golpe de estado lo vive en Jaén, de donde se exilia por precauciones a Francia. Regresa como diputado a la sesión de las cortes del 1 de Octubre de 1937 en Valencia.

Manuel Florenza  y Farre, diputado de la Lliga Regionalista. Miembro de Acción Leridana, se presenta en Febrero de 1936 a las elecciones por el Frente Catalán  de Orden coalición de  Tradicionalistas, Lerrouxistas, Cedistas y Lliguistas. Participo en la sesión de las cortes del 1 de Octubre de 1937 en Valencia donde ocupo su escaño de diputado.

Filiberto Villalobos González. Diputado por el Partido Liberal Demócrata primeramente y por el Partido Centrista en 1936. Detenido en Salamanca por los fascistas fue condenado a dos años de cárcel desde 10 de Agosto de 1936 hasta el 20 de Julio de 1938.

Manuel Becerra Fernández,  ex ministro del gobierno de Portela  Valladares en Diciembre de 1935 se afilio al Partido Centrista, no secundo ni apoyo el alzamiento del 18 de Julio de 1936. Durante la guerra se dedico a escribir sus memorias hasta su muerte en 1940.  Falleció en Madrid en el ostracismo político.

Ramón Fernández Mato, diputado por el Partido Centrista por la provincia de Lugo en 1936, se mantuvo leal al gobierno de la Republica ante el golpe de estado fascista y fue obligado por los franquistas  a exiliarse a Cuba como primer destino de su peregrinar por diversos países de Latinoamérica.

Conclusión

La derecha  española no fascista no es una especie de Gaullismo (Partidarios de De Gaulle) a lo peninsular. Es descendiente del liberalismo  decimonónico y pereció en el exilio tras 1939 como fuerza política. La derecha española perdió su pasado democrático, quedando en ese espectro ideológico el autoritarismo monárquico y el fascismo hispano de José Antonio Primo de Rivera y  el pre totalitarismo del Doctor José María Albiñana. Los sucesivos proyectos políticos en la derecha españolista al final de la dictadura, principalmente Alianza Popular, hoy Partido Popular están desunidos a los conceptos del liberalismo clásico español y entroncan en el absolutismo histórico de Fernando VII y modernizado por Onésimo Redondo,  Ramiro de Ledesma y el General Franco. Si no fuera así habrían condenado el golpe de estado del 18 de Julio de 1936 el cual se levanto también contra el liberalismo legitimista.

Eduardo Andradas

Poeta e Investigador Histórico de la Guerra Civil en la Comarca Norte de Madrid.

Blog del Autor

Ultima modificacion el Sábado, 17 de Marzo de 2012 04:16


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio