kaosenlared

Anuncio
sehansuscrito162  quedan838 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Feb 2012

El terror inevitable

por Carlos Rivero Collado
Viernes, 17 de Febrero de 2012 18:20
El terror de una guerra no aterroriza a esta terrorista, pero sí el alacrán que, según ella, le sigue dando vueltas por la espalda.  El terror de una guerra no aterroriza a esta terrorista, pero sí el alacrán que, según ella, le sigue dando vueltas por la espalda.
La AIEA cambia de actitud hacia Irán para favorecer al Imperio y los sionistas, por lo que un bombardeo a sus reactores nucleares parece inevitable; y Hillary Clinton promueve la ayuda terrorista a los rebeldes sirios apoyados por Al-Qaeda. El Diario de la Historia: Huyó el Sha (1979)

(Nota: algunas personas suelen llamarle OIEA a la AIEA, o sea organización en vez de agencia. Prefiero usar el nombre que le da Naciones Unidas porque siendo un organismo independiente, de hecho actúa como una de sus agencias)

1-. EL TIEMPO Y LA RAZÓN

A mediados de noviembre del 2,001 pronuncié, aquí en Miami, la conferencia Imperio del Terror en la que hacía la historia de las acciones terroristas perpetradas por los jefes yankis desde el Sullivan Raid, en el verano de 1779, unos años antes de que el nuevo imperio se separase del imperio viejo.   

En la última parte de la conferencia, dedicada al 11 de Septiembre del 2,001, acaecido dos meses antes, dije que esos hechos podían haber sido ordenados por los jefes del gobierno imperial con la complicidad directa de Osama bin Laden y otros cabecillas de Al-Qaeda, para “justificar” las guerras genocidas que ya habían decidido perpetrar desde antes.

A partir de fines del 2,001, ha habido muchas evidencias que señalan, más allá de toda duda razonable, que, efectivamente, el 11 de Septiembre fue un autoatentado terrorista concebido por la Casa Blanca y perpetrado por la CIA y la Mossad, y el instrumento de ambas, Al-Qaeda.

El año pasado, el jefe militar del Consejo de Transición de Libia y muchos de los que dirigían la rebelión contra el presidente Gadafi, eran miembros de Al-Qaeda.

Hace tres días, Ayman al-Zawhiri, jefe de Al-Qaeda después de la “muerte” de bin Laden, reconoció que varios jefes de la rebelión contra el presidente Bashir al-Assad, son miembros de Al-Qaeda y anunció que la organización se está uniendo de lleno a la lucha en Siria. Dijo al-Zawhiri en uno de sus tan acostumbrados vídeos que, por supuesto, tuvo la previa aprobación del Imperio:

--Una Siria herida sigue sangrando día tras día y el carnicero Assad no es detenido. La resistencia de nuestro pueblo en Siria está aumentando a pesar de todos los dolores, sacrificios y sangre. Exhortamos a que se deponga a ese régimen canceroso. Exhortamos a los musulmanes de Irak, Jordania, Líbano y Turquía a que respalden a los insurgentes sirios.

Ayer, jueves 16, el terrorista Netanyahu acusó al gobierno de Irán de haberse aliado con Al-Qaeda para perpetrar, en los últimos días, los atentados terroristas contra objetivos israelíes en India, Georgia y Tailandia.

Pero ¿cómo puede Al-Qaeda estar en contra de Assad y en favor de Ahmadineyad? ¡¿A quiénes tratan de confundir estos malditos?! ¿A niños mongólicos?

Sospecho que el tiempo nos ha dado la razón a quienes vimos desde el principio que el 11 de Septiembre tenía las características típicas de un autoatentado yanki y que Al-Qaeda es una organización creada y dirigida por los regímenes terroristas de Israel y Estados Unidos.  

2-. LA MENTIRA Y EL TERROR

Hay que insistir en todo esto: lo más canalla que se ha visto en estos diez años de infamias es lo que el Imperio y sus secuaces están tratando de hacerle a Irán y Siria.

Los imperialistas han acusado a Irán por muchos años de no permitir que la comunidad internacional investigue si está en vías de producir bombas nucleares.

Hace dos semanas, el país le abrió las puertas a varios funcionarios de la AIEA –Agencia Internacional de Energía Atómica: máxima autoridad mundial sobre el uso pacífico de la energía nuclear, con sede en Viena—quienes declararon que las autoridades iraníes los recibieron con los brazos abiertos y tienen el mejor deseo de cooperar.

Ahora el cuadro ha cambiado radicalmente. Los imperialistas, con el apoyo de la “gran” prensa mundial, sionista o vendida al sionismo, sobornan a la AEIA, le hacen cambiar su declaración inicial sobre su visita a Irán, y, entonces, se “filtra” a la prensa mundial que los funcionarios de la AEIA que fueron a Irán ahora están diciendo lo contrario, o sea que el gobierno iraní no les dejó ir a ningún lugar porque quería esconder lo que está haciendo en las plantas nucleares.

Se espera que en la visita que realicen varios funcionarios de la AIEA a Damasco, el próximo miércoles, día 22, den un informe que pudiera ser más duro, o sea más mentiroso, que el que hicieron en noviembre del año pasado en el que dijeron que aunque Irán no está construyendo ahora bombas nucleares, ése es su objetivo en un futuro cercano.

Las consecuencias de todo esto pudieran ser catastróficas, como venimos diciendo desde hace varios meses, porque se ve, claramente, que el régimen de Israel se está preparando para atacar las plantas iraníes de energía atómica, con el beneplácito del Imperio.

Después del anuncio que acaba de hacer el presidente Ahmadineyad sobre los adelantos cientficos, y pacíficos, de estas plantas, no hay manera que su país deje de responder de la forma más violenta a esa injustificada y monstruosa agresión. Y esa forma tiene un solo nombre breve: guerra.  

Es en este escenario crítico cuando algunos jefes militares israelíes declaran que ese bombardeo debe hacerse lo antes posible porque Irán está próximo a construir refugios subterráneos a los que no puedan llegar las bombas de Israel, aunque pueden ser destruidos por las bombas de la aviación yanki, que penetran hasta 200 metros bajo tierra. 

 3-. AHMADINEYAD Y LOS BUENOS JUDÍOS NO-SIONISTAS  

El pasado domingo día 12, en la celebración de Trigésimo Tercer aniversario de la Revolución Iraní, en la Paza Azadi de Teherán, el presidente Mahmoud Ahmadineyad dijo:

--Muchos gobiernos nos han criticado porque no habíamos podido alcanzar la tecnología nuclear, pero esas críticas ya carecen de valor. No sólo ahora tenemos el conocimiento nuclear sino que, además, nuestros físicos son ya capaces de usarlo para nuestras necesidades. En los próximos días, el mundo será testigo de logros importantes de nuestro país en el desarrollo de la tecnología nuclear.  

El Presidente de Irán se refería, por supuesto, al uso pacífico de la energía nuclear.

Los gobiernos de Israel y Estados Unidos no esperaron ni un solo día para decir que Ahmadineyad se refería a bombas nucleares.   

Dos prominentes ciudadanos de Israel, que no tienen nada de sionistas, le han salido al paso a esta reacción guerrerista.  Ephraim Asculai, doctor en Ciencias Atmosféricas, graduado en la Universidad Hebrea de Jerusalén, ya retirado, ha sido uno de los más importantes científicos de Israel en materia de energía nuclear en las últimas décadas. Trabajó varios años en la sede de la AIEA en Viena y, al regresar a Israel, tuvo una participación importante en los tratados internacionales para eliminar o controlar las pruebas nucleares.

Hace unos días, Asculai dijo sobre el programa nuclear iraní todo lo contrario a lo que han venido diciendo los gobiernos Washington y Jerusalén. Entre otras muchas cosas, dijo:

--Yo no creo que Irán use su desarrollo nuclear para fabricar bombas. Lo más probable es que el presidente Ahmadineyad se refiriese, en su discurso, a que su país ha logrado producir placas de combustible nuclear para introducir en el reactor que se halla en el principal centro de investigación nuclear de Teherán. Éste es un gran paso de avance en la tecnología nuclear. Producir estas placas es un desafío técnico muy complicado que le permitirá a Irán producir isótopos médicos para el cuidado de numerosas enfermedades.  

Por supuesto que esta declaración del sensible científico israelí debe haber enfurecido a los esbirros de Netanyahu y prueba que el gobierno sionista está formado por una mafia guerrerista que lo controla todo en ese país…  al igual que Estados Unidos es dominado por otra mafia terrorista cuya zafra es la guerra.          

 --Si la mayor parte del uranio enriquecido al 20%  ha sido usado para producir estas placas --añadió Asculai-- el peligro de que Irán pueda producir armas nucleares disminuye aun más.

En la jerarquía militar también hay voces que disienten de la versión oficial sobre el gobierno de Irán. El brigadier general Uzi Eilam, ex-director general del Ministerio de Defensa israelí, declaró:

--No creo en la necesidad de tomar acción militar contra Irán.

4-. EL GOBERNANTE DE LA PAZ Y LA CIENCIA

La agencia de noticias EFE divulgó antier la siguiente información, de la cual   sacó un solo párrafo:       

 --El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, coloco hoy la primera placa de combustible nuclear de fabricación nacional en el reactor de investigación de uso médico se Teherán. El proceso de producción de las placas y el propio reactor de Teherán están bajo observación de la AIEA, en cumplimiento del Tratado de No-Proliferación Nuclear –TNP- del que Irán es signatario. En la ceremonia se dieron a conocer algunos radio-medicamentos producidos por     el reactor de Teherán que se usan para curar enfermedades contra el cáncer.  

4-. EL ESCENARIO

La mesa está servida y la cena huele a pólvora.

El gobierno de Irán quiere la paz, los regímenes terroristas de Estados Unidos Israel, Inglaterra, Francia y otros quieren, por supuesto, la guerra.  

El gobierno de Siria combate con violencia a una violencia que pudiera ser mucho mayor si las potencias de la OTAN, con el apoyo de Al-Qaeda, hacen en ese país lo que hicieron en Siria.

Rusia mantiene su flota en la base naval de Tartus y ha dicho que no permitirá una agresión imperialista a Siria.

Si el Imperio o los jefes sionistas de Israel bombardean sus bases de investigación nuclear, Irán se verá obligado a ir a la guerra y lo primero que va a hacer es cerrar el Estrecho de Ormuz que se halla junto a sus costas. Si esto sucede, la marina de guerra del Imperio entrará en acción. China, India, Pakistán y otros países no se quedarán fuera de ese conflicto que tanto les perjudica.

La infame prensa vendida y bandida, controlada por judíos sionistas o gentiles más sionistas que esos judíos, arrecia su campaña de mentiras contra esos dos países, diciendo que Al-Qaeda está unida al gobierno de Irán y que los atentados contra objetivos israelíes en varios países es obra de agentes iraníes.
A esto se une la mentira sobre el supuesto atentado al Embajador de Arabia Saudita en Washington y las intrigas contra los gobiernos de Cuba y Venezuela en relación con el sonado caso de la Cónsul venezolana en Miami, que fue expulsada de este país.

Esa propia prensa sionista acusa al gobierno de Siria de cometer crímenes monstruosos, como el asesinato y tortura de niños, lo mismo que dijeron de Gadafi hace un año, de Hussein hace nueve y del Mullah Omar hace diez. Para ello, no presenta ninguna prueba convincente y las que exhibe todas son fabricadas. No sería extraño que el que puso la bomba en Bangkok diga ahora  que el propio Ahmadinejad le dijo que perpetrara el crimen y esa burda patraña sería destacada en la primera página de toda esa falsimedia, a la que prefiero llamar prensa vendida y bandida.

Lo último que hay sobre Siria es lo que acaba de publicar la prensa esta mañana de hoy, viernes: la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba el plan de la Liga Árabe de que el presidente Bashir al-Asad renuncie al poder y salga del país… lo mismo que ha venido diciendo Hillary Clinton desde hace meses.

No hay dudas que cuando las mentiras de la prensa vendida y bandida son abrumadoras pueden confundir a medio mundo y hasta al mundo entero. Es la influencia, buena o mala, de la prensa que, algunas veces, dejar de ser el cuarto poder y se convierte en el primero ☼

HUYÓ  EL  SHA  DE  IRÁN

El Diario de la Historia, El Cairo, 16 de enero de 1979. A las cuatro de la tarde de hoy, hora de Egipto, llegó al aeropuerto de Aswan, el Sha de Irán, Mohammed Reza Pahlevi, en compañía de su esposa y otros miembros de su familia inmediata.

El presidente Anwar L. Sadat lo recibió en la escalerilla del avión, en medio de una ceremonia oficial de 21 cañonazos y toda la otra usual fanfarria que se le brinda a un jefe de Estado.

Se cree que esta noche, el Sha y su comitiva dormirán en el Hotel Oberoi, en la isla Elefantina, en medio del Nilo.

Aunque el Sha no ha abdicado al trono imperial y, al salir del Aeropuerto Mahrabad, declaró que su partida era sólo el inicio de “una vacación extendida”, la opinión general es que se trata de la caída definitiva del último rey de la Dinastía Pahlevi y el fin de la monarquía en Irán –la antigua Persia-- después de dos mil quinientos años de existencia.

Así culmina un año de intensa agitación política, huelgas y sangrientas protestas populares que han dejado un saldo de unas dos mil muertes.

EL VUELO FINAL

Al llegar el Sha al pabellón imperial del Aeropuerto Mahbarad, unos minutos antes de la una de la tarde de hoy, hora de Teherán, decenas de reporteros y camarógrafos llenaban el salón de recepciones. El monarca lucía pálido y ojeroso, como si no hubiese dormido en varios días.

El Sha se detuvo ante los micrófonos y, mientras las cámaras de televisión recogían el momento para difundirlo a todo el mundo, con palabra serena aunque algo apagada, dijo:

--Con el voto de confidencia que hoy le ha dado el Parlamento al gobierno del primer ministro Shahpur Bakhtiar espero que éste pueda reformar el pasado y asegurar el futuro. Este esfuerzo necesita de una gran cooperación y patriotismo por parte de toda la nación. Nuestra economía debe ponerse en marcha otra vez. Debemos planear mejor el futuro. Sólo me queda decir que se mantenga el presente sistema y que siempre se actúe con patriotismo.

Dos soldados de la guardia imperial se lanzaron al suelo, ante el monarca, y le besaron los pies. Los soldados dijeron unas palabras agudas, incoherentes y nerviosas, que nadie entendió.

Los periodistas comenzaron a hacer preguntas en varios idiomas, pero el Sha tomó a su esposa por un brazo, sonrió con profunda tristeza, levantó una mano en señal de despedida, quizás para siempre, y abandonó el salón.

Al llegar a su avión personal, un Boeing 707, azul y plateado, al que le había puesto el nombre de Shamir –Halcón--, se sentó ante los controles de cabina, mientras su piloto le servía de ayudante y la Emperatriz se mantenía de pie, detrás de el, con los brazos sobre sus hombros.

A la 1:24 de la tarde, hora de Teherán, el avión despegó con rumbo al oeste. Treinta y siete años de poder absoluto se desvanecían en el aire con la propia rapidez del avión.   

LOS TENTÁCULOS DEL IMPERIO

Para que se entienda la intensa furia del pueblo que dio al traste con el régimen pro-imperialista del Sha, debemos recordar un crimen perpetrado en Irán por los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra, al que se puede considerar el germen de lo que acaba de suceder.

El 19 de agosto de 1953, el primer ministro Mohammed Mosaddegh, que había sido electo por el pueblo dos años antes, fue destituido por un golpe militar dirigido desde la Casa Blanca y 10 Downing Street por Dwight D. Eisenhower y Winston Churchill y perpetrado por oficiales iraníes que estaban al servicio de la CIA y la Inteligencia británica.

Dos años antes, en 1951, el parlamento iraní había aprobado por unanimidad una propuesta de Mosaddegh para que se nacionalizara el petróleo, que hasta ese momento era explotado por la Anglo-Iranian Oil Company.

Las revueltas causadas por el golpe contra Mossadegh y el regreso al poder absoluto del Sha causaron casi 1,000 muertos. Miles de antimperialistas fueron apresados, torturados y muchos de ellos asesinados por la Savak, la terrible  policía secreta del Sha.

El petróleo regresó a manos extranjeras como consecuencia de aquella asonada y el país se convirtió en una especie de protectorado anglo-yanki. Veintiséis años después llegó la explosión.  

EL PROFETA

Detrás de la suerte final del Sha hay una sombra simbólica, la de Ruhollah Khomeini, el gran Ayatollah de los Shiítas de Irán, que componen más del 90% de la población iraní, quien desde su largo exilio ha sido el líder espiritual de la lucha contra la monarquía y en favor de la república.

--Ésta no es la victoria final, pero sí el prefacio de nuestra victoria –dijo, al enterarse de la noticia, el anciano líder musulmán, en el jardín de su casa de Neauphle-le-Chateau, a 32 kilómetros de París, ante un nutrido grupo de periodistas--.

El ayatollah Khomeini exige la renuncia inmediata del gobierno, el parlamento y el Consejo de la Regencia y ha convocado a la huelga general hasta que esto no se logre.

--Tenemos que reconstruir a nuestro país, destruido por el Sha y los extranjeros –añadió--.

El Ayatollah anunció que en los próximos días habrá de organizar un gobierno provisional que celebre elecciones libres para crear una república islámica que sea neutral en la disputa ideológica que sostienen las grandes potencias del mundo.

--Felicito al heroico pueblo de Irán –dijo, también, el casi octogenario líder--.

Khomeini declaró que casi todos los miembros del Consejo Revolucionario Islámico viven en Irán y sus nombres se conocerán en breve. Negó que fuera a ocupar posición alguna en el nuevo gobierno y ratificó que se mantendrá como líder espiritual del país.

El Ayatollah dijo, además, que las fuerzas armadas de Irán deben rechazar la exigencia norteamericana de que el país destruya equipos militares adquiridos por el Sha, que su gobierno tomará acción legal para que se le devuelvan al país los dineros que la familia imperial ha depositado en bancos extranjeros, y que, aunque se reanuden las clases en los centros educacionales del país, los estudiantes deben seguir protestando contra el actual gobierno ilegal que el Sha ha dejado en el poder para cubrir su fuga.

Al concluir la conferencia de prensa, más de cien iraníes exilados que se habían congregado frente a su modesta vivienda, gritaron:

--¡Que viva Khomeini! ¡Que viva la República Islámica de Irán!

LA VOZ DEL PUEBLO

Media hora después de la partida del Sha, la noticia se supo en toda la vieja ciudad de cinco millones de habitantes, y cientos de miles de personas se lanzaron a las calles, gritando con alborozo:

--Shah raft! (¡Se fue el Sha!)

Un mar humano de gente jubilosa inundó las calles de Teherán. Muchos sonaban las bocinas de los coches y se daban fuertes abrazos y besos en las mejillas, y las mujeres lanzaban flores a los soldados que miraban con asombro toda aquella algarabía.

Hacia el atardecer, mientras el Sha y Sadat se reunían en el lujoso hotel de Elefantina, un jovencito de aspecto muy pobre y barba incipiente corría por la calle Vezel-e-Shirazi, en el centro de Teherán, mientras levantaba un cartelón que decía:

--¡Tronó el Sha! ¡Que truenen también los yankis! ☼

Ultima modificacion el Viernes, 17 de Febrero de 2012 19:30


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre

También te puedes suscribir y ayudar a que tengamos un presupuesto anual estable pinchando en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Suscripción 36 Euros
Suscripción 50 Euros
Más información sobre la suscripción: Aquí


blog comments powered by Disqus
Logueate en la parte de arriba o registrate para comentar.
Anuncio
Anuncio